Luxemburgo

Luxemburgo es el único gran ducado soberano que queda en el planeta. Y un gran ejemplo para mostrar que el tamaño no importa cuando hablamos de riqueza. Pese a ser uno de los países más pequeños del continente, Luxemburgo es muy rico. De hecho, es el segundo país con mayor PIB per cápita solo detrás de Qatar.

Pero al margen de su riqueza económica, el ducado de Luxemburgo también es rico en historia y naturaleza. La capital del país es la ciudad de Luxemburgo, principal destino turístico del país. Sin embargo, creemos que es una equivocación visitar Luxemburgo y no pasar de su ciudad. Es bonita, pero creemos que lo mejor se encuentra en la naturaleza.

En la ciudad de Luxemburgo podrás ver un montón de coches de lujo, edificios de oficinas y también lugares encantadores. Por ejemplo su centro histórico. Allí se concentran los principales atractivos de la capital, como el Palacio Gran Ducal de Luxemburgo o sus múltiples miradores. La ciudad está dividida en dos: la parte baja, conocida como Gründ y la parte alta, donde está el centro histórico.

Hay varios miradores desde donde podrás apreciar la ciudad baja, atravesada por el río Alzette. ¡Es súper pintoresco!

Sin embargo, Luxemburgo es más que su capital. Quizá el monumento más visitado del país es el Castillo de Vianden. Se encuentra al este del país, a unos 45 minutos en coche desde la capital, justo en la frontera con Alemania. ¡El castillo es espectacular! Puedes visitar su interior, aunque también recomendamos apreciarlo desde sus miradores.

Pero sobre todo, lo que mejor puede ofrecer Luxemburgo es su naturaleza. Allí podrás caminar por una de las rutas senderistas más bonitas del continente, la ruta Müllerthal. Pasarás por bosques preciosos, cascadas y algún que otro castillo. ¡Vas a alucinar!

Evidentemente Luxemburgo no es el país más barato del mundo. Pero si tienes un presupuesto ajustado, encontrarás hoteles y restaurantes bien de precio. ¡Especialmente fuera de su capital! Todo en la capital suele ser bastante más caro, así que si vas en coche, quizá tenga sentido dormir en las afueras.

Ten en cuenta que es el primer país del mundo en ofrecer transporte público gratuito. El coche no es necesario, aunque sí recomendable para llegar a los principales atractivos.

¡Qué disfrutes del país!

Botón volver arriba
Cerrar