20 cosas que hacer en Mandalay (Myanmar)

Mandalay fue uno de los destinos que más disfrutamos durante nuestra visita a Myanmar. La última capital real del país nos sorprendió positivamente (al contrario que Yangon). No te faltarán cosas que hacer en Mandalay. Aunque la ciudad en sí es inmensa y no demasiado atractiva, esconde auténticos tesoros. Además en sus afueras también podrás disfrutar de templos preciosos. Te contamos 20 cosas que ver y que hacer en Mandalay para que disfrutes todo lo que ofrece. Además te contamos las mejores zonas y hoteles donde alojarse en la ciudad.

20 COSAS QUE HACER EN MANDALAY

1. Ver un atardecer desde Mandalay Hill

Mandalay Hill es uno de los principales atractivos de la ciudad. Esta colina ubicada a 230 metros sobre el nivel del mar ofrece unas vistas preciosas de Mandalay y sus alrededores. Especialmente durante el atardecer. Ver como el sol se esconde justo por detrás de las montañas es una cosa muy bonita que hacer en Mandalay. Además hay varios monjes jóvenes que se acercan a los turistas para practicar el idioma. Sin duda, es un buen momento para aprender más sobre su estilo de vida y sobre el país.

La historia de esta colina también es muy interesante. Durante una de las visitas de Buda a Myanmar, subió a Mandalay Hill con su discípulo Ananda y profetizó que una gran ciudad se fundaría justo debajo de la colina (donde está Mandalay ahora).

Para subir a Mandalay Hill lo más fácil es ir en taxi y luego subir unas escaleras mecánicas que te llevarán hasta la cima. Sin embargo, si buscas una experiencia distinta puedes subir andando. Eso sí, debes tener en cuenta que deberás subir un montón de escaleras y descalzo. Más o menos tardarás unos 45 minutos.

que hacer en Mandalay
Un atardecer precioso en Mandalay Hill

2. Visitar el Palacio Real de Mandalay

El Palacio Real de Mandalay es otro de los principales monumentos de la ciudad. El rey Mindon Min fundó Mandalay en 1857 y pasó a ser la nueva capital real. Hasta entonces la capital era Amarapura y el Palacio Real también estaba allí. Sin embargo, con la fundación de la ciudad, el rey Mindon Min ordenó construir un nuevo Palacio Real, así que el de Amarapura fue desmantelado y transportado a Mandalay.

A parte de su belleza, el Palacio Real de Mandalay es especial porque es el último palacio construido por los reyes de Birmania. En 1885 los británicos invadieron Mandalay y acabaron con la dinastía Konbaung, los últimos reyes de Birmania. Como curiosidad, durante el periodo británico el palacio fue saqueado y convertido en un fuerte para el ejército británico.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Palacio Real quedó gravemente dañado tras un bombardeo. En 1990 lo reconstruyeron siguiendo el diseño original y gracias a ello hoy lo podemos seguir disfrutando.

Entrar al Palacio Real es una actividad imprescindible que hacer en Mandalay. Para visitarlo tendrás que comprar el billete combinado que cuesta 10.000 kyats (unos 7€). Ese mismo billete es válido durante 5 días y te permitirá visitar otros atractivos de Mandalay.

que hacer en Mandalay
Una visita imprescindible que hacer en Mandalay

3. Curiosear en el Mercado Zay Cho, algo diferente que hacer en Mandalay

En Asia los mercados son un atractivo más. Algunos son más turísticos que otros y pierden parte de la gracia. Pero este no es el caso de Zay Cho, el mercado principal de Mandalay. Es uno de los más antiguos del país. Allí encontrarás una gran variedad de productos frescos y también artesanías.

El ambiente es bastante caótico pero visitarlo resulta curioso para observar el estilo de vida de los locales.

4. Trasladarse al pasado en el Monasterio Shwenandaw

El Monasterio Shwenandaw es uno de los edificios mejor conservados de la antigua capital birmana. Es un ejemplo perfecto de los monasterios tradicionales de madera del siglo XIX en el país. Está hecho completamente en madera de teca.

Originalmente este edificio (ahora monasterio) fue parte del antiguo Palacio Real en Amarapura. Sin embargo, como hemos contado antes, cuando se fundó Mandalay y fue nombrada capital, el Palacio Real se trasladó a la nueva ciudad. ¡Y este edificio también!

El rey Mindon utilizó este edificio como su residencia. De hecho, falleció en su interior. Años más tarde, en 1880, tras su muerte, su hijo Thibaw (último rey de Birmania) decidió sacar del Palacio Real este edificio y lo trasladó hasta su ubicación actual porque creía que estaba encantado por el espíritu de su padre.

Como hemos comentado, el Palacio Real se incendió en la Segunda Guerra Mundial. Todos los edificios quedaron destruidos. El monasterio Shwenandaw tuvo más suerte. Al haberse trasladado a las afueras años antes, el incendio no le afectó. De esta forma, el monasterio Shwenandaw es la única estructura original principal que aún queda del Palacio Real original.

La entrada al monasterio es válida con el billete combinado de 10.000 kyats.

que hacer en Mandalay
¡Un monasterio precioso!

5. Ver el libro más grande del mundo en la pagoda Kuthodaw

Esta es otra de las visitas imprescindibles que hacer en Mandalay. Tanto si te gusta la lectura como si no, ¡no te la puedes perder! La pagoda Kuthodaw es conocida como “el libro más grande del mundo”. A parte de su preciosa estupa dorada, tiene 729 santuarios. Cada uno contiene una losa de mármol inscrita con enseñanzas budistas. Dicen que si quieres leer el libro, ¡dedicándole 8 horas diarias tardarías más de un año en acabarlo!

La pagoda fue construida por el rey Mindon Min en 1857, poco después de la fundación de Mandalay. El rey quiso dejar una gran obra de mérito para las generaciones futuras. La entrada a la pagoda es gratuita.

que hacer en Mandalay
Paseando por la pagoda Kuthodaw

6. Visitar la pagoda Sandamuni

Justo al lado de la pagoda Kuthodaw encontrarás otra pagoda realmente bonita. En su interior podrás disfrutar de la imagen de Buda de hierro más grande del país. En este caso, de Sandamuni, que le da nombre al templo.

Esta pagoda fue construida en honor al príncipe Kanaung. Este fue asesinado en 1866 por dos de los hijos del rey Mindon Min, que le veían como una amenaza para coger el trono. Su cuerpo y el de sus tres hijos descansaron durante muchos años en la pagoda, aunque a finales del siglo XX fueron trasladados a un mausoleo. Sin duda, una visita curiosa que hacer en Mandalay.

que hacer en Mandalay
¡Todas las pagodas son espectaculares!

7. Acercarse a la Imagen de Mahamuni para conocer su importancia

Otra imagen de Buda que no te puedes perder en Mandalay es la de Mahamuni. Es la imagen más venerada en todo el país. Así que este templo es uno de los sitios de peregrinaje más importantes de Myanmar. ¡Y se nota!

Según la leyenda, es la única copia verdadera de Buda que existe. Cuenta que fue realizada cuando estaba vivo y tomándolo como modelo. Sin embargo, varias investigaciones confirman que esta imagen data de 800 años más tarde de la existencia de Buda. Aun así, merece la pena acercarse y observar como todos los budistas adoran su imagen. ¡Es una de las mejores cosas que hacer en Mandalay!

que hacer en Mandalay
Locales haciendo ofrendas a Buda

8. Dejarse tentar por algunas piedras de jade en su mercado

El mercado de jade de Mandalay debería ser una parada imprescindible en tu recorrido por la ciudad. Allí podrás observar los diferentes pasos de fabricación de los objetos de jade. Sin duda es un buen sitio para comprar un recuerdo. Eso sí, ¡prepárate para regatear!

9. Enamorarse de la antigua ciudad imperial de Inwa

Mandalay no está mal. Sin embargo, lo que más nos gustó fueron sus alrededores. Hay varias antiguas ciudades imperiales que son muy interesantes e Inwa (o Ava) es una de ellas. 

Está ubicada a unos 20 kilómetros al sur de Myanmar. De hecho, es la antigua capital más famosa del país ya que lo fue en hasta 5 ocasiones distintas entre los siglos XIV y XIX. Sin embargo, lo dejó de ser definitivamente en 1839 tras una serie de terremotos que destruyeron la zona.

En la actualidad, visitar Inwa y otras ciudades imperiales es una excursión de un día muy interesante que hacer en Mandalay. Es como viajar al pasado. Podrás aprender un montón sobre la historia del país y descubrir un montón de templos, monasterios y otras ruinas interesantes.

Reserva un tour privado por Amarapura, Inwa y Sagaing

10. Explorar el Monasterio Bagaya

Uno de los principales atractivos de Inwa es este interesante monasterio de madera de teca. Se construyó durante el reinado del rey Hsinbyushin a finales del siglo XVIII y se dedicó a Shin Dhammabhinanda.

A principios del siglo XIX se produjo un incendio bastante grave y muchos edificios de Inwa, incluido este monasterio, quedaron destruidos. Sin embargo, en 1992, el gobierno decidió reconstruir el monasterio siguiendo la base del original. Si te fijas bien, es muy parecido al de Shwenandaw, cerca del Palacio Real de Mandalay.

11. Alucinar con la pagoda Hsinbyume en Mingun

Mingun es otro de los atractivos que queda a las afueras de Mandalay. Allí encontrarás un montón de interesantes ruinas y monumentos. El más conocido es la pagoda Hsinbyume. Su diseño no te dejará indiferente ya que rompe con la mayoría de pagodas del país. Está formada por siete terrazas concéntricas blancas que representan las siete cadenas montañosas que rodean la mítica montaña Meru (sagrada para los budistas). 

La pagoda fue construida en honor a la princesa Hsinbyume (de ahí su nombre). Murió muy cerca del lugar donde está la pagoda mientras daba luz a su hijo.

Puedes subir a lo más alto de la pagoda y disfrutar de las vistas al río y a otros monumentos de Mingun. Para entrar a esta pagoda y al resto de atractivos de Mingun y Sagaing es necesario pagar una entrada de 5000 kyats por persona (unos 3€).

que hacer en Mandalay
Una de las fotos típicas que hacer en Mandalay

12. Tocar la campana de Mingun, la segunda más grande del mundo

¿Sabías que en Mingun se encuentra la segunda campana más grande del mundo? ¡Es una auténtica pasada! Casi podríamos construir una casa dentro. Pesa nada más y nada menos que 90718 kg. ¿Alguien se atreve a levantarla? 

Como curiosidad, la campana se construyó en 1808 para instalarla en la pagoda de Mingun, que está al lado de donde está ahora la campana. Sin embargo, este templo nunca se acabó de construir.

que hacer en Mandalay
¡La campana es enorme!

13. Imaginarse como hubiese sido la pagoda de Mingun y alucinar con la fuerza de los terremotos

Seguramente habrás visto en fotos una pagoda partida, literalmente, por la mitad. ¡Se trata de la pagoda de Mingun! Cualquiera se atreve a poner la campana en su interior viendo su estado.

El rey Bodawpaya ordenó la construcción de este templo en 1790. Sin embargo, fue un fracaso. El proyecto se abandonó cuando solo había alcanzado un tercio de la altura prevista. Unos 40 años más tarde, un fuerte terremoto acabó con cualquier esperanza de acabarlo ya que abrió enormes grietas. A nosotros nos dio muchísimo respeto pasar por debajo porque nos dio la sensación de que a la que se mueva un poquito la tierra, eso se va para abajo. Aun así, es una visita muy curiosa que hacer en Mandalay. 

que hacer en Mandalay
Las grietas impresionan mucho. Son enormes

14. Ir al Puente U-Bein para presenciar un precioso atardecer

Amarapura ha sido una de las ciudades más importantes de la historia de Myanmar. Fue la antigua capital hasta 1857, cuando fue trasladada a Mandalay. En la actualidad, el principal atractivo de Amarapura (y quizá de Mandalay) es este puente de madera. Fue construido en 1850 y se cree que es el puente de madera más antiguo y largo del mundo. Mide nada más y nada menos que 1200 metros. 

Es especialmente bonito durante el amanecer y el atardecer. Si quieres evitar multitudes, mejor contempla la primera opción. Nosotros caminamos un buen rato por el puente entre miles de turistas y en algún momento nos entró algo de pánico porque se mueve bastante y no hay barreras. Eso sí, las vistas al lago son preciosas.

Como curiosidad, el puente original fue construido con madera sacada de los restos del antiguo Palacio Real de Amarapura. La entrada es gratuita. 

que hacer en Mandalay
Día nublado… nos quedamos sin atardecer bonito

15. Alucinar con la pagoda de Jade

Si has visitado el mercado de jade y te has quedado con ganas de más, no puedes perderte esta pagoda. Acabada en 2016, es la primera pagoda hecha completamente con jade. ¿Es preciosa, verdad?

Myanmar es un país conocido mundialmente por su buenísima producción de jade. ¡Así que no podría haberse construido en un mejor lugar! El edificio se encuentra cerca del aeropuerto, a unos 30 minutos del centro de Mandalay. 

16. Ver las 45 imágenes de buda en la pagoda Umin Thonze (Sagaing)

Finalmente, Sagaing es otro de los destinos en las afueras de Mandalay que no te puedes perder. Se puede visitar juntamente con Mingun, Ava y Amarapura en un mismo día. A nosotros un conductor privado nos costó unos 30€ por todo el día. El principal atractivo de Sagaing es esta pagoda. 

El complejo es muy colorido y precioso. Sin embargo, lo más interesante son las 45 imágenes doradas de Buda que hay en el interior. Todas ellas son diferentes en tamaños y expresiones. ¡Es una pasada! Después de visitar esta parte, no olvides subir a la cima y disfrutar de las vistas. ¡Verás un montón de estupas mires donde mires! Sin duda, una de las mejores visitas que hacer en Mandalay. 

que hacer en Mandalay
¡Nos encantan los colores!

17. Y también la pagoda Soon U Ponya Shin

En Sagaing no te faltarán pagodas. Otra de las más espectaculares es Soon U Ponya Shin. También se encuentra en la colina de Sagaing, no muy lejos de la anterior. A parte de la imagen de Buda principal, esta pagoda es famosa por la vista panorámica que ofrece del río y del paisaje. ¡No te la pierdas!

que hacer en Mandalay
A parte de las vistas que ofrece, la pagoda también es preciosa

18. Desconectar en la cascada Dat Taw Gyaint

Todas las grandes ciudades (o casi todas) del Sudeste Asiático son caóticas. Y las de Myanmar no son ninguna excepción. Si quieres desconectar de motos, coches, cláxones, vendedores ambulantes y de mil cosas más, ¿qué hay mejor que la naturaleza? 

A poco más de una hora en coche encontrarás esta poderosa cascada. ¡Un auténtico oasis de tranquilidad! Además a los pies de la catarata hay una piscina natural con un agua muy bonita donde puedes nadar. Si tienes bastantes días en Mandalay, no te pierdas esta excursión.  

19. Ir de excursión a la pagoda Thanboddhay y ver las más de 500.000 imágenes de Buda en su interior

Otra excursión interesante que hacer en Mandalay es escaparse a la pagoda Thanboddhay. ¡Es impresionante! Está a un par de horas en coche de Mandalay y es una pagoda totalmente diferente a las que se pueden ver por todo el país. En parte, porque también es más moderna. Concretamente se construyó a mediados del siglo XX.

Al margen de que el edificio es precioso, la pagoda es famosa porque en su interior hay más de 500.000 imágenes de Buda pequeñas y grandes. ¡A ver si las ves todas!

La mejor manera para visitar esta pagoda es mediante una excursión organizada y también visitar Monywa.

Reserva la excursión a Monywa

20. Conocer Bagan y sus impresionantes templos

Myanmar en general nos decepcionó. Sin embargo, Bagan nos pareció un destino espectacular, así que de ninguna forma puede faltar en tu recorrido por Myanmar. Durante los siglos IX al XIII, Bagan fue la capital del Reino de Pagan (antiguo Myanmar). En aquella época se construyeron muchísimos templos y pese a que con el paso del tiempo (y algunos terremotos) muchos han desaparecido, todavía se pueden disfrutar de más de 2000. No te puedes perder los amaneceres y atardeceres allí. Son simplemente mágicos.

Para ir de Mandalay a Bagan nosotros cogimos un bus. Aunque el tramo final de la carretera no es la más cómoda de todas, en unas cuatro horitas te plantas en Bagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.