Split

Split es la segunda ciudad más grande de Croacia. Solo la capital, Zagreb, la supera en número de habitantes. A nivel turístico, solo Dubrovnik recibe más turistas. Pero nos parecería un pecado marcharse del país sin conocer Split. Es una ciudad dividida entre la tradición y la modernidad, entre los monumentos históricos y la naturaleza exuberante.

El palacio de Diocleciano es el lugar más emblemático que ver en Split. Allí se retiró el primer emperador romano en abdicar. ¡Cualquiera sigue al pie del cañón pudiendo disfrutar de la vida en Split! En este recinto fortificado se rodó la cuarta temporada de Juego de Tronos. Por eso, la ciudad recibe un montón de fans de la serie.

Al lado del palacio está la Catedral de Split, que era originalmente el mausoleo del emperador. Pero se le dio una segunda vida, convirtiéndola en la catedral más antigua del mundo. Sube a su campanario para tener la mejor panorámica de la ciudad.

Las calles adoquinadas del centro histórico también son de película. Podrás ver ruinas romanas, palacios barrocos, plazas renacentistas… En definitiva, una mezcla preciosa animada por cientos de comercios y restaurantes.

Además de tener tantísimos lugares con historia, Split es una base perfecta para hacer excursiones por Croacia. Podrías pasar meses para ver todos los lugares bonitos que hay alrededor: las islas de Brac o Hvar, los Parques Nacionales de los lagos de Plitvice o Krka o la preciosa isla fortificada de Trogir son solo algunos ejemplos.

En esta guía para viajar a Split por libre te damos un montón de consejos para disfrutar al máximo. Descubre los lugares imprescindibles que ver en Split, los mejores hoteles para alojarse, restaurantes ricos y baratos y mucho más.

Botón volver arriba
Cerrar