Elephant Nature Park: ¿un lugar ético para ver elefantes en Chiang Mai?

Elephant Nature Park es el sitio con más buena reputación para ver elefantes en Chiang Mai. ¿Pero es un sitio ético? Hoy en día poder interactuar con elefantes se ha convertido en uno de los mayores reclamos turísticos en Tailandia.

Todo lo que debes saber sobre ver elefantes en Tailandia 

La verdad es que hay muchísimos “santuarios” que ofrecen experiencias con estos animales respaldándose en la ética. Por ejemplo en el Elephant Nature Park limitan mucho el acceso, también el contacto. ¿Pero es eso suficiente para que los elefantes vivan en condiciones? En este post te contamos nuestra experiencia y punto de vista sobre el Elephant Nature Park.

ELEPHANT NATURE PARK: ¿ES UN LUGAR ÉTICO PARA VER ELEFANTES EN CHIANG MAI?

¿Qué es el Elephant Nature Park?

Se trata de un santuario de elefantes fundado en 1990 por Lek Chailert, una conocida activista que lucha por el bienestar animal. Su centro principal está a unos 60 kilómetros al norte de Chiang Mai. Los principales protagonistas del Elephant Nature Park son los elefantes, ¡ya han rescatado más de 200 desde su fundación! La mayoría han sufrido abusos muy graves que les han lesionado física y psicológicamente. Pero también es el hogar de decenas de perros, gatos o búfalos entre otros animales rescatados.

También han conseguido crear muchos proyectos “Saddle Off”. Se trata de acuerdos con familias que viven también en los alrededores de Chiang Mai y usaban los elefantes de forma dañina para ellos. Por ejemplo, como animales de carga o para ganarse la vida divirtiendo a turistas. Mediante el diálogo, consiguen hacerles entender que los elefantes merecen un cuidado mucho mejor. Las familias pueden seguir manteniendo sus ingresos a través de las visitas que reciben como centro adscrito al Elephant Nature Park dando una vida mejor a los animales.

Elephant Nature Park
Poder ver elefantes tan de cerca es un experiencia inolvidable

Visitar el Elephant Nature Park

Es posible hacer visitas de medio día, un día o dos días quedándote a dormir allí. Nosotros te recomendamos dedicarle por lo menos un día entero. También se pueden hacer voluntariados más extensos. Para cualquier tipo de visita es necesario reservar a través de su página web. Se debe hacer con la máxima antelación posible, ya que muchas plazas se suelen agotar semanas antes.

Hay programas muy diversos, pero las visitas de un día cuestan normalmente 2500 bahts (65€). Pero también hay planes que cuestan 6000 bahts (160€), ya que son grupos todavía más reducidos con oportunidad de proundizar mucho mejor en el cuidado de los elefantes. Los beneficios que obtienen de los visitantes se destinan al cuidado de los animales y mejoras en el centro.

Todas las visitas incluyen recogida y vuelta a tu hotel en Chiang Mai, guía durante la visita a los elefantes y comida.

Nuestra experiencia en el Elephant Nature Park: Karen Experience

Nosotros hicimos la Karen Experience, un programa del Elephant Nature Park fuera de su centro principal. Habíamos leído opiniones de todos los tipos, pero en general la mayoría eran buenas. Así que decidimos ir para verlo con nuestros propios ojos. Elegimos este programa porque los grupos eran más reducidos que en el parque principal y pensamos que estaría bien conocer la forma de vida de un pueblo tradicional.

Nos pasaron a recoger en nuestro hotel en Chiang Mai a las 8h en una cómoda minivan. Por el camino nos pusieron un vídeo donde nos indicaban lo que podíamos hacer y lo que no y nos explicaron detalladamente el proyecto. Después de 1:30h llegamos a la zona. Y allí cogimos un 4×4 durante 15 minutos hasta llegar al sitio donde estaban los tres elefantes.

Éramos un grupo de 6 personas. Y eso nos gustó. Al final creemos que esto es positivo para todos: para nosotros y especialmente para los elefantes. ¡Todos menos estresados!

Al llegar nos dijeron que nos pusiésemos repelente y crema solar y que nos lavásemos las manos. En unos minutos les tendríamos que dar de comer a los elefantes y estas sustancias son realmente malas para ellos. También nos dijeron que les tocáramos lo mínimo. Al final son animales que han sufrido muchísimo y todavía se sienten intimidados con el contacto humano. Hasta el momento todo nos pareció genial. Mostraban mucho interés en el bienestar de los animales y eso nos gustó mucho.

Dar comida a los elefantes en el Elephant Nature Park

Así que nada más llegar les dimos plátanos a los elefantes. ¡Cuánto comen! En ese preciso momento, con la emoción y todo no te paras a pensar si estás haciendo bien o no. Al final les estás dando de comer, en teoría no debe haber nada malo. Pero si te paras a pensar, es una situación totalmente fuera de lo normal. Si todavía tienen miedo del contacto humano, ¿porque permiten que 6 desconocidos les alimenten cada día? En una situación normal, ellos mismos deberían recoger su propia comida. Pero por otra parte son animales que difícilmente podrán vivir más en libertad por el pasado tan duro que han tenido.

Nos dio mucha pena porque incluso antes de que llegara la comida, cuando los elefantes nos vieron llegar ya tenían las trompas preparadas. ¡Sabían perfectamente que era la hora de comer bananas! Y esos hábitos no nos parecieron normales.

Elephant Nature Park
Dando de comer a un elefante macho de 8 años

Paseo por el bosque con los elefantes

Después de darles de comer, paseamos 1:30h por un bosque. Nos dijeron que no nos pusiéramos detrás de los elefantes y que tampoco nos acercáramos mucho. Los elefantes siguieron a los mahouts de forma bastante natural. En algún caso, el mahout necesitó unas cuantas bananas para que lo siguiera. Pero en ningún caso vimos ningún tipo de violencia física. Nos gustó la libertad que les dieron en el bosque. Ellos hicieron la suya. No les forzaron a nada. Y poder caminar con esas bestias tan de cerca fue una experiencia única.

Elephant Nature Park
¡Los elefantes son taaaan bonitos!

Después del paseo, los elefantes se fueron a comer y nosotros también. Por caminos separados. El buffet vegetariano fue correcto. Además las vistas desde el comedor eran muy bonitas. Después de comer descansamos un rato y allí empezó la segunda parte del día: la más artificial.

Baño con elefantes en el Elephant Nature Park

Hasta entonces nosotros estábamos bastante contentos por cómo estaba yendo todo. Después de comer bajamos a una piscina de barro donde nos esperaban dos elefantes. Ellos entraron en el agua pero en ningún caso se sumergieron en el barro para que les frotáramos (como figuraba en el plan). Los mahouts tuvieron que salpicarles insistentemente con mucho barro hasta que lograron que se tumbaran. Sinceramente, no nos pareció un comportamiento natural para el elefante. Al final un santuario debería darles libertad y no podía estar más claro que los elefantes siguen un programa turístico muy marcado cada día.

Y después del barro fuimos a bañarnos a un riachuelo. Elefantes y turistas llegamos por caminos separados. Una vez allí, los elefantes ya estaban sumergidos. Y una vez dentro del agua no le paraban de dar comida para que se mantuviera en esa posición. Está claro que si insisten tanto en premiarle es porque saben que el animal no puede estar del todo cómodo. Pero claro, los elefantes debían cumplir todos los pasos del recorrido turístico para contentarnos (les apeteciera o no). Y eso demuestra que la prioridad es el turista y no el elefante (mal para el que debería ser un buen santuario de elefantes).

Elephant Nature Park
Bañarse con los elefantes del Elephant Nature Park fue una experiencia muy bonita

Conclusiones sobre nuestra visita al Elephant Nature Park

Después del río volvimos al campamento. Nos duchamos y nos devolvieron a nuestro hotel. Sinceramente la experiencia fue de más a menos. Al principio nos contaron todas las cosas buenas que hacían para los elefantes y se te caían hasta las lágrimas. Pero una vez allí te das cuenta de que hay mucho marketing. Y que realmente, no es tan bueno como lo pintan. De todos modos hay que agradecer la gran labor que hacen. Salvan a muchos elefantes de condiciones mucho peores y les ofrecen una nueva vida. Aunque allí no descansan. Hacen otro tipo de trabajo (mucho más placentero que los que tenían). Pero no descansan como deberían y como prometen estos santuarios.

Su fundadora dijo en una entrevista: “Lo mejor para los elefantes es poder jugar, vagar libremente y ser ellos mismos”. A nosotros no nos pareció que estuvieran haciendo esto en el poblado Karen que visitamos.

¿Recomendamos ir al Elephant Nature Park?

Si lo haces puramente por ética, no es la mejor opción. Si quieres vivir una experiencia única e inolvidable, sí. Además, estás contribuyendo al posible rescate de muchos otros elefantes maltratados.

Nosotros no fuimos a su centro principal, que es donde tienen a la gran mayoría de elefantes. Tenemos entendido que allí han dejado de permitir que los turistas bañen a los animales. Y esto es un gran paso adelante. Además tras esa decisión dicen que han perdido un 50% de sus ingresos.

De todos modos, pese a que rescatan a muchos elefantes y les dan una vida mejor, no es la que deberían tener en un centro de este tipo. Es decir, que no miran únicamente por el bienestar del elefante sino que hay un negocio detrás. Por ejemplo, cada día muchos turistas les dan de comer y en un centro así deberían prohibir o limitar mucho más este contacto. En ese sentido, creemos que Elephant Nature Park tiene una misión admirable, pero se ha desviado un poco del objetivo principal al ver la oportunidad de negocio.

Como hemos dicho, es muy complicado ver elefantes y que la experiencia sea 100% ética. Son animales salvajes, no tendrían que estar en contacto con los humanos. Por lo tanto, creemos que es mejor visitar el centro principal es mucho mejor que hacer la experiencia Karen. Básicamente porque allí nos permitieron bañarnos con ellos y tocarles. Y eso es mucho peor para estos elefantes. En fin, que cuanto más alejado estés, mejor será para ellos. De todos modos, si quieres estar cerca de elefantes, es mucho mejor visitar Elephant Nature Park que muchos otros falsos santuarios que ofrecen espectáculos con elefantes o montarte en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.