Islas Cook

Las Islas Cook son un archipiélago paradisiaco de 15 pequeñas islas en el Pacífico Sur. Si buscas una luna de miel de ensueño o unas vacaciones inolvidables, ir a las Islas Cook no te defraudará.

Es un complemento bastante común a un viaje a Nueva Zelanda. Se encuentran a unas 4 horas en avión desde Auckland y hay vuelos regulares con varias compañías.

Visitar las Islas Cook es una experiencia única, ya que puedes disfrutar de una combinación perfecta de playas y cultura local. La cultura de los países de Polinesia es muy interesante, así como su arte.

Rarotonga es la isla principal del país y Avarua su capital. La mayoría de turistas se quedan en esta isla, que tiene algunas de las mejores playas del país, aunque también es cierto que algunos también visitan Aitutaki, que es todavía más bonita.

Uno de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta antes de visitar a las Islas Cook son los tifones. Cada año, en esa parte del Pacífico son muy comunes y eventualmente causan daños gravísimos. La época de tifones en las Islas Cook es de noviembre a marzo, que coincide con la temporada alta en Nueva Zelanda.

El turismo es muy importante en las Islas Cook. De hecho es su principal fuente de ingresos, ya que el país es víctima de su aislamiento, igual que muchas otras naciones del Pacífico Sur. Por ese motivo, muchos locales decidieron emigrar a otros países vecinos como Australia o Nueva Zelanda, ya que es bastante difícil conseguir trabajo en las islas al margen del turismo. Y al mismo tiempo estás expuesto a desastres naturales, que lamentablemente son frecuentes en la zona.

Casi toda su población vive en Rarotonga, ya que en las otras islas es bastante complicado ganarse la vida.

Si quieres visitar Polinesia, ir a las Islas Cook es una fantástica opción. No es un destino económico, pero los precios no son tan prohibitivos como en otros destinos como Bora Bora: los hoteles son más baratos y hay vuelos relativamente económicos desde Nueva Zelanda.

¡El paraíso tiene nombre!

Botón volver arriba
Cerrar