Andorra

Andorra es conocido como el país de los Pirineos. A solo 2:30h en coche de Barcelona, es un destino turístico muy popular. Especialmente para los amantes de la naturaleza y los deportes de invierno. Y es que Andorra cuenta con algunas de las mejores pistas para esquiar de todo el continente. ¿Qué se podría esperar de un país rodeado de montañas?

Es uno de los países más pequeños de Europa con apenas 76000 habitantes. ¡Incluso carece de ejército!

Andorra la Vella es la capital de este pequeño estado. Situada a 1022 metros de altitud sobre el nivel del mar, es la capital más alta del continente. Así que es un auténtico lujo pasear por sus avenidas comerciales, rodeadas de montañas y respirando ese aire fresco de la montaña.

La capital es un paraíso comercial para muchos. Gracias a sus bajos impuestos, la ciudad atrae a muchos españoles y franceses a comprar. Por eso abundan las galerías y centros comerciales. La avenida principal es Meritxell, un auténtico lujo para los amantes de las compras.

Pero como hemos dicho, lo mejor de Andorra no son sus centros comerciales, sino su privilegiada ubicación. Andorra recibe turistas durante todo el año, tanto en invierno como en verano. En los meses más fríos, es un destino muy importante de esquí. En Andorra hay varias pistas, pero la más conocida es Grandvalira. Tiene 210 kilómetros de pistas esquiables, convirtiéndose en la estación de esquí más grande del sur de Europa.

Pero si no hay nieve, tampoco se acaba la fiesta. En Andorra hay un montón de rutas senderistas que te permitirán conocer la naturaleza en su máximo esplendor. El Valle del Madrid-Pedrafita-Claror es quizá el sitio idílico para caminar. Es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y hay un montón de rutas de todos los niveles para disfrutar del entorno.

Si te van los retos, puedes aventurarte a subir el Comapedrosa. Con 2942, es la cima más alta de Andorra. La ruta tiene algo más de 15 kilómetros y casi 2000 metros de desnivel. ¡Pero las vistas son preciosas!

Andorra también tiene pueblos pintorescos como Ordino, donde parece que el tiempo no haya pasado. Nosotros nos quedaríamos toda la vida paseando por sus calles empedradas y comiendo en sus restaurantes tradicionales. ¡En Andorra también se come de lujo!

Y si buscas unas vacaciones relajantes, te recomendamos ir a Caldea, el centro termal más grande de Europa. Así que como puedes ver, en Andorra puedes disfrutar aunque no haya nieve.

Alojarse en Andorra no es para nada caro. Hay muchísimo turismo y el país está muy preparado para acogerlos. Así que no te faltarán hoteles donde dormir en Andorra. Sin duda, ¡un destino especial!

Botón volver arriba
Cerrar