Comida típica de Francia: 20 platos que debes probar

La comida típica de Francia está entre las mejores del mundo. La gastronomía francesa es conocida en todo el planeta por su delicadeza y sabor. Los españoles estamos muy bien acostumbrados, ¡pero en Francia no se come nada mal tampoco! De hecho, la comida típica de Francia es tan apreciada en nuestro planeta que en 2010 la UNESCO la agregó a su lista de patrimonio cultural inmaterial. Su amplia variedad de quesos y vinos son algunos de los ingredientes estrellas, pero vas a babear con casi cualquier plato. En este post que contamos 20 platos típicos de Francia que debes probar.

25 lugares imprescindibles que ver en Francia

COMIDA TÍPICA DE FRANCIA: 20 PLATOS QUE DEBES PROBAR

Comida típica de Francia para desayunar

1. Croque Monsieur o Croque Madame

En casi cualquier café de Francia encontrarás estas dos opciones para desayunar. Son dos clásicos de la comida típica de Francia.

El Croque Monsieur es un plato bastante popular. Se trata de la versión francesa del sándwich mixto. Es un emparedado con jamón y queso, cuyas rebanadas de pan se asan en la parrilla y se le añade queso gratinado encima. ¡Una auténtica delicia!

El Croque Madame es similar. De hecho, la receta es casi la misma, lo único que también suele venir con un huevo frito encima. Al añadirle el huevo, se le da cierta apariencia a un sombrero femenino, de ahí el nombre de madame.

comida típica de Francia
Un delicioso croque monsieur para desayunar

2. Pain perdu

Los franceses también aprovechan el pan duro. ¡Y de qué manera! De hecho, el nombre se traduce como pan perdido o pan desperdiciado en francés. Vendrían a ser una versión de nuestras torrijas, aunque en este caso se utilice mantequilla y no aceite para freírles.

Hacer pain perdu es facilísimo. Solo tienes que coger las rebanadas de pan duro sin la corteza y sumergirlas en una mezcla de huevo y leche. Luego, hay que freírlas en mantequilla derretida hasta que queden bien coloreadas y crujientes. Y finalmente, puedes añadirle azúcar, canela o los ingredientes que desees para complementar uno de los mejores platos típicos de Francia.

pain perdu
El pain perdu, un clásico de la comida típica de Francia

3. Pain au chocolat

Hay pocas maneras mejores para empezar el día que degustando un buen pain au chocolat. ¡Es otro de los clásicos de la comida típica de Francia, especialmente para desayunar!

Se trata de un relleno de chocolate envuelto de una masa de hojaldre, la misma que se utiliza para los croissants. Aunque se puede conseguir en casi cualquier supermercado como bollería industrial, no hay nada como comprarlos en una panadería recién hechos y comerlos calientitos. ¡Se nos hace agua la boca!

comida típica de Francia
Una delicia para los más golosos

4. Jambon-beurre

En casi cualquier café, panadería o supermercado podrás encontrar estos deliciosos bocadillos hechos con jamón dulce y mantequilla. Y evidentemente, ¡el pan no podía ser otro que media baguette!

Eso sí, verás que es común añadir más ingredientes como queso, pepinillos, lechuga o tomates. La combinación del pan, la mantequilla y el jamón dulce es sublime.

15 países más bonitos de Europa

Comida típica de Francia para el almuerzo o cena

5. Cassoulet, uno de los mejores platos típicos de Francia

Este plato de origen campesino es típico de la cocina del sur de Francia, especialmente en las ciudades de Toulouse, Carcassonne y Castelnaudary. Se trata de un guiso de alubias blancas con carne. ¡Delicioso!

Cada familia tiene su receta y emplean diferentes tipos de carne. Sin embargo, las alubias blancas son el ingrediente principal. Pero generalmente se suele añadir costilla de cerdo, salchichas de Toulouse, pato confitado y otros embutidos. Como curiosidad, el plato lleva el del recipiente donde es cocinado. en una cazuela de barro.

Sin duda, el Cassoulet es uno de los mejores platos típicos de Francia. Contundente, pero te servirá para entrar en calor en los meses más fríos del año. Incluso lo encontrarás enlatado en la mayoría de supermercados. Eso sí, no esperes disfrutar del mejor sabor.

Guía para visitar Carcassonne:

cassoulet
Un plato contundente, pero buenísimo

6. Soupe à l’oignon, un clásico de la comida típica de Francia

No puedes irte de Francia sin probar este plato. Se trata de una sopa francesa tradicional hecha de cebollas y caldo de res, generalmente servida con picatostes y queso derretido encima. ¡Es deliciosa!

Es famosa en todo el mundo, aunque Francia hizo famosa su receta en el siglo XIX. De hecho, en la Edad Media ya era un plato bastante popular. ¿Por qué sabe tan bien? Gracias a la caramelización de las cebollas, a las que a menudo se les agrega brandy o jerez durante el proceso de cocción lenta.

Además, suele ser una opción económica para comer en los restaurantes después de un día de turismo. ¡Y también es contundente!

comida típica de Francia
¡Qué no falte una buena sopa de cebolla!

7. Tarte flambée

Si hablamos de comida típica de Francia, la tarte flambée tenía que entrar en la conversación. ¡Es un auténtico tesoro gastronómico! Este plato es típico de la región de Alsacia. Debido a su cercanía con Alemania, también se le conoce como flammkuchen.

Se trata de una masa muy fina de pan a la que se le van añadiendo ingredientes. Normalmente viene untada con créme fraîche (nata fresca), y se le suele añadir bacon y cebollas asadas. Sin embargo, debido a su popularidad, hay un montón de combinaciones. El estilo es bastante similar al de una pizza o coca, pero su sabor es completamente diferente.

30 mejores lugares que ver en Alsacia
tarte flambée
Una delicia gastronómica de Alsacia

8. Foie gras

Seguramente te estabas preguntando cuándo iba a aparecer este nombre en una lista donde se habla de la comida típica de Francia. ¡Pues aquí lo tienes! Pese a que el proceso de obtención de este producto es bastante polémico, su sabor es espectacular. Y es que el hígado graso se consigue a través de una sobrealimentación forzosa de los patos. De hecho, su obtención está prohibida en más de 15 países por considerar dichas prácticas como maltrato animal.

Eso provoca que sus hígados se agranden y se llenen de una grasa mantecosa y ligeramente dulce, que provoca un sabor inconfundible en el paladar. En muchos países como Francia o España se considera un plato de lujo y es consumido en grandes ocasiones.

comida típica de Francia
El foie gras, otro clásico de la comida típica de Francia

9. Boeuf bourguignon

Hay pocos platos típicos de Francia más famosos que el boeuf bourguignon. Como indica su nombre, es originario de la región de Borgoña, al este de Francia. Se trata de un guiso hecho de carne de res estofada en vino tinto, a la que posteriormente se le añaden verduras sazonadas como cebollas perla y champiñones.

Su origen también es campesino, aunque ahora lo vas a encontrar en restaurantes franceses de todo el mundo. Aunque si tienes pensado visitar Borgoña, no hay nada como disfrutarlo en casa: la carne y el vino son los productos estrellas de esta región.

12 mejores ciudades de Francia

10. Magret de canard

El magret de pato es uno de los mejores platos típicos de Francia. ¡Aunque se puede comer en casi cualquier rincón del planeta! El origen de este manjar se remonta a fines de la década de 1950, cuando el chef francés André Daguin preparó por primera vez un magret como un bistec y lo sirvió medio crudo. De hecho, la carne se suele servir en rodajas finas y poco hechas.

El corte suele proceder del pato mulard, un cruce entre el pato pequinés y el pato real. Esta raza se cría para conseguir foie gras, por lo que su carne de pechuga es más espesa y sabrosa que la de otras razas de pato.

Sin embargo, hubo un antes y un después en la popularidad de este pato. A mediados de la década de 1960, se hizo extremadamente popular en los Estados Unidos gracias a Robert Daley, un periodista estadounidense que elogió el plato en The New York Times.

comida típica de Francia
No puedes irte de Francia sin probar un buen magret

11. Confit de canard, uno de los mejores platos típicos de Francia

El pato es bastante protagonista en la comida típica de Francia. Si no tienes suficiente con el magret, puedes probar el confit de canard. ¡Una auténtica joya gastronómica! Aunque es popular en todo el país, proviene de la región de Gascoña.

Su preparación no es fácil. Consiste en marinar la carne de pato en sal, ajo y tomillo durante unas 36 horas y luego cocinarla lentamente en su propia grasa a bajas temperaturas hasta que la carne se vuelva tierna. En este caso, la sal actúa como conservante y se suele utilizar la pierna del pato para prepararlo.

11 restaurantes donde comer barato en París

12. Quiche lorraine, otro clásico de la comida típica de Francia

El quiche lorraine siempre ha sido un plato francés. Se originó en el país galo, aunque en la década de 1950 ganó muchísima popularidad en Estados Unidos. Se trata de una tarta salada hecha de masa brisa a la que se vierte una salsa llamada migaine, compuesta por crème fraîche y huevo. Luego se le añade bacon ahumado y queso gruyere.

Sin embargo, debido a su gran popularidad, se han hecho muchísimas variaciones y se han ido añadiendo muchísimos más ingredientes como carnes, vegetales y otros quesos. Como indica su nombre, es originario de la región de Lorena.

quiche lorraine
Otro de los platos típicos de Francia que se come en todo el mundo

13. Bouillabaisse

La bullabesa (bouillabaisse en francés) es una sopa de pescado típica de la región de Provenza, especialmente en Marsella, de donde es originaria. Se cree que la receta nació en el siglo XVIII a manos de los pescadores marselleses, que la preparaban con las sobras de su pesca diaria.

Sin embargo, ahora es considerado un plato de lujo. De hecho, cualquier bullabesa por debajo de 50€ se considera una sopa de pescado corriente. Lo que le da a la bullabesa su sabor único (y sus elevados precios) es el cabracho rojo, conocido en francés como scorpion de mer. Es un un tipo de pez roca venenoso que se encuentra solo en el Mediterráneo y es muy costoso.

Además suele incluir varias variedades de pescado blanco, mejillones, cangrejos, calamares y, a veces, incluso langosta o anguila. La sopa se sirve acompañada de croûtons frotados con ajo y con la salsa llamada rouille y suele estar infusionada con azafrán, naranja, tomillo y guindilla. Sin duda, uno de los mejores platos típicos de Francia.

comida típica de Francia
¡Una auténtica delicia!

14. Coq au vin

Como indica su nombre, este plato tradicional francés consiste en carne gallo estofada en vino, generalmente tinto. Sin embargo, pese a que la receta lleva el nombre de carne de gallo, también se suele preparar con otras aves, especialmente pollo.

A parte del gallo y el vino, se suelen añadir otros ingredientes como panceta, cebollas y mantequilla, especialmente cuando se fríe la carne. Y finalmente, para dar el toque final se usan algunas hierbas aromáticas como el laurel y el tomillo.

comida típica de Francia
Un clásico en casi cualquier restaurante francés

15. Tartiflette

No podemos acabar este post sobre la comida típica de Francia sin mencionar la tartiflette. Se trata de un plato compuesto de patatas, queso reblochon, cebolla, bacon, crème fraîche y vino blanco. Se cocina al horno y se sirve todo gratinado. ¡Una auténtica delicia!

Fue inventada en los Alpes suizos, concretamente en la región de Saboya, pero gracias a su fabuloso sabor, comenzó a extenderse por el resto del país.

Tartiflette
Uno de los mejores platos de la cocina francesa

16. Ratatouille

Aunque asocies más este nombre a la película de Pixar que a un plato, se trata de uno de los clásicos de la gastronomía francesa. Ratatouille es un guiso de diferentes hortalizas y verduras del sur de Francia, en el que destaca la berenjena. Aunque es más común servirlo como guarnición, se trata de uno de los mejores platos típicos de Francia.

Las verduras se cocinan en aceite de oliva y el plato se sazona posteriormente con hierbas y especias de Provenza. Una opción perfecta para el verano, ya que se trata de un plato ligero y refrescante.

Ratatouille
Un plato bueno y saludable

17. Escargots de Bourgogne

Este es uno de los platos más raros de la comida típica de Francia. ¿Te atreverías a a comer estos moluscos? Los más famosos son los escargots de Bourgogne, que se suelen servir como aperitivo. Para prepararlos, los caracoles se deben purgar. Por eso se sacan de sus caparazones y se cocinan.

La forma más común de servir los escargots de Bourgogne consiste en rellenar las conchas con una mezcla hecha con mantequilla de ajo y perejil picado. Después se pasan brevemente por el horno para que la mantequilla se derrita. ¡Un auténtico manjar!

20 curiosidades de Francia que te sorprenderán

Postres típicos de Francia

18. Crêpe, uno de los postres típicos de Francia

¿Pensabas que íbamos a acabar este post sobre comida típica de Francia sin mencionar los crepes? ¡Es probablemente el plato más versátil y famoso de Francia! No sabíamos si ponerlo en desayunos, almuerzos o postres, ya que lo puedes comer cómo y cuándo quieras.

Los crepes se originaron en Bretaña, pero ya se comen en todo el mundo. Estos pueden ser salados (entonces conocidos como galettes) o dulces.

comida típica de Francia
Es imposible viajar a Francia sin probar los crepes

19. Crème brûlée, otro clásico de la comida típica de Francia

Sin duda, la crème brûlée es uno de los mejores platos típicos de Francia. Se trata de un postre a base de natillas cubierta con una capa contrastante de caramelo duro. Esta se consigue después de quemar el azúcar espolvoreado en su superfície. La combinación de sabores y texturas es increíble.

Como curiosidad, es muy parecido a un postre español: la crema catalana. Se cree que la crème brûlée podría ser una evolución de nuestro postre, que es considerado uno de los más antiguos de Europa.

comida típica de Francia
La crème brûlée, uno de los postres típicos de Francia

20. Tarte Tatin

Y finalmente, para acabar este post sobre comida típica de Francia, no nos podíamos olvidar de mencionar este delicioso postre. Pero antes de presentarlo, ¿sabías que la tarte Tatin nació por error?

Cuenta la leyenda que en 1889, Stephanie Tatin estaba haciendo un pastel de manzana tradicional en su hotel cuando accidentalmente dejó las manzanas cocinándose en azúcar y mantequilla durante demasiado tiempo. Para no desperdiciarlas, colocó la base de hojaldre encima de la fruta quemada y la metió al horno. Supuestamente sirvió la tarta invertida a sus invitados en el Hôtel Tatin y el resultado se convirtió en su plato estrella. ¡Así que todos continuamos celebrando su error!

12 cosas que ver en Montmartre
comida típica de Francia
Montmartre, un buen sitio para probar comida típica de Francia

Albert Serratacó

Cofundador de Los Traveleros. Barcelona, 1995. He dejado mi huella en 64 países, pero el corazón en Ecuador. Con permiso de Descartes, viajo, miro deporte y luego existo. Ahora soy corresponsal de este blog en todo el mundo y llevo la comunicación a ciclistas profesionales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.

Botón volver arriba