Oceanía

Oceanía es el continente más pequeño del planeta y el más lejano a Europa. Por eso, tiene un toque exótico que llama muchísimo la atención. Y la verdad es que, una vez lo visitas, te quedas con ganas de volver.

Australia es el país más grande de Oceanía. Gran parte de la población australiana se concentra en las ciudades de la costa este del país: Sydney, Melbourne, Brisbane, Adelaida y Canberra, la capital. En la costa oeste destaca Perth. El interior de Australia es completamente desértico, con el sagrado monte Uluru en el corazón del país. Un lugar totalmente distinto pero igualmente fascinante es la Gran Barrera de Coral. Con un territorio tan inmenso, hay una variedad de paisajes impresionante. Te contamos los mejores lugares que ver en Australia.

Nueva Zelanda es la otra gran nación en Oceanía. Enseguida se convirtió en uno de nuestros países favoritos por sus increíbles paisajes. Es un país maravilloso para disfrutar de la naturaleza, conducir durante horas por carreteras solitarias, hacer largas caminatas y contagiarse de la simpatía de los neozelandeses.

Más allá de Australia y Nueva Zelanda, Oceanía tiene un montón de pequeños archipiélagos que probablemente son lo más cercano al paraíso que hay en la tierra. Fiji, Vanuatu, Samoa, Polinesia Francesa o Islas Cook, por ejemplo. Nosotros combinamos nuestro viaje a Nueva Zelanda con las Islas Cook y allí encontramos, sin dudarlo, las playas más bonitas que hemos pisado nunca.

En nuestra guía para viajar a Oceanía encontrarás información turística y consejos útiles. Por ejemplo, te contamos trucos para encontrar billetes de avión baratos a la otra punta del mundo, presupuestos, mejores alojamientos para todos los bolsillos, restaurantes baratos…

No olvidamos contarte nuestra experiencia conduciendo en Oceanía por el lado izquierdo de la carretera. ¡No olvides tramitar tu permiso internacional de conducir! Aunque si prefieres despreocuparte, también puedes recorrer Australia y Nueva Zelanda en autobús.

Botón volver arriba
Cerrar