Moscú

Moscú es la capital de Rusia. Siempre lo ha sido, excepto en el periodo del Imperio Ruso, que se trasladó a San Petersburgo.

Fue la ciudad que más nos gustó de Rusia. Tiene un carácter monumental, muy diferente a cualquier otra ciudad europea. Nos impresionaron muchísimo los pedazo edificios de arquitectura soviética. Pero sobre todo, alucinamos con la Plaza Roja de Moscú.

Es el principal icono de la ciudad y el centro político del país, ya que allí se encuentra el Kremlin, sede de operaciones de la presidencia rusa. Pero en la Plaza Roja hay un montón de sitios que ver a parte del Kremlin: la Catedral de San Basilio, los almacenes GUM o el Mausoleo de Lenin. Allí se encuentra embalsamado el cuerpo del famoso revolucionario y se puede visitar.

Moscú es una ciudad enorme. Es la segunda más grande de Europa solo por detrás de Estambul. Conocerla caminando puede resultar poco práctico, así que desplazarse en metro es la mejor opción. Sin lugar a duda, el metro de Moscú nos pareció el más bonito y eficiente del mundo. No nos tuvimos que esperar nunca más de dos minutos en el andén, además que sus paradas son una obra de arte.

Debido a su gran extensión, nosotros recomendamos alojarse en Moscú entre cuatro y cinco noches para conocerla en profundidad. El mejor consejo es intentar dormir lo más cerca posible de una estación de metro.

Uno de los grandes atractivos de Moscú es el Museo de la Cosmonáutica. Todos conocemos la NASA, pero poco se habla de que el primer hombre en llegar al espacio era ruso. En este museo podrás ver un montón de objetos originales y aprender sobre la historia del espacio.

El Kremlin de Moscú es de visita obligada. En ese recinto fortificado se ha concentrado el poder durante siglos. Pero en Moscú hay otro Kremlin muy interesante, el de Izmailovo. ¡Parece un lugar de fantasía! En este caso, tiene poca historia, simplemente se construyó como espacio de entretenimiento. Allí verás edificios muy bonitos y mercados donde comprar algún souvenir a buen precio. ¡Llévate algunas matrioshkas a casa!

Moscú también ejerce como centro centro financiero del país. Y lo que nosotros no nos hubiésemos imaginado nunca es que la ciudad tuviese una zona de negocios tan desarrollada. Se llama Moscow City y tiene rascacielos que no tienen nada que envidiarle a los de Dubái o Nueva York. Merece la pena acercarse allí para conocer esta otra faceta de la ciudad, mucho más moderna.

Moscú es una ciudad muy atractiva y ¡esperamos que la disfrutes!

Botón volver arriba
Cerrar