Lyon

Lyon es la capital gastronómica de Francia. Es la tercera ciudad por población tras París y Marsella y un fuerte destino turístico. Lyon tiene muchísima historia, que se remonta al periodo romano. De hecho, fue la capital de Galia durante el Imperio Romano y todavía conserva algunos atractivos de ese periodo.

Un ejemplo es el teatro galo-romano, que se trata del teatro romano más antiguo de Francia. Fue construido, nada más y nada menos que en el año 15 aC. ¡Casi nada!

Muy cerca del teatro encontrarás la preciosa Basílica de Notre-Dame des Fourvière. Es el principal icono de la ciudad y se puede ver desde casi cualquier rincón de Lyon. Básicamente porque se encuentra elevada en la colina de Fourvière. Si quieres tener la mejor panorámica de Lyon sube allí al atardecer. ¡Vas a alucinar con las vistas!

Otro aspecto curioso de Lyon es que es atravesada por dos grandes ríos: el Ródano y el Saona, que además confluyen en la misma ciudad. Puedes ir justo al punto de confluencia, donde se encuentra un museo muy interesante.

Sin embargo, entre el Saona y la colina de Fourvière está la preciosa zona medieval y renacentista de Vieux Lyon. Está compuesto por los barrios de Saint-Georges, Saint-Jean y Saint-Paul. ¡Es muy pintoresco! Calles estrechitas, fachadas de colores y un montón de bouchons donde disfrutar de la mejor comida de la ciudad.

En Lyon también destacan los frescos. Cerca del centro de la ciudad podrás ver algunos increíbles. ¡Son enormes! Merece la pena fijarse en todos los detalles.

La parte más comercial de Lyon recibe el nombre de Presqu’île. Es una isla entre los dos ríos y allí se encuentran los principales comercios, hoteles y restaurantes de la ciudad. Alojarse en Lyon es bastante caro, especialmente si quieres dormir en esta zona.

Si buscas ahorrar, la mejor opción es intentar dormir cerca de la estación de trenes Part-Dieu, que está bien comunicada con el aeropuerto o en Perrache, al sur del centro.

Lo más interesante de Lyon es su ubicación, muy cerca de los preciosos Alpes franceses. Desde la ciudad podrás hacer un montón de excursiones interesantes como Grenoble, Annecy o incluso Chamonix-MontBlanc para ver la cima de Europa.

Botón volver arriba
Cerrar