Malasia

Malasia es un destino muy completo. Está ubicado en el Sudeste Asiático y ofrece un montón de atractivos: desde ciudades de primer nivel como su capital, Kuala Lumpur, hasta parques nacionales que te quitarán el hipo. ¡Sin olvidarnos de sus playas paradisiacas!

Kuala Lumpur es su principal centro turístico, político y económico. Se trata de una ciudad muy moderna, con mucho que ver. Aunque como en la mayoría de grandes ciudades asiáticas, cuesta mucho visitar los sities a pie, ya que están pensadas para los coches.

El principal icono de Kuala Lumpur son las Torres Petronas. Fueron los edificios más altos del mundo desde su construcción en 1998 hasta 2003. Puedes subir a su mirador y conocer Kuala Lumpur desde las alturas.

Creemos que su capital resume muy bien el carácter multicultural de Malasia. En este país encontrarás una gran mezcla de culturas, especialmente con mucha influencia china e india.

En general, Malasia es un destino económico y preparado para el turismo. Por lo que resulta muy fácil ir de un lado a otro explorando su territorio. Uno de los sitios más importantes que ver en Malasia es la isla de Penang. Allí podrás visitar el templo budista más grande del Sudeste Asiático, entre otras cosas. Como Georgetown, la ciudad más visitada de la isla y que tiene preciosos edificios de la época colonial británica.

No hay que olvidar que Malasia es un país relativamente nuevo. Durante siglos, hubo muchos colonias europeas, así que la influencia occidental en el país es notable. Especialmente en la arquitectura. Uno de los mejores sitios para observarlo es la ciudad de Malacca.

En su día fue colonizada por portugueses, holandeses y británicos. Y la huella de todas estas influencias se puede ver paseando por sus calles.

Pero creemos que lo mejor de Malasia no son sus ciudades, sino la naturaleza y sus playas. Si buscas unas vacaciones de relax, hay pocos sitios mejores que las Islas Perenthian. Es un pequeño archipiélago con playas de arena blanca y aguas cristalinas. ¡No querrás volver de allí!

Y sino siempre puedes ir al salvaje archipiélago de Langkawi. Allí también hay playas bonitas, aunque lo que mejor puede ofrecer son las actividades al aire libre para disfrutar de sus bosques tropicales. Si tienes suerte, podrás ver un montón de animales exóticos en libertad.

Lo cierto es que el país cuenta con un gran número de parques nacionales y reservas biológicas. Dos de las mejores están en la isla de Borneo: el de Gunung Mulu y el de Kinabalu. Y en la misma isla también podrás visitar el Parque Nacional de Bako, donde viven un montón de monon narigudos, uno de los animales más característicos de Malasia.

Si buscas unas vacaciones completas, ¡en Malasia no te vas a aburrir!

Botón volver arriba
Cerrar