Eslovaquia

Eslovaquia es un país en el corazón de Europa. Muchas veces queda eclipsado por sus vecinos: República Checa, Austria y Hungría, que reciben más turistas. Pero lo cierto es que Eslovaquia está olvidada injustamente, porque tiene muchos lugares realmente bonitos. De hecho, el país es bastante grande. Se tarda unas 5 horas en coche en ir de una punta a la otra, aunque la zona más visitada es el oeste del país por la proximidad con otras zonas turísticas. Si quieres conocer Eslovaquia al completo, te recomendamos dedicarle como mínimo una semana.

La capital de Eslovaquia, Bratislava tiene una ubicación estratégica entre Viena y Budapest. Por eso, hay muchísimos turistas que la visitan en un día desde cualquiera de estas dos ciudades. Te contamos opciones de transporte público y te proponemos los mejores tours en español para conocer la ciudad más importante del país. El castillo de Bratislava vigila las bonitas calles de su casco histórico desde lo alto de una colina.

Más allá de la capital, hay muchos otros sitios bonitos que ver en Eslovaquia. La cordillera del Alto Tatra, al norte del país, es uno de los lugares más bellos de Europa para disfrutar de la montaña y hacer turismo de aventura. Tiene picos por encima de los 2000 metros y muchísimos senderos para adentrarse en plena naturaleza.

En esta guía para viajar a Eslovaquia por libre encontrarás información turística y consejos útiles. Descubre todos los lugares imprescindibles que ver en Eslovaquia, cosas que hacer, tradiciones, comidas y bebidas típicas, la historia y un montón de curiosidades del país.

Botón volver arriba
Cerrar