Toulouse

Toulouse es una de las ciudades más especiales de Francia. Es la cuarta ciudad más grande del país tras París, Marsella y Lyon. Pero lo cierto es que tiene un ambiente mucho más diferente que las demás. Cuando paseas por sus calles, no tienes la sensación de estar en una gran ciudad. Tiene un ambiente muy encantador, especialmente por la noche.

La ciudad de Toulouse es conocida como la Ciudad Rosa por el color de sus edificios antiguos, hechos con ladrillos en tonos rosados. Además, las fachadas están muy bien decoradas con elaborados mosaicos o mascarones con motivos vegetales. Este estilo tan característico es muy diferente otras grandes ciudades francesas como Burdeos o París.

Buen ejemplo de ello es la Plaza del Capitolio, el corazón de la ciudad. Allí se encuentra el majestuoso ayuntamiento, construido en el siglo XII. Pero hay otros edificios con mucho encanto. Por ejemplo, no puedes perderte en convento de los Jacobinos o la basílica de San Sernín.

Una de las mejores cosas que hacer en Toulouse es contemplar el atardecer junto al río Garona. Hay un ambiente estupendo, con muchos jóvenes que se reúnen allí para terminar bien el día.

Viajar a Toulouse con niños es una idea estupenda. Uno de los principales atractivos de la ciudad es la Cité de l’Espace. Se trata de un centro divulgativo sobre la Tierra, el espacio y las expediciones espaciales. Tiene exposiciones muy interesantes y didácticas orientadas a los más pequeños de la casa.

En esta guía para viajar a Toulouse por libre encontrarás toda la información necesaria para disfrutar al máximo. Te contamos todos los lugares imprescindibles que ver, las actividades más divertidas, los mejores hoteles donde alojarse en Toulouse y restaurantes recomendables a buen precio.

Botón volver arriba
Cerrar