Hong Kong

Hong Kong es la ciudad más visitada de Asia. Junto a Macao, es una de las dos regiones administrativas especiales de China. Y eso se nota muchísimo al visitarla. A diferencia de las grandes ciudades del gigante asiático, hay una gran influencia occidental, especialmente británica. Porque hay que tener en cuenta que la ciudad fue una colonia británica hasta 1997.

Nuestro rincón favorito es el Victoria Peak. Con 552 metros de altura es la cumbre más alta de Hong Kong. Puedes acceder en teleférico o caminando. Si estás en forma, el camino es exigente pero muy bonito. Cuando llegues arriba y abras los ojos, ya no te acordarás de la fatiga. ¡Las vistas son preciosas!

En Hong Kong hay dos partes muy diferenciadas: Kowloon, en la parte continental y la Isla de Hong Kong. En la primera predominan los mercados y centros comerciales, mientras que en la isla es donde se encuentra la zona financiera de la ciudad y los rascacielos más emblemáticos.

Pero una de las cosas que más nos sorprendió de Hong Kong es que tienes muchas posibilidades de escapar de esa jungla de cemento. Y no solo para ir al Victoria Peak. La ciudad se encuentra rodeada de naturaleza y un buen ejemplo es escaparse a la isla de Lantau.

Allí podrás visitar el pueblo de Ngong Ping, donde está el enorme Buda de Tian Tan. ¡Impone con sus 34 metros de altura! Y luego puedes visitar el pueblo pescador de Tai O. Sin duda, observarás un contraste enorme con la modernidad de Hong Kong. Si no vas a entrar a la República Popular China, ir a Tai O es una excelente idea porque tendrás una referencia de cómo son sus pueblos tradicionales.

Y no podemos hablar de la ciudad sin mencionar sus mercados. Lo que no encuentres allí no lo vas a encontrar en ningún otro sitio. Los mercados más famosos son Ladies Market y Temple Street Market. ¡Un paraíso para los amantes de las compras!

Alojarse en Hong Kong no es para nada económico. Los precios son muy diferentes a los que te encontrarás en la China continental.

Y si tienes varios días, puedes plantearte visitar Macao. Ir de Hong Kong a Macao es fácil y merece la pena. No por sus casinos, sino por su pasado portugués. ¡Macao es un destino peculiar!

Botón volver arriba
Cerrar