Helsinki

Helsinki es la capital de Finlandia y su principal destino turístico. Este país nórdico no es de los más visitados de Europa, aunque creemos que conocer su capital es algo muy recomendable. La ciudad se encuentra en el Golfo de Finlandia, muy cerca de San Petersburgo y Tallin. Así que si tienes la oportunidad, poder combinar estas tres ciudades es una opción fantástica.

Nos pareció una de las capitales nórdicas más entretenidas. A lo largo de la historia formó parte de Suecia y Rusia, por eso la capital tiene muchas influencias de ambos países.

La catedral de Helsinki es el principal icono de la capital finlandesa. ¡Es preciosa! Está en el centro histórico, que destaca por su tranquilidad y sus casas de color pastel. Es una zona muy agradable para pasear, bastante cerca del puerto.

Como no podía ser de otra manera, en Helsinki hay muchos museos. Lamentablemente, los locales no pueden disfrutar demasiado de las actividades al aire libre por las duras condiciones climáticas en la mayor parte del año. Por eso, es muy común ver a familias visitando museos de forma regular.

En las afueras de la ciudad hay varias islas donde los locales van a desconectar. Las más famosas son las que conforman la fortaleza de Suomenlinna. Está a solo 15 minutos en ferry del centro y merece mucho la pena.

Alojarse en Helsinki no es precisamente económico. Como todas las capitales nórdicas, los precios son algo elevados. Aun así merece la pena quedarse, como mínimo, una noche para descubrir sus imprescindibles.

En Helsinki tampoco te puedes perder el mercado antiguo de la ciudad. Se encuentra junto al puerto y hay paraditas con productos locales. Evidentemente, no puedes perderte el famoso rollito de canela. ¡Está buenísimo!

Helsinki es la menos conocida de las capitales nórdicas, aunque no la menos bonita. ¡Te animamos a descubrirla!

Botón volver arriba
Cerrar