30 cosas que ver y hacer en La Habana (Cuba)

La Habana es la capital de Cuba. Y nunca habíamos estado en una capital donde la gente hace tantísima vida social en la calle, como si se tratara de un pequeño pueblo donde todos se conocen. Por eso y muchas otras cosas, La Habana es especial. Hay muchísimas actividades que hacer en La Habana: pasear junto al mar, fotografiar edificios coloridos, tomar mojitos, aprender sobre la Revolución, bailar salsa… Pero seguro que lo que más recordarás es la interacción con su gente. Nosotros nos alojamos en la ciudad tres noches y hablamos con un montón de gente del barrio, ¡parecíamos vecinos de toda la vida! Por pesadita que nos parezca la canción de Camila Cabello, seguro que acabas enamorándote de la ciudad como ella e incluso tarareando: Havana, ooh na na 🎶😜Te contamos 30 cosas que ver y que hacer en La Habana, una ciudad llena de vida y color.

😴 Descubre las mejores zonas y alojamientos para dormir en La Habana.

🍴 Te recomendamos 8 restaurantes en La Habana ricos y a buen precio.

🇨🇺 Te contamos 30 consejos esenciales para viajar a Cuba y no arrepentirte.

✅ Es imprescindible contar con un seguro de viaje para hacer turismo en Cuba. Te ofrecemos un 20% de descuento en todos los seguros de InterMundial.

30 COSAS QUE VER Y QUE HACER EN LA HABANA

1. Aprender sobre La Habana con un free tour

Gran parte del encanto de La Habana (y Cuba en general) es escuchar a su gente para entender mejor todo lo que verás en tu viaje. Por eso te recomendamos reservar un tour gratuito por la ciudad. Aprenderás sobre episodios históricos clave y verás los imprescindibles de la capital cubana a través de los ojos de un local. El precio lo pones tú mismo al final con la propina que decidas dejar al guía. Este tour es algo muy recomendable que hacer en La Habana para tener una primera toma de contacto con la ciudad.

La Habana
La Habana, una ciudad pintoresca pero con mucha historia

2. Visitar el imponente Capitolio, un imprescindible que hacer en La Habana

Si piensas en La Habana, seguramente te venga a la cabeza una imagen de su precioso Capitolio. Este imponente edificio se construyó en 1929 para albergar el Congreso. Pero cuando triunfó la Revolución en 1959 se disolvió y pasó a ser la sede de la Academia Cubana de las Ciencias y la Biblioteca Nacional de Ciencia y Tecnología.

Su enorme cúpula de más de 90 metros de altura recuerda al famoso Capitolio de Washington DC o el Panteón de París. En 2019 terminó una larga restauración del Capitolio cubano. Desde entonces su cúpula está recubierta de láminas de oro donadas por Rusia. Se pueden visitar las majestuosas salas del interior por 3 CUC.

Capitolio La Habana
El precioso Capitolio de La Habana

3. Alucinar con el Gran Teatro Alicia Alonso

Quizá queda eclipsado por el Capitolio, pero este teatro es una visita imprescindible que hacer en La Habana. Es la sede del Ballet Nacional de Cuba y tiene diversas salas. El precioso edificio de estilo neobarroco se inauguró en 1915 y se puede visitar con una visita guiada por 2 CUC. Desde los balcones del teatro hay unas vistas geniales del Capitolio.

que hacer en La Habana
El teatro iluminado es todavía más bonito

4. Dar un paseo en coche clásico, algo muy popular que hacer en La Habana

Frente al Gran Teatro de La Habana hay un montón de coches clásicos. Se importaron mayoritariamente de Estados Unidos durante los años 40 y 50. Cuando llegó la Revolución, Fidel Castro prohibió que llegaran más vehículos ni repuestos estadounidenses. Por eso, a partir de 1959 llegaron los Lada rusos en lugar de los Chevrolet, Ford, Buick, Pontiac…

Un consejo vital para conseguir un buen precio en un paseo en coche clásico es alejarte lo máximo de los alrededores del Capitolio. ¡Nos llegaron a pedir 80 CUC por una hora! Entrando en los callejones de La Habana Vieja también encontrarás coches clásicos por un precio mucho más razonable: unos 30 CUC la hora.

Si prefieres evitar negociaciones y que el conductor te recoja directamente en tu alojamiento, puedes reservar online un paseo de dos horas por 66€.

coche clásico en La Habana
Darse una vuelta en un coche clásico es algo imprescindible que hacer en La Habana

5. Visitar un taller de coches clásicos

¿Eres un amante de los coches? Entonces no te conformes con subir a un clásico de los años 50. También puedes reservar una visita a un taller donde los reparan. Es muy curioso ver y escuchar de primera mano cómo se las ingenian para conseguir recambios ya descatalogados después de tantos años. Por ejemplo, es muy común ver coches estadounidenses con motor ruso, ¡Cuba es especial!

6. Perderse por La Habana Vieja, un imprescindible que hacer en La Habana

La Habana atrapa. Nosotros pasamos tres días, pero no nos hubiera importado quedarnos alguno más. Pese a no tener tantos atractivos específicos como otras capitales del mundo, simplemente pasear por sus calles es una auténtica gozada. Piérdete sin rumbo para ver tanto edificios recién pintados con colores vivos como otros a punto del derrumbe. Después del huracán Irma en 2017 la ciudad quedó muy dañada y por desgracia aún se puede observar. Nos gustaron especialmente las calles Cuarteles, Teniente Rey o Mercaderes, entre otras.

Si quieres tranquilidad, pasea por La Habana Vieja antes de las 10 de la mañana. Después se llena de muchísimos turistas.

La Habana Vieja
Observar la vida de los locales es algo muy recomendable que hacer en La Habana

7. Fotografiar las plazas más bonitas de La Habana Vieja

Entre tanto callejón se encuentra la plaza de la Catedral, uno de los rincones más bonitos que ver en La Habana Vieja. La catedral es de estilo barroco, con dos campanarios a los lados, y está rodeada de edificios de piedra con arcadas que crean un conjunto precioso.

La plaza de Armas es digna de mención por ser la plaza más antigua de la ciudad. Allí se fundó formalmente La Habana en 1519. Durante siglos esta plaza fue el centro administrativo de la ciudad, por eso está rodeada de edificio históricos. Ahora es un punto perfecto para pararse a descansar del calor bajo la sombra de los árboles 😉

Plaza de la Catedral en La Habana
Una de las plazas más bonitas que ver en La Habana

8. Rodearse de color en Plaza Vieja y ver qué ocurre en la ciudad desde la cámara oscura

Del color piedra que predomina en la plaza de la Catedral pasamos a la plaza más alegre de La Habana. Plaza Vieja tiene construcciones de diversos colores. Aunque sea “vieja”, la realidad es que está restaurada muy recientemente y las fachadas lucen muchísimo.

Si quieres tener la mejor perspectiva de la Plaza Vieja debes subir a la azotea del edificio Gómez Vila. Está en una esquina de la plaza y ofrece una buena panorámica de toda la ciudad. Además, allí se encuentra una cámara oscura, predecesora de las actuales cámaras de fotos. Podrás ver imágenes de toda la ciudad en tiempo real desde una pequeña habitación. Una experiencia muy chula que hacer en La Habana.

La entrada cuesta 2 CUC.

que hacer en La Habana
¡Las vistas son preciosas!

9. Probar un mojito en La Bodeguita del Medio, una parada obligada que hacer en La Habana

No tiene tantos años como la Plaza de Armas, ¡pero es todo un emblema de La Habana! La Bodeguita del Medio es el bar más famoso para tomar un mojito, el cóctel nacional cubano. Cuesta 6 CUC, el doble que en la mayoría de sitios, y para ser sinceros la bebida no tiene nada de especial. Pero igualmente es recomendable pasar por el diminuto local con pintadas históricas en las paredes.

La Bodeguita del Medio
¡No faltará ambiente!

10. Tomar un daiquiri en El Floridita

En La Bodeguita del Medio se puede leer “Mi mojito en La Bodeguita y mi daiquiri en El Floridita” del puño de Ernest Hemingway. El escritor le dio mucha fama a estos dos bares. El Floridita se conoce como la cuna del daiquiri. Allí puedes tomar un cóctel junto a una estatua de Hemingway en la barra.

Floridita en La Habana
Uno de los lugares más emblemáticos que visitar en La Habana

11. Apreciar el peculiar arte del Callejón de Hamel

Una visita interesantísima que hacer en La Habana es el callejón de Hamel. Se trata de una galería de arte afrocubano al aire libre, así como un proyecto social que fomenta la cultura en el barrio. Este pasaje de apenas 200 metros está lleno de pintadas, frases de artistas y pensadores, esculturas hechas con materiales reciclados… Todo ello hace referencia a dioses de la religión yoruba, de origen africano.

Los domingos son el mejor día para visitar el callejón de Hamel, ya que hay espectáculos de percusión y los artistas llevan ropas y maquillaje muy llamativos.

Callejón de Hamel
Un rinconcito lleno de arte e inspiración

12. Ver un particular homenaje a Gaudí en Fusterlandia

Fusterlandia es otra visita muy curiosa que hacer en La Habana en relación con el arte. No se trata de ningún parque temático, sino de más de 150 casas decoradas por el artista cubano José Fuster. Allí reinan los azulejos, al más puro estilo del famoso trencadís modernista de Gaudí. Este proyecto era un sueño personal de Fuster, que empezó dándole color a su propia casa y ha terminado creando un proyecto artístico comunitario.

13. Pasear por el Malecón, el paseo marítimo de La Habana

Seguro que alguna vez has escuchado la canción “Hasta que se seque el malecón”. Es una expresión muy usada en Cuba que equivale a decir que algo nunca pasará. ¡Y es que el Malecón tiene muchísima agua! El paseo marítimo de La Habana tiene más de 8 kilómetros. A casi todas horas encontrarás gente sentada hablando con amigos, tomando una cerveza o incluso pescando.

El Malecón de La Habana
Un coche clásico por El Malecón

14. Divisar la ciudad desde el Castillo del Morro

Cuando La Habana aún era una provincia de ultramar española se construyó el castillo de los Tres Reyes Magos del Morro. Se encuentra sobre una colina justo enfrente de La Habana Vieja y desde allí hay una hermosa panorámica. También alberga dos restaurantes y una galería de arte. Te recomendamos ir al atardecer para disfrutar de las vistas mientras se pone el sol.

15. Asistir al cañonazo de las nueve, una ceremonia tradicional que ver en La Habana

Asistir al cañonazo de las 21h es algo muy típico que hacer en La Habana. Se trata de una ceremonia con siglos de historia que consiste en disparar un cañón para cuadrar los relojes de toda la ciudad. Se hace desde el siglo XVIII desde la fortaleza de San Carlos de la Cabaña. En origen, también servía para avisar a la población que quedara recluida dentro de las murallas que rodeaban la ciudad para evitar ataques de piratas. Ahora es un espectáculo simbólico donde participan diversos soldados vestidos de época. La entrada cuesta 8 CUC y es recomendable llegar con una hora de antelación para disfrutar el ambiente y conseguir un buen sitio para ver el cañonazo.

16. Volver atrás en el tiempo en la casa de Che Guevara

En 1959 Fidel Castro ordenó a Che Guevara que se trasladara de Santa Clara, donde empezó la revolución cubana, hasta La Habana. El Che se quedó en una casa que aún se puede visitar. Es posible ver su despacho, la habitación donde dormía, fotografías con personalidades del momento, objetos personales… La entrada cuesta 6 CUC.

17. Ponerse a los pies del Cristo de la Habana

Junto a la histórica casa de Che Guevara se alza una enorme estatua de mármol de un Cristo. Fue obra de la artista cubana Jilma Madera en 1958 y simboliza protección a la ciudad. Mide 20 metros y es la segunda figura de un cristo más alta del mundo, detrás del Cristo Redentor de Rio de Janeiro.

La forma más fácil de llegar hasta allí es tomando el ferry hacia Casablanca, que cruza la bahía por 10 CUP (menos de 1 CUC).

18. Pasear por Centro Habana

¡Hay vida más allá de La Habana Vieja! Nosotros nos alojamos en Centro Habana, el barrio que se encuentra al otro lado del Capitolio, y no podemos estar más contentos. Sus calles están llenas de vida. Mientras en La Habana Vieja prácticamente solo hay restaurantes pensados para turistas, en Habana Centro se hace vida local. Hay gente sentada en los portales para conectarse al WiFi, niños correteando por las calles, negocios donde acuden los cubanos… Para nada da la sensación de estar en la capital del país, parece un pueblo donde todos se conocen.

que hacer en La Habana
Una de las escenas típicas en Centro Habana

19. Cenar en La Guarida

¡No te marches de La Habana sin probar la gastronomía cubana! Hay infinidad de paladares -así se llaman los pequeños restaurantes- para todos los gustos y bolsillos.

Uno de los restaurantes más famosos para darse un capricho es La Guarida. Sirve platos cubanos con influencias internacionales por un precio aproximado de 30-40 CUC por comensal. Tiene una azotea con buenas vistas y el edificio palaciego de principios del siglo XX donde se encuentra se ha convertido en una parada popular que hacer en La Habana.

La Guarida La Habana
La famosa escalera de La Guarida

20. Probar la comida callejera

Más allá de los platos refinados de La Guarida, no olvides probar la gastronomía callejera de La Habana. A falta de McDonald’s, buenos son los puestos que venden granizados son sirope, sándwiches de lechón, bollitos dulces, tostones de plátano y mucho más. Si quieres descubrir todos los secretos de la comida callejera en Cuba, puedes reservar este tour.

21. Mover el esqueleto en un espectáculo de música cubana

En las calles de La Habana suena música latina a todas horas. Si quieres apreciar los ritmos cubanos como la salsa, rumba o bolero con bandas de música y bailarines profesionales, hay muchísimos sitios donde pasar una noche increíble.

Algunos de los locales más afamados con los cabarets Tropicana y Parisien, El Guajirito o Habana Café. La mayoría tienen una tarifa de entrada con consumiciones y/o cena que oscila entre los 20 y 70 CUC dependiendo de la opción que elijas. Es obligatorio reservar plaza para el Cabaret Tropicana y el Parisien.

22. Disfrutar del Paseo Del Prado

Desde el Capitolio sale la principal avenida peatonal de la ciudad. Repleto de edificios coloridos y decorado con árboles, el Paseo Del Prado es un lugar muy agradable para caminar tranquilamente.

23. Fotografiar el Edificio Bacardi, un monumento histórico que ver en La Habana

La arquitectura de La Habana es una delicia. Verás varios edificios art decó en la ciudad por la influencia norteamericana durante los años 30 y 40. El primero fue el edificio Bacardí, inaugurado en 1930 como sede de la famosa empresa de bebidas alcohólicas. Por eso tiene un murciélago, símbolo de la compañía, sobre su punta más alta. Actualmente alberga oficinas de una inmobiliaria.

Bacardi La Habana
Uno de los edificios más emblemáticos que ver en La Habana

24. Tomar algo con vistas al Capitolio

Hay diversas terrazas en los alrededores del Capitolio con unas vistas estupendas. Aprovecha el atardecer para tomar algo en las terrazas del Hotel Inglaterra, Iberostar Parque Central u Hotel Saratoga.

Sin duda es una de las mejores cosas que hacer en La Habana para terminar bien el día. Es recomendable llevar repelente de mosquitos, ya que cuando cae el sol empiezan a picar.

25. Visitar el Museo de la Revolución

Para disfrutar de un viaje a Cuba, pensamos que es esencial conocer su historia. Puedes hacer en el Museo de la Revolución, que tiene exposiciones desde la cultura precolombina hasta la actualidad. Se centra principalmente en revolución cubana que tumbó al presidente Batista en 1959, así como la vida de Che Guevara. Por supuesto, no esperes encontrar diversas perspectivas sobre la historia del país. Pero incluso con la parcialidad ideológica, es una visita interesante que hacer en La Habana.

La entrada cuesta 8 CUC e incluye la entrada al memorial Granma. Es un homenaje al barco que trasladó a Fidel Castro y Che Guevara de México a Cuba antes del triunfo de la revolución, así como otros vehículos militares.

26. Pisar la Plaza de la Revolución

Esta plaza histórica es una parada imprescindible que hacer en La Habana. Se trata de una de las plazas más grandes del mundo y sirve como lugar de reunión multitudinaria durante actos de celebración o conmemoración. Por ejemplo, Fidel Castro dio discursos durante horas en esta plaza y allí mismo se le despidió cuando falleció. En el centro se encuentra el monumento a José Martí, una torre de 112 metros que es la construcción más alta de la ciudad.

También son muy famosos los relieves que representan a Che Guevara junto a su lema “Hasta la victoria siempre” y a Camilo Cienfuegos junto a la frase “Vas bien, Fidel”. Eso contestó cuando Castro le preguntó durante un discurso si lo estaba haciendo bien.

Esta plaza está algo alejada del centro de La Habana, a unos 4 kilómetros. Por eso la mayoría de gente aprovecha el paseo en coche clásico para llegar hasta allí.

que hacer en La Habana
La icónica Plaza de la Revolución

27. Visitar el histórico Hotel Nacional

No podíamos olvidar el Hotel Nacional de Cuba. Es probablemente el hotel más famoso de la ciudad desde que se inauguró en 1930. Su diseño lujoso de estilo Art Deco enamoró a personalidades como Ernest Hemingway, Marlon Brando, Winston Churchill… Además, durante las décadas de los 40 y 50 fue el centro de reuniones de la mafia italoamericana.

28. Pasear por el Cementerio Colón

Visitar un cementerio puede sonar como un plan extraño que hacer en La Habana. Pero la necrópolis de Cristóbal Colón es una auténtica obra de arte. Es impactante a nivel arquitectónico, ya que nada más entrar verás un monumental monumento de mármol y una preciosa capilla. Las tumbas están decoradas con esculturas muy elaboradas. Si quieres conocer al detalle qué personalidades descansan allí y los secretos que esconde el lugar, puedes reservar un tour gratuito por el cementerio de Colón.

29. Refrescarse en Playas del Este

Si ya has terminado con todas las cosas que ver y hacer en La Habana, puedes ir de excursión a Playas del Este. Son un conjunto de siete playas a una media hora de la ciudad. No son las más bonitas del país -si vas en busca de eso, dedica unos días a visitar Cayo Santa María-. Pero la verdad es que no están nada mal para refrescarse. Puedes reservar una excursión o negociar con un taxista para llegar hasta allí.

30. Ir de excursión a Viñales

Otra excursión imprescindible que hacer en La Habana es el Valle de Viñales. Es un lugar estupendo para olvidarse de las calles repletas de gente y cambiarlas por un paisaje precioso donde predomina el color verde. Hay un montón de colinas redondeadas cubiertas de vegetación y cuevas que se pueden visitar. Es la región que produce más tabaco en la isla, así que podrás ver cómo enrollan los famosos habanos. Se encuentra a un par de horas de La Habana, así que puedes reservar una excursión para conocer Viñales en un día.

UBICACIÓN DE TODOS LOS LUGARES QUE VER EN LA HABANA

RESUMEN DE TODAS LAS COSAS QUE VER Y HACER EN LA HABANA

¿Qué te contamos en este post?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.