40 cosas que hacer en Kioto (Japón)

Kioto es una de las ciudades más importantes de Japón. En parte, porque fue la capital del país entre 794 y 1868, cuando el poder se traspasó a Tokio. De hecho, Kioto en japonés significa ciudad capital. Hay muchísimas cosas que hacer en Kioto. Aunque esté llena de templos, su atractivo no acaba ahí. En este post te contamos 40 cosas que hacer en Kioto. Además te dejamos las mejores zonas y hoteles donde alojarse en la ciudad.

Dónde alojarse en Kioto: mejores zonas y hoteles

40 COSAS QUE HACER EN KIOTO

1. Enamorarse del Pabellón Dorado

Una de las visitas imprescindibles que hacer en Tokio es pasear por los jardines del templo Kinkaku-ji, también conocido como Pabellón Dorado. El mote hace honor al material (hojas de oro) que usaron para construir sus dos plantas superiores. Fue construido en 1397 como una villa de descanso, aunque posteriormente se convirtió en un templo zen.

En la actualidad guarda las reliquias del Buda y solo se pueden visitar sus excelentes jardines japoneses. La entrada cuesta 400 yenes (3€ aprox).

que hacer en Kioto
El famoso Pabellón Dorado, una visita imprescindible que hacer en Kioto

2. Encontrar la paz en el templo Ryōan-ji

Muy cerca del Pabellón Dorado se encuentra uno de los templos zen más importantes. Igual que el edificio anterior, está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1994.

Sin embargo, su principal atractivo se encuentra en su jardín, casi único. Construido en 1488, es rectangular y está hecho de arena rastrillada, musgo y algunas rocas un poco más grandes. Pese a que hay muchos turistas, es un placer escuchar el sonido de la naturaleza y disfrutar de unos momentos de relajación. La entrada al templo es de pago y cuesta 500 yenes (4€ aprox).

Curiosidad
Una característica interesante del diseño del jardín es que, lo mires desde donde lo mires, al menos una de las rocas siempre estará oculta.

3. Visitar el templo Ninna-ji

Y si sigues en dirección a Arashiyama, poco antes de llegar te encontrarás con uno de los templos budistas más antiguos de la escuela Shingon en Kioto. El emperador Kōkō ordenó su construcción en el siglo IX para difundir las enseñanzas budistas pero jamás lo vio terminado. Más adelante, un incendio acabó con casi la totalidad de su estructura y lo que hoy apreciamos es una reconstrucción que fecha del siglo XVII, incluida la famosa pagoda.

Apreciar su pagoda de cinco pisos es una de las mejores cosas que hacer en Kioto. Si quieres entrar al templo tendrás que pagar 500 yenes (4€ aprox), aunque el acceso a sus alrededores es gratuito, exceptuando durante el hanami, que cuesta 600 yenes (unos 5€).

que hacer en Kioto
La famosa pagoda del templo Ninnaji

4. Perderse por las bonitas calles de Arashiyama

Una de las zonas con más encanto de Kioto es Arashiyama. Este distrito, se encuentra en el oeste de la ciudad. Además concentra muchos de los atractivos de Kioto. Es una zona tradicional, con un gran contacto con la naturaleza: travesada por el río Oi y rodeada de montañas. Pasear por sus bonitas y animadas calles es una actividad recomendable que hacer en Kioto.

5. Verse rodeado de bambú en el bosque de Arashiyama

Precisamente el bosque de bambú es uno de los atractivos de este distrito. Es una pena que entre todos lo estropeemos, ya que con tanta gente en su interior pierde bastante encanto. Es muy curioso lo resistente que es el bambú. En Hong Kong los andamios están hecho con sus troncos y aguantan edificios enormes.

que hacer en Kioto
Mirar hacia arriba y alucinar con lo alto y fuerte que es el bambú, otra cosa más que hacer en Kioto

6. Cruzar el puente Togetsukyō

Es el más especial de los que cruzan el río Oi. Es especialmente bonito en otoño, cuando las montañas del fondo adquieren el típico aspecto otoñal. Desde allí podrás tener unas vistas magníficas del río, de las montañas, y del distrito de Arashiyama. Un paisaje de cuento.

que hacer en Kioto
Una de las postales del distrito de Arashiyama

7. Pasar un buen rato con los monos en el Arashiyama Monkey Park Iwatayama

Finalmente, la última de las cosas que hacer en Kioto en el distrito de Arashiyama es divertirse con los monos. Lo podrás hacer en el Arashiyama Monkey Park Iwatayama. Llegar hasta el parque cuesta un poquito: tendrás que subir unos 10 minutos por unas cuestas bastante empinadas. Luego, seguro que no te arrepientes. Verás más de un centenar de monos campando a sus anchas y podrás disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad.

La entrada al parque cuesta 550 yenes (unos 4,50€). Este precio no incluye la comida que le quieras dar a los monos. Si te apetece darles algo, en el interior venden cosas aptas para su consumo. Sin duda, una de las actividades más divertidas que hacer en Kioto.

8. Pasar bajo miles de toriis rojos en Fushimi Inari Taisha

Seguramente habrás visto estas puertas rojas en un montón de ocasiones. Son uno de los iconos típicos de Kioto. Se encuentran en el interior del Fushimi Inari-Taisha, el santuario sintoísta más importante de la ciudad. Está a los pies de la montaña sagrada Inari, a la cual podrás subir pasando debajo de las famosas toriis.

En total hay más de 10.000 toriis, que son donaciones de particulares y empresas. Puedes ver el nombre del donante y la fecha de la donación inscrita en la parte posterior de cada puerta. El precio de cada una empieza por 400.000 yenes (3347€ aprox) para una puerta de tamaño pequeño y aumenta a más de un millón de yenes (8500€ aprox) para una puerta grande.

El acceso es gratuito y si quieres hacer todo el recorrido te llevará unas 2-3 horas. También se puede hacer por tramos, ya que hay bastantes bifurcaciones donde la salida está bien indicada.

que hacer en Kioto
Pasear por debajo de estas puertas es, para muchos, la actividad número 1 que hacer en Kioto

9. Entrar en el templo Tōfuku-ji

Este templo zen está ubicado en el sureste de la antigua capital nipona. Como puedes ver, en Kioto tienes templos para dar y regalar. Fue construido en 1236 bajo el clan de los Fujiwara. Lo que más merece la pena es la enorme puerta Sanmon, la puerta zen principal más antigua de Japón, y el puente Tsutenkyo, que tiene unas vistas preciosas.

La entrada cuesta 400 yenes para los jardines y el Hojo (donde vivía el sacerdote jefe) y otros 400 para el puente Tsutenkyo y el edificio Kaisando.

10. Conocer el templo Tō-ji y su increíble pagoda

Este templo budista shingon es conocido, en parte, por su enorme pagoda. Con 54,8 metros de altura, es la torre de madera más alta de Japón. Como la mayoría, este templo también es de pago. Si quieres acceder a su recinto, tendrás que pagar 500 yenes (4€ aprox).

11. Pasear al atardecer por Gion y sus riachuelos

No hay mejor forma de acabar una jornada turística en Kioto que paseando por las calles del Gion. Caminando por allí te remontarás al pasado, y con suerte, te vas a encontrar con alguna geisha. Aunque es bonito todo el día, merece la pena ir al atardecer. Sin duda, una de las actividades imprescindibles que hacer en Kioto.

que hacer en Kioto
Dos japonesas quisieron inmortalizar su experiencia en Gion

12. Cenar en algún restaurante de Pontocho Alley

Y después de un buen paseo hay que culminarlo con una buena comida. Una de las mejores zonas donde cenar y disfrutar del ambiente nocturno de Kioto es Pontocho Alley.

Allí encontrarás multitudes de restaurantes y bares donde llenar tu estómago. Los hay de todos los presupuestos, y si te lo puedes permitir, en verano algunos abren terrazas sobre el río Kamogawa. Una cena romántica allí es algo recomendable que hacer en Kioto. 

9 restaurantes donde comer barato en Kioto

13. Bajar la cena paseando por las orillas del río Kamogawa

Y antes de ir a descansar, no hay nada mejor que reposar la comida andando por el paseo habilitado en las orillas del Kamogawa. Algo bonito que hacer en Kioto bajo la luz de la luna y los farolillos.

que hacer en Kioto
Un paseo a la orilla del río es una de las cosas más románticas que hacer en Kioto

14. Comprar algo en la calle Teramachi, una de las arterias comerciales de Kioto

Aunque parezca que Kioto solo tenga templos, también tiene una zona comercial muy importante. Nosotros te recomendamos que pasees por la calle Teramachi, una galería cubierta donde podrás encontrar tiendas de todo tipo, algunas bastante curiosas.

15. Conocer el Castillo de Nijō, residencia de los Tokugawa

Este castillo es uno de los edificios más emblemáticos de Kioto. Su construcción fue ordenada en 1601 por Tokugawa Ieyasu, fundador del shogunato Tokugawa como residencia en Kioto y también como símbolo de poder. Estos shogunes gobernaron el país durante más de 200 años, y en Kioto, no les faltó una buena residencia gracias a este castillo.

El acceso cuesta 600 yenes para adultos (unos 5€ aprox.).

16.Descubrir el Palacio Imperial de Kioto y sus jardines

No puedes irte de Kioto sin conocer su Palacio Imperial. Allí residió el emperador de Japón hasta el año 1869, cuando la restauración Meiji acabó con el poder de los Tokugawa. Entonces, el poder imperial se traspasó a Tokio. En la actualidad, el emperador todavía reside en la capital del país.

Los jardines del palacio se pueden visitar de forma gratuita y son una de las mejores cosas que hacer en Kioto. Pasear por allí te va a permitir conocer algunos de los edificios más importantes del palacio como el Shishinden, la sala donde se coronaba al emperador.

Curiosidad
Pese a que el poder ya residía en Tokio, este Palacio Imperial todavía conservó algunas funciones. Por ejemplo, los emperadores Taisho y Showa fueron coronados en el palacio de la antigua capital nipona.
que hacer en Kioto
Aunque no haya cerezos en flor, los jardines son impresionantes

17. Visitar los santuarios Kamo

Dos de los santuarios más importantes de Kioto son el Shimogamo y el Kamigamo. Les separan unos 3 kilómetros, que es el recorrido que se hace en procesión para celebrar el festival Aoi Matsuri. Ambos fueron patrocinados por el emperador antes de su traslado a Tokio porque se consideraba que protegían la ciudad y la hacían próspera.

18. Pasear por los jardines del santuario Heian

No todas las visitas que hacer en Kioto son templos milenarios, el santuario Heian es relativamente moderno. Se construyó en el 1895 para celebrar los 1100 años de Kioto como capital del país. De hecho se llama así porque Heian es el antiguo nombre de Kioto. El santuario está dedicado al primer y al último emperador que mandaron en Kioto.

Una gran puerta torii da la bienvenida al santuario, que tiene un jardín muy bonito lleno de cerezos. La entrada es gratuita, pero si quieres visitar el jardín tendrás que pagar 600 yenes (5€ aprox).

19. Reflexionar en el Paseo de los Filósofos

Este es uno de los paseos más agradables que hacer en Kioto. Durante sus poco más de dos kilómetros rodeando un riachuelo, te encontrarás con un escenario de paz y harmonía. En sus alrededores hay templos importantes y tiendas artesanales muy interesantes. Si tienes la suerte de visitar Kioto en el mes de abril, rodeado de cerezos en flor es todavía más bonito.

El nombre va en honor a Kitarō Nishida, un conocido profesor de filosofía que recorría este camino con el objetivo de meditar e inspirarse.

que hacer en Kioto
Caminando por el Paseo de los Filósofos de Kioto

20.Enamorarse de los jardines del Pabellón de Plata (Ginkaku-ji)

Muy cerca del Paseo de los Filósofos puedes visitar un templo con unos jardines excepcionales. El creador del templo Ginkaku-ji lo construyó como casa de retiro en la montaña imitando al Pabellón Dorado. Cuando murió, se convirtió en un templo zen compuesto por varios edificios. Durante la visita no se puede entrar a ningún pabellón, pero visitar los impolutos jardines de arena y su construcción principal sobre el lago son un imprescindible que hacer en Kioto. Además, está en una pequeña colina con vistas a la ciudad. La entrada cuesta 500 yenes (4€ aprox.).

Al contrario de lo que su nombre indica, la construcción no tiene ni un gramo de plata. Se le llama así por su inspiración en el Pabellón Dorado, aunque también se dice que el reflejo de la luna en su fachada oscura le daba una apariencia plateada. Sea como sea, no te dejes impresionar porque, en este caso, la plata vale tanto la pena como el oro 😉

que hacer en Kioto
Los jardines del Pabellón de Plata merecen mucho la pena

21. Encontrar la paz en el templo Hōnen-in

Siguiendo la ruta que marca el Paseo de los Filósofos encontrarás una joyita de templo muy poco frecuentado. Su puerta cubierta de musgo te llevará hacia un pequeño pasillo rodeado de dos montículos de arena que dicen ser purificadores. Un pequeño estanque con su puentecito de piedra completan la preciosa estampa.

El templo se construyó en honor a Honen, el fundador de la rama Jodo del budismo, una de las más populares en Japón. La entrada es gratuita, excepto a su salón principal, donde podrás ver un precioso buda. Sólo está abierto al público la primera quincena de abril y la primera semana de noviembre.

22. Alucinar con la Sanmon Gate, en el templo Nanzen-ji

Con la de templos que hay en Kioto es difícil decidirse por uno, pero el Nanzen-ji destaca por su impresionante puerta. Sin muchas estridencias, es una de las más impresionantes por su tamaño. La puerta Sanmon se construyó en 1628 en honor a los soldados que murieron en el asedio al Castillo de Osaka.

Por 500 yenes puedes subir a su pequeño balcón, desde donde tendrás vistas de la ciudad. No es nada imprescindible que hacer en Kioto, nosotros te recomendamos que te gastes ese dinero en entrar al templo porque te espera una sorpresa…

23. Encontrar un acueducto en un lugar inesperado

No te quedes embobado delante de la puerta Sanmon, crúzala para entrar al templo. No sólo te encontrarás con un templo y sus correspondientes jardines, sino que te sorprenderás con un acueducto. Se construyó durante la época Meiji para transportar el agua del Lago Biwa, el más grande del país, a Kioto.

24. Conocer los colores otoñales más espectaculares en el templo Eikan-dō

Si viajas a Japón en otoño, otra visita imprescindible que hacer en Kioto es el templo Eikan-dō. Está rodeado de vegetación que coge unos tonos anaranjados espectaculares a partir de noviembre. De sus varios edificios destaca especialmente la pagoda, que se alza por encima del resto.

La entrada cuesta 600 yenes (5€ aprox), pero en la temporada de otoño la suben a 1000 yenes (8€ aprox) durante el día. Si vas cuando ya es de noche sigue costando 600 yenes y podrás ver su bonita iluminación especial durante el otoño.

25. Recordar a las víctimas de la II Guerra Mundial

Una enorme estatua de 20 metros de altura con la figura de Avalokiteshvara, representante de la compasión en la religión budista, recuerda a los fallecidos durante la guerra. En su interior hay un memorial y está rodeada de tablillas en honor a los soldados que no volvieron a casa.

La entrada a Ryozen Kannon cuesta 300 yenes (2,50€ aprox) e incluye una varita de incienso para que la coloques en memoria de los fallecidos.

que hacer en Kioto
Una figura imponente para recordar a todas las víctimas de la guerra

26. Pasear por Maruyama Park y alucinar con sus templos 

Es el lugar más concurrido para ver la floración de los cerezos, un equivalente al Ueno Park de Tokio. Por lo tanto, es especialmente bonito en primavera. Pero no te preocupes que está animado durante todo el año, ya que hay muchos puestos de comida callejera de todo tipo. Además, allí tampoco te faltarán templos para ver. Los más populares son Chion-in y el Santuario Yasaka.

27.Curiosear en el mercado Nishiki

Si buscas alimentos frescos, acércate al mercado Nikishi. Es una estrecha calle abarrotada de paradas que venden, en su mayoría, pescado, pero también dulces, platos preparados e incluso utensilios de cocina. Lo más especial es que casi todo son productos de proximidad típicos de Kioto.

que hacer en Kioto
Aunque apenas se cabe, visitar este mercado es una actividad recomendable que hacer en Kioto

28.Ver un desfile de kimonos en el Centro Textil de Nishijinori

Verás un montón de kimonos por las calles de Kioto, incluso puedes alquilar uno y pasearte con él por la ciudad. Si te gusta esta prenda tradicional debes ir al Centro Textil de Nishijin. Allí hacen un desfile de kimonos de 10 minutos cada hora y además puedes ver el proceso de confección.

29.Trasladarse en el tiempo en las calles Ninenzaka y Sannenzaka 

Si buscas la cara más tradicional de Kioto, prueba a conocer estas dos calles. Sus adoquines y fachadas de madera te transportarán al pasado. Allí hay muchísimos locales de artesanía, casas de te y restaurantes. Un bonito lugar para poner un poco de pausa a la visita de los muchos templos que hay que ver en Kioto.

¡Cuidado! No te caigas...
El significado del nombre de estas calles no es demasiado esperanzador. Sannenzaka y Ninenzaka quieren decir, respectivamente, “cuesta de los dos / tres años”. La leyenda dice que te resbalas por sus adoquines morirás en ese tiempo.
que hacer en Kioto
Otra de las calles más transitadas de Kioto, la cuesta Sannenzaka

30. Alucinar con la cantidad de tumbas que hay en el cementerio Higashi Otani

Nunca habíamos visto un cementerio tan grande e impresionante. Antes de entrar al templo Kiyomizu-Dera te encontrarás con miles de tumbas en un ambiente natural espectacular. Además, en las callejuelas que van subiendo hasta el templo hay algunas tiendas muy tradicionales donde venden ramos de flores para que los familiares recuerden a los difuntos. Es muy bonito ver que muchas lápidas tienen flores frescas que dan un poco de color.

31.Tener una panorámica increíble desde el templo Kiyomizu-Dera

Visitar este templo es, sin ninguna duda, un imprescindible que hacer en Kioto. Aunque cuando nosotros lo visitamos, el salón principal estaba en andamios, las panorámicas desde detrás del templo seguían siendo increíbles. El templo se empezó a construir en el año 778, aunque los edificios que hoy podemos apreciar son del siglo XVII. 

Ten en cuenta que...
El salón principal del templo está en restauración y estará cubierto por andamios y telas hasta marzo de 2020. Se puede entrar igualmente, pero es una verdadera pena no poder verlo por fuera.
que hacer en Kioto
El templo Kiyomizu-dera, con Kioto al fondo

32. Fotografiar las famosas estatuas del templo Sanjūsangen-dō

Este templo es conocido por albergar 1001 estatuas de Kannon, la diosa de compasión. Además de eso, su salón principal de 120 metros es la construcción de madera más larga que queda en Japón. Se construyó originalmente en el 1164, pero un incendio lo destruyó un siglo más tarde. La entrada cuesta 600 yenes (4,50€ aprox).

33. Subir a la torre de Kioto

Si quieres contemplar Kioto desde 100 metros de altura, sube a la Kyoto Tower. En realidad esta construcción no es muy querida por los locales, que creen que rompe con la estética tradicional de la ciudad. Su construcción acabó el 1964, un año muy próspero para Japón, ya que también se inauguró en shinkansen y se celebraron los Juegos Olímpicos de Tokio. Desde lo alto de la torre de Kioto tendrás una vista de 360 grados y dicen que, en los días despejados, incluso se llega a ver Osaka. La entrada cuesta 770 yenes (6,50€ aprox).

que hacer en Kioto
La torre de Kioto desde el cementerio Higashi Otani

34. Asistir a una ceremonia del té

El te es algo más que una bebida para los japoneses. Hay diversas tea rooms que hacen tours en inglés donde explican el origen, todos los rituales que hay alrededor y todos los tipos de te que hay. Al final hay que poner en práctica lo aprendido y preparar un te para probarlo.

35. Deleitarse con una tartaleta de queso en Bake

Un local muy dulce en la calle más comercial de Kioto es Bake. Sólo venden mini cheesecakes y helados. ¡Imagínate lo bien que lo hacen para que siempre haya cola! Las tartaletas son pequeñitas y cuestan 216 yenes (1,80€), perfectas para un capricho.

que hacer en Kioto
Estos pastelitos son irresistibles, no olvides probarlos

36. Probar un café 3D en Elk

¡Que viva la comida cuqui! En Japón podrás tomarte un café con un gato sobresaliendo de la espumita de la leche. Elk es una cafetería especializada en hacer este tipo de bebidas, pero también hacen bocadillos y platos sencillos bastante bien de precio. Si necesitas un respiro de todo lo que hay por hacer en Kioto, éste es un buen lugar para parar a coger fuerzas.

37. Disfrutar del enorme templo Nishihongan-ji

Alucinarás con el recinto que ocupa este templo budista a sólo 10 minutos andando desde Kyoto Station. Está en una zona poco transitada, pero vale la pena acercarse. Nishi Hongan-ji es la sede del budismo Jodo en Kioto y está declarado Patrimonio de la Humanidad. La entrada es gratuita.

38. Subir al Monte Kurama

En el pueblo de Kurama podrás aislarte totalmente del mundo. Está en una zona montañosa a menos de una hora del centro de Kioto. Es una de las destinaciones más populares para relajarse por su cercanía con la ciudad. Además, tiene unos baños termales idílicos, rodeados de la vegetación de las montañas. Si te gusta el senderismo, quédate un par de días para descubrir las maravillosas rutas que hay por la zona.

39. Aprovechar para visitar el templo Kurama-dera

Si te animas a visitar Kurama no puedes perderte su mayor atractivo. A una media hora de camino del pueblo está el templo budista Kurama-dera. Se fundó en el siglo VIII en un ambiente privilegiado que aún hoy transmite un absoluto estado de paz. Si subir montañas no es lo tuyo, puedes coger el teleférico para llegar más fácilmente hasta allí.

40. Ir de excursión a Nara

Un viaje a Japón no está completo sin visitar la preciosa ciudad de Nara. Está a poco más de una hora de Kioto y es un lugar perfecto para visitar en un día. Podrás dar de comer a sus ya famosos ciervos y visitar más templos y santuarios preciosos.

Por último, te recomendamos contratar un seguro de viaje antes de viajar a Kioto. Si necesitas asistencia sanitaria tendrás atención en español y no adelantarás ni un yen en médicos. Puedes contratar un seguro para pasar dos semanas en Japón a partir de sólo 50€. Tendrás un 5% de descuento en los seguros de Iati haciendo click en el banner.

4 thoughts on “40 cosas que hacer en Kioto (Japón)

  1. Hola! Muy bien la entrada, muy completa. Lo único apuntar que en el templo Sanjunsagen-do está prohibidisimo hacer fotos, incluso amenazan con registrarte la cámara a la salida si es preciso.
    Un saludo

    1. Hola Maite,

      ¡Muchas gracias por tus palabras y por el apunte! Nosotros ya lo vivimos pero no pensamos en ponerlo en el post, aunque creemos que puede ser útil saberlo antes de viajar. Ahora mismo lo añadimos 😉

      Otro saludo para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *