Kamakura

Kamakura es una ciudad increíble a unos 50 kilómetros de Tokio. Tiene una combinación ideal entre playas, montañas y atractivos históricos. De hecho, fue la capital de Japón entre los años 1185 y 1333, un periodo que se conoce como shogunato de Kamakura.

La mayoría de gente visita la ciudad desde Tokio en una excursión de un día. Por eso te contamos al detalle todas las opciones de transporte para ir de Tokio a Kamakura. Un día es suficiente para ver sus imprescindibles, pero si dispones de más tiempo quedarse a dormir en Kamakura es una buenísima idea. Así podrás hacer un recorrido más amplio y pausado.

Hay multitud de templos y santuarios que ver en Kamakura. Pero quizá su monumento más famoso es el Gran Buda del templo Kotoku-in. Es una estatua de bronce de 13 metros de altura creada alrededor del año 1250. El templo de madera que la acogía quedó destruido tras varios tifones, pero el buda ha quedado firme como un símbolo de Kamakura.

Otro lugar emblemático es el templo Hase-dera. Es conocido por los cientos de estatuas dedicadas a las almas de niños que fallecieron. Un lugar muy emotivo que ver en Japón. Pero hay decenas de templos menos conocidos que son igualmente bonitos. Incluso algunos tienen hermosos bosques de bambú, jardines zen o típicas puertas torii rojas.

La mejor forma de descubrir Kamakura es ponerse un calzado cómodo y caminar entre sus templos. Hay varias rutas senderistas muy agradables. Otro plan genial al aire libre es acercarse a la playa. En días despejados se puede contemplar la silueta del majestuoso monte Fuji.

En esta guía para viajar a Kamakura te proponemos un montón de cosas que hacer, los mejores lugares de la ciudad, recorridos para ver los imprescindibles, opciones de transporte y muchos más consejos prácticos.

Botón volver arriba
Cerrar