Macao

Macao es, junto a Hong Kong, una de las dos regiones administrativas especiales de la República Popular China. Es un destino peculiar. De hecho, fue la última colonia en Asia. Estuvo administrada por el Imperio portugués desde el siglo XVI hasta 1999.

Por eso, tras casi dos décadas conserva muchas cosas de los portugueses, especialmente en la arquitectura. Como curiosidad, el portugués es junto al cantonés uno de los dos idiomas oficiales de Macao. Sin embargo, nosotros no vimos ni un solo portugués en Macao.

Es la región más densamente poblada del mundo. Y aunque fue administrada por los portugueses hasta finales del siglo XX, un 98% de su población son chinos.

Las Ruinas de la Catedral de San Pablo son el principal icono de la ciudad. En 1835 un incendio acabó con casi toda su estructura y solo dejó la fachada de 27 metros que hoy podemos fotografiar.

No te faltarán cosas que hacer en Macao, aunque algunas de las más populares estén relacionadas con el juego. Macao es conocida como
Las Vegas de Oriente por su gran número de casinos. De hecho, se convirtió en el centro de juego más grande del mundo.

En la región hay algunos hoteles que también están en Las Vegas. Un ejemplo es The Venetian, que recrea los canales de Venecia. ¡Es muy bonito! Sin embargo, nosotros no recomendamos visitar Macao para conocer esta parte, sino la más histórica.

En su centro histórico podrás visitar algunos templos interesantes como el de A-Má o la preciosa Casa del Mandarín, una recreación de una mansión china del siglo XIX.

Nosotros recomendamos alojarse en Macao una o dos noches para conocer sus imprescindibles. Ir de Hong Kong a Macao es fácil y rápido. El ferry es la opción más popular y solo dura 55 minutos.

Macao es una excursión imprescindible en tu visita a Hong Kong. ¡No te la pierdas!

Botón volver arriba
Cerrar