Ottawa

Ottawa es la capital de Canadá. ¿Quién no ha fallado la típica pregunta en el instituto sobre la capital del país? Es muy fácil pensar que es Toronto o incluso Vancouver, pero la realidad es que Ottawa es el centro político de Canadá. Allí se encuentra el precioso edificio del Parlamento canadiense, el monumento más destacado que ver en Ottawa.

Pero no es la capital de Canadá por casualidad. La reina Victoria escogió esta ciudad por estar ubicada en un territorio neutral a la vista de las comunidades de habla inglesa y francesa.

Se encuentra a medio camino entre Toronto y Montreal, las dos ciudades más importantes de Canadá. Por ese motivo, suele ser una parada bastante común para aquellos turistas que viajan hacia la preciosa provincia de Québec, una de las más bonitas de Canadá.

Al margen de la fama que le otorga ser la capital de Canadá, Ottawa no tiene demasiados atractivos. No es una ciudad fea, pero tampoco viajaríamos a propósito para conocerla. Aunque no te faltarán cosas que hacer en Ottawa, creemos que pasar un día allí es más que suficiente para conocer sus imprescindibles.

La zona más bonita de la ciudad se encuentra en los alrededores del Parlamento. El edificio es precioso, especialmente si lo visitas desde el famoso Nepean Point. Desde allí podrás disfrutar de unas vistas preciosas del Parlamento y del Río Ottawa.

En la capital de Canadá hay varios museos interesantes como la Galería Nacional o el Museo Canadiense de la Natura. Ambas visitas son recomendables por si tienes pensado pasar varios días en la ciudad.

Ottawa se puede ver fácilmente en un día. Aunque si tienes pensado llegar desde Toronto y luego partir hacia Montreal, los traslados te llevarán bastante tiempo. Así que creemos que lo más inteligente es alojarse en Ottawa como mínimo una noche para visitarla con calma.

Como en todas las capitales, Ottawa es hogar de embajadas, edificios gubernamentales y también muchos memoriales. Uno de los más famosos es el National War Memorial. Rinde honor a todos los canadienses que perdieron sus vidas defendiendo a su patria.

Ottawa no es la ciudad más bonita de Canadá, pero no está de más conocer la capital.

Botón volver arriba
Cerrar