Buda Tian Tan: excursión al Buda Gigante desde Hong Kong

Hong Kong es una ciudad con mucho que ofrecer, pero alejarte del bullicio para conocer su cara más tradicional es una excelente idea. Te proponemos una excursión de medio día al Buda Tian Tan, también conocido como Buda Gigante. Justo al lado está el monasterio Po Lin, también muy recomendable. El pequeño pueblo de Ngong Ping tiene la suerte de acoger estos dos atractivos. Te contamos cómo llegar hasta Ngong Ping y qué significado tienen los monumentos.

Una idea estupenda para complementar la visita a Ngong Ping es descubrir la villa pesquera de Tai O el mismo día. Su estilo de vida tradicional choca mucho con las bulliciosas calles de Hong Kong.

25 cosas que hacer en Hong Kong

QUÉ ES EL BUDA TIAN TAN

En pocas palabras, el Buda Tian Tan es el buda de bronce más grande del mundo. Mide 34 metros y pesa la friolera de 250 toneladas. Aunque parezca una pieza histórica, en realidad se construyó en 1993.

Se llama Buda Tian Tan porque la base donde está se inspira en el altar del Templo del Cielo en Pekín, que se llama Tian Tan en chino. Encima de esa base hay una flor de loto donde se sienta el buda mirando hacia el norte, como deben estar orientadas las estatuas más importantes de un buda. La postura de sus brazos también tiene un porqué: representan la falta de aflicción y la generosidad.

Buda Tian Tan
El imponente buda de 34 metros en lo alto de la isla de Lantau

Éste se trata de uno de los puntos de peregrinaje budista más concurridos no sólo por turistas, sino por fieles budistas. Simboliza la unión del hombre con la naturaleza. La verdad es que está en un enclave perfecto, porque el paisaje que se ve desde arriba es espectacular. Para llegar hasta la base de la estatua hay que subir 268 escalones. Así que es recomendable llevar calzado cómodo. Pero no te preocupes, no hace falta estar muy en forma para llegar arriba sin problema.

Buda Tian Tan
El precioso ambiente que rodea al Buda Tian Tan

Visitar el interior del Buda Tian Tan

Una vez a los pies de la imponente figura, podrás entrar dentro. Hay una exposición permanente sobre los símbolos del budismo que nosotros particularmente no vimos, pero no hemos leído muy buenas opiniones. La entrada cuesta 25HKD (3€).

También en el interior hay un restaurante vegetariano. Sólo se puede entrar si has comprado un ticket en la taquilla que hay antes de empezar a subir las escaleras. El precio de la comida y la entrada a la exposición es de 100HKD (12€).

Más símbolos budistas

Además del Buda Tian Tan, verás otras muchas figuras relacionadas con el budismo. Por ejemplo, al entrar en el recinto del monasterio Po Lin y el Gran Buda hay un camino flanqueado por 12 estatuas. Son los generales divinos que portan armas diversas para proteger la estatua. Cada una de ellas simboliza un animal del zodiaco chino y una franja de dos horas del día.

Alrededor del gran buda hay seis figuras conocidas como “La Ofrenda de los seis Devas”. Son deidades budistas que ofrecen incienso, flores, frutas, ungüentos, música y una lámpara a la figura central. Cada una de ellas representa una de las cualidades necesarias para la iluminación según la religión budista: generosidad, moralidad, paciencia, entusiasmo, meditación y sabiduría.

Buda Tian Tan
Uno de los devas haciendo su ofrenda al Gran Buda de Hong Kong

CURIOSIDADES DEL BUDA GIGANTE DE HONG KONG

Se ve desde Macao

Sí, has leído bien. En un día despejado, el Buda Tian Tan se puede ver desde la región vecina de Macao, a unos 60 kilómetros.

Está formado por más de 200 piezas

La gigantesca estatua de bronce se construyó en Nanjing, en la China continental. Los encargados de dar forma a este símbolo fueron los fabricantes de satélites y cohetes de la China Astronomical Industry Scientific and Consultative Corporation of Nanjing, ¡casi nada! Lo dividieron en 202 piezas, que tardaron más de tres años en llegar hasta Lantau.

Un buda muy caro

La construcción del Buda Tian Tan costó 60 millones de HKD, o lo que es lo mismo, ¡más de 7 millones de euros!

MONASTERIO PO LIN

A los pies del Buda Gigante de Hong Kong está el Monasterio Po Lin. De hecho, la gran estatua es un complemento de este edificio donde viven unos 100 monjes. Se fundó en 1906 y su nombre significa “loto precioso”. Es todo un espectáculo de edificio, podrás pasarte horas observando los detalles coloridos que adornan el complejo. Los jardines que rodean el monasterio están muy bien cuidados y da gusto pasear por allí.

También es muy especial ver como los peregrinos encienden incienso y ofrecen comida a las deidades. Si te apetece, tú también puedes clavar una varilla de incienso en señal de agradecimiento. En la entrada hay varios puestos de souvenirs donde venden incienso, figuritas del buda e incluso sombreros tradicionales chinos.

La parte más especial del monasterio es la Sala de los Diez Mil Budas. Sólo se permite la entrada a los fieles, pero vale mucho la pena echarle un ojo desde fuera. Es una sala repleta de representaciones del buda hechas de oro.

Buda Tian Tan
El colorido monasterio de Po Lin

CÓMO LLEGAR AL BUDA TIAN TAN DESDE HONG KONG

El Buda Gigante está en la preciosa isla de Lantau, a poco más de 50 kilómetros del centro de Hong Kong. Para llegar hasta allí hay dos opciones, ambas pasan por coger a línea naranja del metro hasta la última parada, Tung Chung.  Las paradas más céntricas son las de Hong Kong y Kowloon. El billete cuesta 19,5HKD por trayecto (2,3€ aprox). Una vez en Tung Chung, tú eliges qué opción te gusta más 😉

Consulta el mapa de metro de Hong Kong (MTR)

1. En teleférico: Ngong Ping 360

Es la opción elegida por la mayoría de turistas por la espectacularidad del paisaje. El teleférico Ngong Ping 360 es toda una atracción en sí. Además, es la forma más rápida de llegar hasta el Buda Tian Tan. En menos de media hora te plantarás en Ngong Ping. Seguro que se te hace muy corto, porque sobrevolarás unas montañas de postal. El precio del trayecto es de 135HKD (16€ aprox). Comprando el billete de ida y vuelta ahorrarás, ya que vale 185HKD (22€ aprox).

Ten en cuenta que en China las colas pueden llegar a ser muy largas. Si no quieres perder más de una hora esperando a subir tendrás que madrugar, especialmente en temporada alta. Por este mismo motivo te recomendamos comprar los billetes online.

buda Tian Tan
Las vistas desde el teleférico | BrokenSphere

2. En autobús

La forma más económica de llegar hasta el Buda Gigante de Hong Kong es combinar el metro y el autobús. Una vez salgas de la parada de metro, sigue las señales como si fueras a coger el teleférico. Verás que pasas por delante de una estación de autobuses, pero allí no opera la empresa New Lantao Bus. Ésta es la que nos interesa para llegar hasta Ngong Ping. Sigue adelante unos metros y verás la estación del teleférico. Justo a la derecha está la terminal de buses de New Lantao Bus.

Una vez allí debes ir a la taquilla para comprar los billetes del autobús 23, que finaliza su recorrido en Ngong Ping. El precio es de 17,20HKD (2€ aprox) de lunes a sábado. Los domingos y festivos las tarifas se multiplican por dos en todas las líneas. Te recomendamos llegar, por lo menos, 10 minutos antes de la salida del autobús porque suele haber cola y los vehículos se llenan rápido.

Consulta los horarios del autobús 23  

Consejo para ahorrar
Visitar el pueblo pesquero de Tai O el mismo día es una buena idea. Si tienes pensado hacerlo, te recomendamos comprar el pase de bus diario en la estación de autobuses de Tung Chung.

El pase diario cuesta 35HKD (4€ aprox.) y da acceso a todos los autobuses de la empresa New Lantao Bus.

Si quieres seguir hasta Tai O después de visitar Ngong Ping, tendrás que coger el autobús número 21. El precio del billete es de 6,6HKD (0,80€ aprox) los días laborables.

Consulta los horarios del autobús 21  

Para volver a Tung Chung desde Tai O, hay un autobús directo, el número 11. El trayecto de vuelta cuesta 11,8HKD (1,40€ aprox).

Consulta los horarios del autobús 11  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *