Belfast

Belfast es la capital de Irlanda del Norte, uno de los cuatro países constitutivos del Reino Unido. La ciudad se encuentra a 2 horas al norte de Dublín, capital de la República de Irlanda, que en este caso, no forma parte de Reino Unido.

Para entender la historia de Belfast hay que trasladarse a 1922.
Irlanda del Norte e Irlanda del Sur se separaron ese año ya que los norirlandeses no quisieron pertenecer al nuevo Estado Libre Irlandés, ahora República de Irlanda. De este modo, siguieron perteneciendo al Reino Unido. Sin embargo, ese conflicto político tuvo graves consecuencias en forma de asesinatos y atentados.

Esa división enfrentó a los unionistas de Irlanda del Norte, que eran protestantes y querían preservar los lazos con el Reino Unido y a los republicanos irlandeses, católicos y partidarios de la independencia o la integración en la República de Irlanda, país de religión católica.

A finales del siglo XX, Belfast era considerada una de las ciudades más violentas del mundo. De hecho, había tres ciudades que todo turista debía evitar, y las tres empezaban con B: Belfast, Baghdad y Beirut.

Los conflictos han ido a menos, aunque todavía sigue habiendo mucha tensión y algunos problemas, pese a que católicos y protestantes comparten el poder.

Evidentemente, la capital sufrió la peor parte del conflicto norirlandés. Una de las mejores cosas que hacer en Belfast es subirse a un black cab, que te llevará por los principales puntos de conflicto. Creemos que es algo imprescindible si visitas la capital.

Hablando de Belfast es inevitable no mencionar el Titanic. La historia del crucero más famoso del mundo va ligada a la de la ciudad. Básicamente porque el Titanic se hizo en la ciudad. En la actualidad puedes visitar su museo para aprender toda la historia del Titanic.

Pero la ciudad también tiene otros atractivos. Uno de nuestros favoritos es su ayuntamiento. Su fachada, de estilo neobarroco, es preciosa.

En las afueras de Belfast también podrás visitar el famoso castillo de Belfast. ¡Parece sacado de un cuento!

Nosotros recomendamos alojarse en Belfast, como mínimo, una noche. Aunque es recomendable pasar más de una para visitar otros imprescindibles de Irlanda del Norte como la Calzada del Gigante o Dark Hedges. La ubicación de Belfast es muy práctica para visitar estos atractivos desde la capital.

¡Esperamos que disfrutes de Belfast y su historia!

Botón volver arriba
Cerrar