Zúrich

Zúrich es la ciudad más grande e importante de Suiza. Es su principal centro económico y cultural del país, aunque no político, ya que la capital del país se encuentra en Berna.

En Zúrich hay sedes de bancos y empresas muy importantes, que explican que hoy la ciudad sea el motor económico de Suiza. A nivel turístico, Zúrich también ofrece bastantes atractivos, suficientes como para considerarla una parada imprescindible en casi cualquier ruta por Suiza. Muy probablemente volarás a su aeropuerto, el más grande e importante del país, así que es un buen punto para empezar o acabar.

El Altstadt de Zúrich es su principal atractivo. Al estar muy cerca de la frontera con Alemania, tiene bastante influencia del país germánico. Y esto se ve muy fácilmente con el idioma: en Zúrich se habla alemán, aunque también es fácil verlo en su gastronomía, arquitectura y en otros ámbitos.

Pero Zúrich también es un gran centro cultural. De hecho, en su centro histórico se encuentra el famoso Cabaret Voltaire, el local donde empezó el dadaísmo. Además hay varios museos interesantes como el Museo Nacional o el de Arte Contemporáneo. ¡Incluso hay uno muy chulo de la FIFA! Su Ópera también es muy famosa a nivel europeo y alberga espectáculos de primer nivel.

Una de las zonas más interesantes de la ciudad es su Distrito 5. A principios de siglo era una zona industrial abandonada pero ahora la han convertido en un barrio muy cool. Los almacenes se han transformado en tiendas alternativas y cafeterías. Sin duda, un barrio diferente y auténtico.

¡Pero no te limites a conocer solo Zúrich! Si tienes varios días en la ciudad puedes aprovechar para visitar el Lago Constanza o las espectaculares Cataratas del Rin, las más poderosas de Europa. Es increíble observar la fuerza del agua.

Si quieres ver un buen atardecer en Zúrich te recomendamos subir a la plaza Lindenhof. Desde allí tendrás una panorámica inmejorable de su centro histórico.

Zúrich es una de las ciudades con mejor calidad de vida del mundo. Pero no todos se pueden permitir vivir en la ciudad, ya que el coste de vida es muy elevado, especialmente si no trabajas allí. Alojarse en Zúrich es bastante caro, sobre todo si buscas un hotel céntrico. Así que si quieres ahorrar, nuestro consejo es que mires en zonas un poco apartadas del centro. La ciudad está muy bien comunicada en transporte público, como no podía ser de otra manera, y también es muy agradable para caminar.

Y evidentemente, no te olvides de pasear por la orilla del lago Zúrich mientras escuchas música en directo.

Botón volver arriba
Cerrar