París

París es una de las ciudades más visitadas del mundo. La capital de Francia tiene un montón de atractivos, conocidos en casi cada rincón del planeta: la Torre Eiffel, los Campos Elíseos, la catedral de Notre Dame… ¡No te faltarán cosas que hacer en París!

En la capital francesa es casi imposible aburrirte. La ciudad es un reflejo del poder que consiguieron los imperios franceses a lo largo de su historia. Sin embargo, la gran transformación de París fue a finales del siglo XIX bajo el dominio de Napoleón II. La reforma la llevó a cabo el Barón Hausmann y acabó con gran parte de la ciudad medieval antigua. Entonces, la capital pasó a ser lo que es ahora, una ciudad con amplios bulevares y edificios modernos. En su día, París llegó a ser la ciudad más moderna del mundo.

Y no se puede hablar de París sin relacionarla con el arte. Desde el siglo XIX y hasta finales de la II Guerra Mundial, la capital de Francia fue el principal centro artístico mundial. Si querías ser artista, tarde o temprano tenías que pasar por París. En esa época se desarrollaron grandes maestros como Descartes, Monet, Hugo o Matisse, entre otros. Y pintores españoles como Picasso o Dali, también pasaron parte de su vida en el país vecino para empaparse de las culturas artísticas del momento. París es arte y el gran legado artístico se puede apreciar en casi cada esquina.

París es una obra de arte. Por eso recomendamos caminar siempre que puedas. La ciudad está muy bien comunicada en metro, pero nosotros siempre creemos que caminando es cómo mejor se descubren los sitios. Así que camina y fíjate en todos sus edificios. ¡Es para fotografiar cada esquina!

Pero el arte no solo se puede ver en las calles, en París también hay algunos de los museos más importantes del mundo como el Louvre, el Orsay o el Centre Pompidou, entre otros.

La Torre Eiffel es el principal icono de París. Se encuentra en las orillas del Sena y fue construida para acoger la Exposición Universal de 1889. Aunque al principio iba a ser demolida después de la exposición, finalmente se conservó. ¿Os imagináis París sin su emblemática torre?

Los Campos Elíseos es la avenida más popular de la ciudad. Allí se encuentran las tiendas más lujosas de París y el famoso Arco del Triunfo de Napoleón. ¡Es precioso!

Pero para precioso, el barrio de Montmartre. Es uno de los más pintorescos del mundo. Te recomendamos subir allí al atardecer para pasear por sus calles y visitar la Basílica del Sagrado Corazón. Si buscas inspiración, siéntate en la Place du Tertre. ¡Allí pintaron algunos de los artistas más grandes de la historia!

Es imposible explicar la belleza de la ciudad en pocas líneas. Lo mejor es calzarse y salir a explorarla. París, enamora.

Botón volver arriba
Cerrar