Montenegro

Montenegro es uno de los países más nuevos de Europa. Consiguió su independencia en 2006 tras un referéndum que vino desencadenado por el proceso de disolución de la antigua Yugoslavia. Esta joya ubicada en los Balcanes tiene sitios interesantísimos que no te puedes perder. Aunque tampoco podemos negar su realidad: es uno de los países más pobres del continente, aunque gracias al turismo, la situación está cambiando.

El lugar más visitado de Montenegro es Kotor y su bahía. Es un pequeño pueblo, pero muy turístico, ubicado en uno de los extremos de las Bocas de Kotor. Se trata de una pequeña bahía rodeada de acantilados, muy parecida a un fiordo. De hecho, muchos dicen que se trata del fiordo más septentrional de Europa. Desde la Fortaleza de San Juan tendrás unas vistas increíbles de la ciudad y de la bahía.

Toda la costa adriática de Montenegro es preciosa. Y no solo Kotor merece la pena. Otra parada imprescindible en tu ruta por Montenegro debería ser Perast. Se encuentra cerca de Kotor (y de Dubrovnik) así que si planeas una visita a la ciudad croata, puedes cruzar la frontera para conocer Perast. La llaman la Venecia de Montenegro por el gran legado que dejaron los venecianos en su período de dominación.

Budva es otro de los grandes destinos turísticos de Montenegro, especialmente en verano. Muchos locales y turistas se acercan cada año a Budva para disfrutar de sus playas y su ambiente veraniego. Muy cerca de la ciudad podrás visitar Sveti Stefan, uno de los iconos de Montenegro.

Se trata de una isla privada que alberga un hotel que cuesta más de 800€ por noche. Aun así, es muy curiosa y merece la pena acercarse para verla desde la parte superior. ¡No todo el mundo puede permitirse dormir en su interior!

Podgorica es la capital de Montenegro, aunque a nivel turístico tiene poco que ofrecer. Si buscas unas vacaciones llenas de naturaleza, no te puedes perder el Parque Nacional de Durmitor. ¡Es espectacular! Senderos, lagos, cuevas de origen glaciar y bosques de pinos negros son algunos de los atractivos del parque.

En fin, Montenegro es un país muy interesante para descubrir en una semana. ¡No te lo pierdas!

Botón volver arriba
Cerrar