Praga

Praga es una de las ciudades más bonitas de Europa. Tiene un ambiente totalmente mágico, parece sacada de un cuento de hadas. Te recomendamos pasar un mínimo de dos días en la capital checa para ver sus imprescindibles. Tiene un tamaño perfecto para descubrirla a pie y enamorarte de cada uno de sus rincones. Lleva la cámara bien cargada, porque no podrás parar de sacar fotos.

El Castillo de Praga es seguramente el monumento más emblemático de la ciudad. Ubicado sobre una colina, vigila toda la ciudad desde que se alzó en el siglo IX. Fue el hogar de los reyes de Bohemia, emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico y presidentes de la República Checa. Es el castillo antiguo más grande el mundo. Y es que en el recinto se encuentran el Palacio Real, una catedral y el colorido Callejón del Oro.

Otro lugar fascinante que ver en Praga es la Plaza de la Ciudad Vieja. Es el corazón de la ciudad, donde se encuentra el ayuntamiento y el reloj medieval más famoso del mundo. ¡Te retamos a leer la hora en el reloj astronómico! Aunque será mejor que inviertas el tiempo en perderte por las calles del centro histórico de Praga.

Como ves, la ciudad tiene una gran historia. No olvides visitar el barrio judío y las seis sinagogas. Si quieres conocerla a fondo de forma divertida, te contamos varias curiosidades de Praga.

En esta guía para viajar a Praga por libre vas a encontrar información turística y consejos útiles para aprovechar al máximo tu tiempo y dinero. Una de las grandes ventajas de Praga es que es una ciudad barata en comparación con otras capitales europeas. Puedes comer fácilmente por menos de 10€. Te contamos los mejores restaurantes para comer barato en Praga. También te recomendamos las mejores zonas y hoteles donde alojarse en Praga, con opciones para todos los presupuestos.

Botón volver arriba
Cerrar