12 lugares imprescindibles que ver en República Checa

Hay un montón de sitios bonitos que ver en República Checa al margen de Praga. Es cierto que la capital es una de las ciudades más bonitas de Europa pero este pequeño país centroeuropeo esconde otras joyas. En este post te contamos 12 lugares imprescindibles que ver en República Checa. Además algunos de ellos se pueden conocer fácilmente a través de algunas excursiones desde Praga. ¡Así que no te los pierdas!

En este mapa encontrarás marcados los 12 sitios imprescindibles que ver en República Checa.

12 LUGARES IMPRESCINDIBLES QUE VER EN REPÚBLICA CHECA

1. Praga, la ciudad más bonita que ver en República Checa

Praga es una de las ciudades más pintorescas de Europa. Sin intención de exagerar, creemos que el objetivo que mejor la define es mágica. Y sino, ya nos lo contarás cuando veas un atardecer en la ciudad. No te faltarán cosas que hacer en Praga: desde perderte por las preciosas calles de su Ciudad Vieja hasta enamorarte de la ciudad desde uno de sus miradores.

Praga es un destino muy romántico. El Puente de Carlos, el espectacular castillo de Praga, sus iglesias, sus calles…  Praga fue la capital de Bohemia y del imperio romano y floreció durante las épocas gótica y renacentista. Y en la actualidad somos unos afortunados por poder disfrutar de sus maravillas arquitectónicas. Sin duda, la ciudad más bonita que ver en República Checa.

Si quieres conocer la ciudad desde otra perspectiva, no te pierdas las 10 mejores curiosidades de Praga.

que ver en Républica Checa
El Puente de Carlos en Praga, uno de los más bonitos que ver en Républica Checa

2. Karlovy Vary y sus famosos balnearios

Karlovy Vary es uno de los destinos más turísticos que ver en República Checa. Este pintoresco pueblo, famoso por sus balnearios, se encuentra a menos de 2 horas de Praga. De hecho lo pusieron de moda los turistas rusos. Querían seguir los pasos del zar Pedro el Grande, fundador de San Petersburgo, que recibió tratamientos en esta localidad a principios del siglo XVIII.

Pero la ciudad va mucho más allá de sus 13 balnearios principales. Solo hace falta que pasees por las orillas del río Teplá y alucines con las fachadas y sus fuentes.

Cómo ir de Praga a Karlovy Vary

Hay menos de 2 horas en coche. Aunque no creemos que merezca la pena alquilarlo para visitar Karlovy Vary. Flixbus tiene un montón de rutas diarias por unos 3€ aproximadamente que te llevarán a uno de los sitios más bonitos que ver en República Checa. 

que ver en Républica Checa
Karlovy Vary, un destino muy elegante

3. Campo de concentración Terezín, uno de los lugares más tristes que ver en República Checa

Viajar nos sirve muchas veces para aprender. Y uno de los lugares más interesantes que ver en República Checa es este campo de concentración. Está ubicado en las afueras de Praga y es un símbolo de la ocupación nazi. Allí se encerraron a más de 150,000 judíos antes de ser enviados a los campos de exterminio de Treblinka y Auschwitz, en Polonia.

Pese a no ser un campo de exterminio murieron unas 33000 personas por desnutrición y enfermedades. Las condiciones en el campo eran durísimas y creemos que es un buen sitio para reflexionar sobre las atrocidades del pasado para que nunca jamás se repitan.

Cómo ir de Praga al campo de concentración Terezín

Puedes llegar por tu cuenta en bus. Cada día salen autobuses desde la estación de Florenc en Praga y tardan aproximadamente una hora.

Sin embargo, recomendamos contratar una visita guiada en español. Esta incluye el transporte hasta allí y el guía en español. De esta forma vas a comprender mucho mejor todo lo que pasó.

4. Telč y sus casitas de colores

Hay pocos sitios tan pintorescos que ver en República que esta ciudad. De hecho es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su preciosa plaza principal llena de casitas de colores. ¡Datan del siglo XVI y son preciosas!

Pero la ciudad no se limita a sus casitas de colores. También tiene un precioso castillo gótico. Además no puedes dejar de subir a la torre de la iglesia de St. James para disfrutar de la mejor panorámica de la ciudad. Lo más recomendable es visitarla desde Brno ya que no hay transporte público directo desde Praga.

que ver en Républica Checa
Uno de los sitios más bonitos que ver en Républica Checa

5. Brno, la segunda ciudad más grande del país

Brno es la segunda ciudad más grande de República Checa tras Praga. Sin embargo, su ambiente relajado y poco turístico te encantará. El principal atractivo de la ciudad es la Catedral de San Pedro y San Pablo, una maravilla barroca. Pero precisamente recomendamos visitar Brno para alucinar con su mezcla arquitectónica. Paseando por sus calles observarás edificios góticos, barrocos, art nouveau. ¡Todos juntos!

Tampoco olvides visitar el Castillo Špilberk o el osario de Brno, el segundo osario más grande de Europa después de las Catacumbas de París.

que ver en Républica Checa
Brno y su catedral

6. Český Krumlov y su castillo

Český Krumlov es Patrimonio Mundial por la UNESCO. Está en el sur de Bohemia y es uno de los principales destinos turísticos del país. De hecho muchos le llaman “La Praga en miniatura”.

El principal atractivo de la ciudad es el castillo de Český Krumlov. Data del siglo XIII y tiene influencias de varios estilos arquitectónicos. La verdad es que tienen un cierto parecido con Praga, aunque las comparaciones siempre son odiosas: Calles de cuento, edificios con mucha historia, un castillo sobre el río y un buen ambiente.

Cómo ir de Praga a Český Krumlov

En coche tardarás un par de horas. Sin embargo llegar en autobús es facilísimo. Flixbustiene billetes muy baratos para ir de Praga a Český Krumlov. Si quieres más comodidad, recomendamos contratar una excursión que incluye transporte y guía para todo el día.

que ver en Républica Checa
Uno de los pueblos más pintorescos que ver en Républica Checa

7. Kutná Hora y la Capilla de los Huesos

Kutná Hora esconde uno de los atractivos más curiosos que ver en República Checa: la Capilla de los Huesos. Es bastante parecida a la Capilla de los Huesos de Évora, la iglesia más curiosa que ver en el Algarve.

La capilla de Kutná Hora es conocida como el Osario de Sedlec. De hecho, está decorada con huesos de 40.000 a 70.000 personas. Al margen de la capilla, en Kutná Hora también podrás visitar el precioso Castillo Hrádek y la Casa Sankturin.

Cómo llegar a Kutná Hora desde Praga

Ir en tren es bastante fácil. Debes coger la línea R9 con destino Golcuv Jenikov y bajarte en la parada Kutná Hora. Sin embargo lo más cómodo es reservar una excursión en español.

8. El Castillo Karlštejn, uno de los más bonitos que ver en República Checa

Este es uno de los castillos más famosos y más bonitos que ver en República Checa. Quizá no es tan grande como el castillo de Praga pero merece mucho la pena conocerlo. Fue construido en 1348 por Carlos IV, Rey de Bohemo y Emperador del Sacro Imperio Romano. De estilo gótico, fue construido como residencia real y para albergar los tesoros de la corona.

Pero no solo el castillo merece la pena. Solo el camino que te llevará hasta él ya es mágico. Si te gusta caminar, en sus alrededores hay varias rutas de senderismo.

Cómo llegar al castillo

Se encuentra a solo 50 minutos en tren (S7) desde el centro de Praga. También puedes reservar una excursión para que te recojan en tu hotel.

que ver en República Checa
El precioso castillo desde abajo

9. České Budějovice y su Plaza Mayor

La Plaza Mayor de esta ciudad es uno de los sitios más bonitos que ver en República Checa. Y demuestra el poder que tuvo la ciudad en su día. La plaza está rodeada de preciosas casas de burgueses que hicieron fortuna con el comercio de sal y plata. Observa sus fachadas renacentistas y barrocas. ¡Son hermosas! Además su casco histórico está muy bien conservado y te trasladará a la Edad Media.

10. El castillo de Hluboká

En República Checa hay muchos castillos interesantes. Y este es uno de nuestros favoritos. Este precioso castillo blanco neogótico se encuentra al norte de České Budějovice, Fue construido en la década de 1660. Sin embargo, adquirió este estilo posteriormente debido a varias renovaciones basadas en el estilo gótico Tudor del famoso Castillo de Windsor en Inglaterra.

El exterior del castillo es precioso. Pasea por sus jardines y acaba la batería de tu cámara sacando fotos. Pero su interior también vale mucho la pena por su gran colección de arte.

que ver en República Checa
¡Un castillo de cuento de hadas!

11. Pravčická brána, en el Parque Nacional de la Suiza Bohemia

Si te gusta la naturaleza, este es uno de los lugares más especiales que ver en República Checa. Este parque nacional se encuentra en una región conocida como la Suiza de Bohemia. Se llama así porque sus paisajes se parecen a los de Suiza. Está en el norte del país, justo en la frontera con Alemania. Vas a alucinar con sus caminos, bosques y formaciones rocosas.

El principal atractivo del parque nacional es Pravčická brána, el arco de piedra natural más grande de Europa. Además hay un montón de senderos que te llevarán a miradores tan chulos como el de Mariina skala.

Si tienes tiempo, puedes cruzar la frontera y visitar el Parque Nacional de la Suiza Sajona, en Alemania. Vas a alucinar con el Puente de Badei. En algunos casos el paisaje nos recordó bastante al de Meteora (aunque sin monasterios).  ¡Y todo esto a apenas 2 horas en coche de Praga!

que ver en República Checa
El famoso puente de piedra

12. Pilsen, uno de los mejores sitios que ver en República Checa para los amantes de la cerveza

Y finalmente para acabar esta lista con los sitios más bonitos que ver en República Checa no nos podíamos olvidar de Pilsen. ¿El nombre te suena de algo? ¡Los amantes de la cerveza seguro que sabéis a qué nos referimos!

La mundialmente conocida cerveza Pilsner nació en esta ciudad en la década de 1840. Y con el paso de los años la cerveza fue llegando a casi todos los rincones del planeta convirtiéndose en uno de los productos nacionales por excelencia.

Visitar Pilsen es una magnífica oportunidad para disfrutar de su historia. De hecho, la Pilsner Urquell, la primera cerveza rubia del mundo, todavía se sigue haciendo aquí.  Así que no te olvides visitar el Museo de la Cervecería Pilsner Urquell.

Al margen de su historia cervecera , la ciudad esconde otras joyas. Por ejemplo la torre de la Catedral de San Bartolomé, la más alta del país, o la Gran Sinagoga, que es la segunda más grande del continente. Sin duda, uno de los sitios más interesantes que ver en República Checa.

¡No olvides tu seguro para viajar a República Checa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.