Corea del Sur

Corea del Sur nos pareció uno de los destinos más interesantes de Asia. ¡Alucinamos con lo tecnológicamente avanzados que están! Es un país relativamente nuevo, puesto que se fundó en 1948 tras la división de las dos Coreas.

Pese a ser un país bastante pequeño por extensión, se ha convertido en una de las economías más potentes del mundo. Pero al margen de su tecnología, descubrir una de las primeras civilizaciones del mundo es un auténtico lujo.

Estar tan cerca de Corea del Norte impone. De hecho, desde la capital del país, Seúl, puedes realizar una excursión a la Zona Desmilitarizada (DMZ). Es muy interesante poder conocer de cerca una de las zonas más conflictivas del siglo XX y toda la historia que hay detrás.

Seúl es el principal destino turístico de Corea del Sur. La ciudad nos encantó. Pese a que su área metropolitana suma más de 24 millones de personas, es una ciudad relativamente tranquila. Lo que más nos gustó de Seúl es que hay muchos espacios donde poder desconectar del bullicio de una ciudad tan grande.

Uno de ellos es el Monte Namsan, que ofrece unas vistas espectaculares de Seúl. Muchos locales van allí para hacer deporte o simplemente para pasar el día. Es realmente bonito.

Y evidentemente sus palacios imperiales. Tendrás que dedicar varios días a conocerlos todos en profundidad. Son enromes (y preciosos).

Pero Seúl no es el único destino atractivo de Corea del Sur. Nosotros hicimos una ruta de 15 días por el país y visitamos la capital, Gyeongju y Busan.

Gyeongju fue la antigua capital. Allí residió el poder del reino de la dinastía Silla, que dominó gran parte de la península de Corea desde el año 57aC hasta el 935. Recomendamos visitarla para descubrir su legado. ¡Es mucho más tranquila que Seúl!

Busan es un destino vacacional muy popular por parte de los locales. ¡Básicamente porque hay playa! Es la segunda ciudad más grande de Corea del Sur y no es tan agradable de visitar. Básicamente porque los atractivos se encuentran muy dispersos y el transporte público no es tan eficiente como en su capital. Aun así, creemos que debes conocerla. Tiene templos preciosos y aunque las playas no son las mejores que hemos visto, resulta interesante.

Pero sin duda la zona más interesante de Busan es el Gamecheon Cultural Village. Es una de las mejores cosas que ver en Corea del Sur. Se trata de un barrio lleno de casas de colores y arte urbano. ¡No te lo puedes perder!

Y el otro gran destino de Corea del Sur es la isla de Jeju. ¡Aunque deberás coger un avión o un barco desde Busan hasta llegar allí! Pero seguro que no te arrepientes. Es una isla paradisiaca con playas preciosas y un montón de naturaleza por explorar.

El transporte en Corea del Sur es muy eficiente. Nosotros siempre nos movimos en autobús, que es una forma ideal para enlazar los principales destinos turísticos y ahorrar.

Respecto a los precios, Corea del Sur no es un país especialmente caro. Ni para dormir ni para comer. Que por cierto, ¡se come de lujo! No puedes marcharte del país sin probar una auténtica barbacoa coreana. ¡Es toda una experiencia!

Si te gusta la marcha, en Corea del Sur vas a encontrar tu paraíso. Los locales son muy alocados y fiesteros, así que seguro que están encantados de bailar contigo en sus clubs.

Botón volver arriba
Cerrar