China

China es uno de los grandes destinos turísticos a nivel mundial. Hay ciudadanos chinos por todo el mundo y la influencia de este gigante se ha dejado notar en muchos países a lo largo de estos últimos años. La mayoría de productos que utilizamos se fabrican allí. Así que descubrir sus principales ciudades y, sobre todo, su cultura, es algo muy recomendable.

El gigante asiático no es un destino cualquiera. Primero por sus dimensiones. Es el tercer país más grande del mundo por extensión y el más poblado. Lo primero no dificulta demasiado el turismo. China está muy bien comunicada tanto en tren como en avión. Así que pese a que las distancias son grandes, los trayectos son rápidos y muy cómodos. Sin embargo, el apartado de la población ya es más molesto para los turistas. Nosotros creemos que uno no es consciente de lo poblado que es el país hasta que lo visita. ¡Es increíble! Incluso si sales a la calle a las 6 de la mañana hay gente. Uno de los mejores consejos para viajar a China es mentalizarse para saber lidiar con las multitudes. Además los chinos no son nada discretos, así que deberás tener mucha paciencia.

Otro aspecto delicado es el internet. El gobierno chino tiene aplicada una censura a un montón de webs y aplicaciones occidentales. De este modo vas a necesitar un VPN para conectarte a internet en China. Aun así, es un dolor de cabeza.

Pero pese a estos aspectos negativos, China es un destino vibrante. Nosotros hicimos una ruta por China en 30 días y alucinamos con la de sitios bonitos que tiene el país. En términos generales, con la excepción de Shanghái, las ciudades chinas nos decepcionaron bastante. Hay tantas multitudes que resulta muy complicado poderlas disfrutar.

La Gran Muralla China nos dejó sin palabras. No es una de las 7 maravillas del mundo moderno por casualidad. Ir a la Gran Muralla China desde Pekín es fácil. Nosotros escogimos el tramo de Jinshanling y vimos el atardecer desde allí. ¡Fue una experiencia increíble!

Sin embargo, lo que más nos gustó de China fue la provincia de Yunnan. Especialmente Lijiang y alrededores. Allí sientes un contacto más directo con la cultura china, básicamente porque estás más tranquilo. Y sobre todo, el entorno natural, rodeado de montañas, es increíble.

China es un país enorme. Y según nuestra experiencia, lo peor que puedes hacer es pasar la mayor parte del tiempo en las ciudades. No es el país más limpio que hemos visitado, ni tampoco el más tranquilo. Pero sí uno de los más espectaculares e interesantes. ¡No te lo pierdas!

Botón volver arriba
Cerrar