Cómo ir de Roma a Nápoles en tren, bus, coche o avión

Ir de Roma a Nápoles es un desplazamiento muy común para los que visitamos Italia. Son dos ciudades que comparten una historia fascinante, pero a la vez son muy distintas. Así que, ¿por qué no conocer ambas? Solo las separan unos 200 kilómetros, por lo tanto es posible incluso hacer una excursión de un día. Te contamos todas las opciones de transporte para ir de Roma a Nápoles en tren, autobús, coche o avión. También te proponemos 25 cosas que hacer en Nápoles y las mejores zonas para alojarse allí. Nosotros elegimos Napoli City Rooms, cerca de la estación central.

CÓMO IR DE ROMA A NÁPOLES

1. Excursión de un día, si tienes poco tiempo para conocer Nápoles

Si solo puedes dedicar un día a conocer Nápoles y sus alrededores, lo más cómodo es reservar una excursión. No tendrás que preocuparte de organizar traslados ni visitas, además de contar con las explicaciones de un guía para descubrir los secretos de la ciudad.

Pero la gran ventaja es que, al contar con un autobús privado, os desplazaréis mucho más rápido y podréis conocer otros lugares fuera de Nápoles. Por ejemplo, puedes reservar una excursión a Nápoles y el conjunto arqueológico de Pompeya en un mismo día. Otra opción es combinar Nápoles y la preciosa isla de Capri.

ir de Roma a Nápoles
¡Capri merece mucho la pena!

2. Tren, la forma más rápida para ir de Roma a Nápoles

Hay tres tipos de trenes para ir de Roma a Nápoles. Los tiempos de viaje y precios de los billetes varían según la salida concreta. Hay muchísimas salidas desde primera hora de la mañana hasta la noche. Puedes reservar el billete online para cualquiera de los trenes. De hecho, te recomendamos hacerlo porque al comprar con antelación tendrás acceso a precios promocionales. También se pueden conseguir billetes en la estación, pero a un precio más elevado.

  • Regionales. Tardan alrededor de 3 horas y los billetes cuestan entre 10€ y 15 €.
  • Intercity. Tardan unas 2 horas y su precio es similar a los regionales, entre 10€ y 15€.
  • Frecce o Italo. Los trenes de alta velocidad tardan alrededor de una hora en ir de Roma a Nápoles, pero también son los más caros. Los billetes cuestan entre 15€ y 40€. Cuando antes reserves tu billete online, más posibilidades tendrás de encontrar un mejor precio.

Todos los trenes salen desde la estación de Roma Termini, el principal centro de transporte de la ciudad. La mayoría de líneas de autobús y tranvías empiezan y terminan allí. La llegada es a la estación central de Nápoles. Desde allí también es fácil llegar a cualquier punto de Nápoles en metro.

3. Autobús, el transporte más barato para ir de Roma a Nápoles

Si priorizas el ahorro, te recomendamos el autobús para ir de Roma a Nápoles. Reservando online con cierta antelación puedes encontrar billetes por solo 7€. Hay diversas empresas que cubren el trayecto, aunque nosotros te recomendamos Flixbus. La hemos usado muchas veces por toda Europa y su relación calidad-precio es inmejorable. El viaje dura entre 2 horas 30 minutos y 3 horas, dependiendo de la ruta concreta.

Hay dos estaciones de autobuses distintas en Roma: Autostazione Tiburtina y Anagnina. Si puedes elegir quédate con la primera, está más cerca del centro y se puede llegar con la línea azul del metro. Al llegar a Nápoles te dejarán junto a la estación central de trenes, un lugar perfectamente comunicado.

ir de Roma a Nápoles
Una de las estampas típicas en las calles del centro de Nápoles

4. Coche, para hacer una ruta por Italia

Alquilar un coche en Italia es una opción muy popular entre los turistas. Es la forma más práctica de conocer el país a tu aire, sin horarios. Además, te permitirá llegar a pueblitos con encanto que no podrías conocer en transporte público. Un coche es especialmente útil para conocer la Costa Amalfitana desde Nápoles. Si tus planes solo contemplan visitar las ciudades de Roma y Nápoles es más práctico moverse en tren o autobús.

Ir de Roma a Nápoles en coche es muy sencillo: solo tienes que seguir la autopista A1. Está perfectamente indicado cuando tienes que salir para llegar a Nápoles. Esta carretera tiene un peaje que cuesta 15€ aproximadamente. El viaje dura unas 2 horas y 20 minutos. Entre las dos ciudades puedes parar a visitar la abadía de Monte Cassino o el palacio real de Caserta.

Si optas por el coche, es muy recomendable reservar un hotel con parking en Nápoles. El tráfico en la ciudad es horrible y encontrar un hueco para aparcar es un dolor de cabeza.

5. Avión, una mala idea para ir de Roma a Nápoles

Subir a un avión puede parecer la forma más rápida para ir de Roma a Nápoles o viceversa. Pero no es así. Hay 4 vuelos diarios entre Roma Fiumicino y el aeropuerto de Nápoles. El viaje dura solo 50 minutos, pero a ese tiempo hay que sumarle el traslado hacia el aeropuerto y la espera antes de embarcar. Calcula más de 3 horas en total. Además, es con diferencia la forma más cara para ir de Roma a Nápoles. Los billetes más económicos rondan los 80€.

Solo lo vemos una buena idea si aterrizas en el aeropuerto romano de Fiumicino y quieres ir directamente a Nápoles. Así no tendrás que preocuparte por ir hasta el centro de Roma para tomar transporte terrestre. Si aterrizas en Ciampino, el otro aeropuerto de Roma, no tendrás más opciones que ir a Nápoles en bus, tren o alquilar un coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.