Suiza

Suiza es uno de los países más bonitos del planeta. ¡Y también uno de los más ricos! Pero no solo a nivel económico. La riqueza natural y paisajística del país helvético es indescriptible. Si te gusta la naturaleza, hay pocos países mejores que Suiza para visitar.

Las ciudades suizas no están mal, aunque evidentemente no son su punto fuerte. Al estar en el corazón de Europa, en el país hay una fuerte mezcla cultural. Y eso se puede ver fácilmente en los idiomas. Suiza tiene cuatro idiomas oficiales: el francés, el alemán, el italiano y el romanche.

El país está dividido en cantones y entre ellos hay muchas diferencias. De hecho, en cada cantón solo un idioma nacional es oficial. El alemán es el más hablado, seguido del francés y del italiano. Así que nacer en Suiza es una suerte, ¡ya que puedes aprender un montón de idiomas!

Zúrich es su ciudad más grande, aunque Berna es la capital. Y también, la ciudad que más nos gustó. Es muy pintoresca y su pasado medieval todavía sigue muy presente en la ciudad. Ginebra es otro gran destino turístico, especialmente porque se encuentra justo al lado de la frontera francesa. Pero lo más curioso es que pese a estar en el mismo país, entre Zúrich y Ginebra hay un montón de diferencias. No solo en la arquitectura, también en la comida y en otros aspectos, ya que están influenciadas por dos culturas muy diferentes.

Pero lo mejor de Suiza está lejos de las ciudades. El país es mundialmente conocido por sus montañas, lagos y rutas senderistas. Zermatt es un gran destino turístico. Este pueblo se encuentra a los pies del Matterhorn, una de las montañas más emblemáticas del mundo. Desde allí podrás hacer un montón de rutas senderistas panorámicas ¡e incluso subirlo!

Sin embargo, el mejor sitio para disfrutar de la naturaleza es Interlaken. Esta pequeña ciudad, ubicada entre dos lagos, se encuentra en pleno centro de Suiza. Y desde allí podrás hacer un montón de excursiones increíbles. Una de las más conocidas es el Jungfraujoch, la cima ferroviaria más alta de Europa. Aunque tampoco puedes olvidarte de visitar el lago Oeschinen o Blausee, dos de los más bonitos de Suiza. ¡En Interlaken no te vas a aburrir!

Suiza es un destino con mayúsculas. Tanto si buscas una escapada de fin de semana a alguna de sus ciudades o te apetece hacer una ruta por el país. En este caso, la mejor opción es moverse en tren con el Swiss TravelPass, que también ofrece descuentos en funiculares y otros transportes de montaña. ¡Y así contaminas menos sus paisajes!

¡El país es caro, pero merece la pena cada franco invertido! Esperamos que disfrutes mucho de Suiza y sus paisajes, te vas a sentir como en un episodio de Heidi.

Botón volver arriba
Cerrar