Anantara Hoi An Resort: nuestro hotel en Hoi An

El Anantara Hoi An Resort fue nuestra elección durante nuestra visita a Hoi An. ¡Y no nos equivocamos! Es uno de los mejores hoteles de la ciudad y nos hicieron sentir como en casa. Hoi An es una ciudad que merece mucho la pena y la disfrutamos un montón. En este post te contamos nuestra experiencia en el Anantara Hoi An Resort.

Dónde alojarse en Hoi An: mejores zonas y hoteles  

Nosotros no somos para nada de quedarnos mucho rato en el hotel. Pero el Anantara Hoi An invita a disfrutar de todos sus lujos. Creemos que merece mucho la pena darse un capricho con el alojamiento en Hoi An. Es una ciudad pequeñita sin mil atractivos concretos por ver, su mayor encanto es salir a pasear por sus calles. Seguramente te apetezca volver al hotel al mediodía, disfrutar de la piscina o echarte una siesta antes de dar un paseo al atardecer, al hora más mágica del día en Hoi An.

20 cosas que hacer en Hoi An  

Anantara Hoi An
Disfrutando de su restaurante vietnamita

ANANTARA HOI AN RESORT: NUESTRO HOTEL EN HOI AN

Ubicación del hotel

Hoi An tiene dos zonas principales donde dormir: el centro histórico y alrededores y la playa. Así que dependiendo de tus preferencias, te convendrá una parte u otra. Nosotros teníamos claro que queríamos disfrutar más de su parte histórica. Viajamos durante temporada de lluvias, así que descartamos totalmente reservar un hotel en la playa.

¿Cuándo es la mejor época para viajar a Vietnam?  

El Anantara Hoi An Resort se encuentra en las afueras del centro histórico. ¡Y eso es un punto positivo! Lamentablemente Hoi An es un destino bastante masificado, especialmente su parte histórica. A nosotros siempre nos gusta poder disfrutar de la tranquilidad y en este sentido acertamos de pleno. Además el hotel solo se encuentra a unos 10 minutos andando del corazón de la ciudad. ¡Así que la ubicación no puede ser mejor! Céntrico pero a la vez tranquilo.

Anantara Hoi An
Trabajando en la habitación del Anantara Hoi An

Habitaciones

Es uno de los puntos fuertes del hotel. Nuestra habitación era muy espaciosa y tenía vistas al jardín (aunque hay otras que ofrecen vistas al río). Tenía un área de living con un sofá y un escritorio que nos fue perfecto para trabajar. La cama, como es habitual en este tipo de hoteles, nos pareció súper cómoda. ¡Aunque con las palizas que nos pegábamos cada día era normal llegar rendidos!

Anantara Hoi An
¡Una pasada de habitación!

En este hotel cuidan cada detalle. Todos los días antes de ir a dormir, el responsable de las habitaciones nos dejaba una hoja de árbol natural deseándonos buenas noches.

Anantara Hoi An
Nos dieron una bienvenida original 🙂

El baño era práctico, grande y tenía todo lo que necesitábamos. Incluido un secador de pelo potente. ¡Que eso siempre se agradece!

Parte del baño de la habitación

Y una de las cosas que más nos gustaron de la habitación fue el balcón. Teníamos un par de sofás muy cómodos para relajarnos antes de ir a dormir y ponernos al día con el blog.

Instalaciones y servicios del Anantara Hoi An Resort

El Anantara Hoi An Resort es espectacular. Está ubicado en la orilla del río Thu Bon y tiene unas vistas preciosas. Los jardines son enormes y preciosos. Es un oasis de paz en medio del bullicio de Hoi An. Cuando entras parece que estés en otro sitio. Como curiosidad, después de 12 días por Vietnam, todavía no habíamos visto el sol. Y fue justo al llegar al hotel que lo vimos por primera vez. ¡Y no veas lo mucho que nos alegramos! Con la luz del sol todo se ve diferente.

Los pasillos del Anantara Hoi An son así de bonitos

La piscina es grande y ofrece vistas al río. Por suerte la pudimos disfrutar durante una mañana, cuando la lluvia paró un poquito.

¡Disfrutando de un día de sol!

Además de sus maravillosas instalaciones, ofrecen varios servicios interesantes de transporte. Para empezar, puedes usar libremente las bicicletas durante toda tu estancia. Es una buena manera de moverse por Hoi An, especialmente si quieres visitar alguna pagoda a las afueras de la ciudad.

También ofrecen servicio de traslado desde o hasta el aeropuerto de Da Nang (el más próximo). El precio es bastante más elevado que coger un taxi. Pero la comodidad del coche, la atención del conductor y tener bebidas y snacks a tu disposición está genial si vienes de un viaje largo 😉

Y no solo ofrecen transporte por carretera, ¡también tienen un barco! Cada día da un paseo por el río Thu Bon al atardecer.

Atención

En la mayoría de hoteles de nuestro viaje por Asia nos han tratado como reyes. Y en el Anantara Hoi An no fue ninguna excepción. Cuando llegamos al hotel, se encargaron de nuestras maletas y nos sirvieron un té de bienvenida. ¡Estaba buenísimo! Además nos pusieron unos cuantos dulces para picar.

Nos tuvieron la habitación preparada antes de tiempo. Y eso se agradece muchísimo después de un viaje cansado. Nos explicaron muy bien las facilidades que tenía el hotel y las actividades que ofrecían. Y sobre todo, una de las cosas que más nos gustaron fue cómo la recepcionista nos introdujo a la habitación.

Por primera vez alguien nos explicó qué teníamos que hacer en caso de que hubiera una emergencia. ¡Y eso es súper importante! Cosas como esta demuestran la profesionalidad de todo su staff. Además de eso, nos alegraban con su mejor sonrisa y un xin chào (“hola” en vietnamita) cada vez que nos cruzábamos con un trabajador del hotel.

Desayuno

En un hotel de estas características es casi imposible que el desayuno te defraude. Se sirve todos los días en el restaurante Lanterns, que ofrece unas vistas preciosas al río. El desayuno es súper completo: tienen todo tipo de pastas, panes, quesos, platos asiáticos, yogures… ¡Una pasada! No echamos nada de menos. ¡Incluso tenían cronuts que nos encantan!

Blanca poniéndose las botas

Restaurantes

En el Anantara Hoi An Resort cuentan con dos restaurantes. Nosotros probamos los dos. Son muy diferentes pero recomendables. El principal es el Riverside. Como su nombre indica, se encuentra en la orilla del río y ofrece comida tradicional vietnamita. ¡Todo estaba buenísimo!

¿Tienen buena pinta o no?

Probamos varios platos y nos encantaron. Especialmente los noodles con ternera. Además el ambiente es muy bonito, especialmente durante la noche. Encienden unos farolillos y puedes disfrutar de una cena muy romántico junto al río.

Disfrutando de unos buenos noodles

Y el segundo restaurante es muy atractivo por su concepto y también por su comida. El ArtSpace es una galería de arte y restaurante a la vez. En este caso sirven pizzas y comida occidental, que va perfecto si llevas bastantes días viajando por el país y quieres cambiar un poco.

La pizza estaba buenísima

La carta te la llevan en un caballete y puedes disfrutar de varios cuadros mientras comes. Las pizzas están muy buenas y las hacen en un horno de leña. ¡Ambos son recomendables!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.