Colonia

Colonia es la cuarta ciudad más grande de Alemania. Es conocida mundialmente por su imponente catedral, una de las más grandes y bonitas de Europa. ¡Pero la ciudad ofrece mucho más!

Se encuentra en el noroeste del país, bastante cerca de las fronteras belga y neerlandesa, respectivamente. Está atravesada por el río Rin y gracias al río, la ciudad prosperó muchísimo ya que le dio un papel trascendental en las rutas comerciales, especialmente durante la Edad Media.

La Catedral de Colonia es su principal atractivo. ¡Tardaron más de 600 años en acabarla! Pero sin duda, mereció la pena. ¿Sabías que en su día llegó a ser el edificio más alto del mundo? Ahora con la gran cantidad de rascacielos que hay en el mundo, parece mentira que llegase a ser una catedral, pero lo cierto es que lo fue hasta 1884.

Y lo más fuerte es que resistió al impacto de más de 70 bombas durante la II Guerra Mundial. La Catedral de Colonia es impresionante en todos los sentidos. ¡Así que no puedes perdértela!

Pero la ciudad de Colonia es mucho más que su catedral. Su centro histórico es muy bonito y merece la pena pasear por sus calles para conocerlo. Además, ¿sabías que en la ciudad nació la famosa agua de colonia? Puedes ir a varios locales y comprar los típicos botellines.

Otra cosa muy interesante de Colonia es su ubicación. Está cerca de otros destinos muy interesantes de Alemania. Un buen ejemplo es Bonn, la antigua capital de la República Federal de Alemania y lugar de nacimiento del célebre compositor Ludwig Van Beethoven.

Pero desde Colonia también podrás escaparte fácilmente a Düsseldorf, una ciudad moderna y atractiva. Y si te gustan los barcos, te aconsejamos hacer un crucero por el Rin.

Alojarse en Colonia no es caro. Nosotros dormimos muy cerca del centro por algo más de 60€ por noche. Colonia se puede ver fácilmente en uno o dos días, siendo una escapada ideal para pasar un fin de semana.

¡Esperamos que disfrutes de tu visita!

Botón volver arriba
Cerrar