Hiroshima

Hiroshima es una parada obligada en cualquier ruta por Japón. Es una ciudad marcada por un suceso terrible: la caída de la primera bomba atómica el 6 de agosto de 1945. Es muy emocionante ver cómo han convertido esta tragedia en un llamamiento a la paz en el mundo.

En esta guía para viajar a Hiroshima encontrarás toda la información sobre la historia y atractivos turísticos del lugar. Te recomendamos pasar por lo menos dos días en Hiroshima.

Hay muchísimas cosas que hacer en Hiroshima. La mayoría de lugares se concentran en el Parque Memorial de la Paz, un lugar impactante y emotivo a parte iguales. Allí se encuentra la cúpula Genbaku, los restos del único edificio próximo al epicentro de la explosión que quedo en pie. Se ha convertido en un lugar conmemorativo que vela por la paz en el mundo.

Alrededor de la cúpula hay muchos otros memoriales: la llama de la paz, el monumento a la paz hecho por niños con una preciosa historia detrás, la campana de la paz, el monumento a los estudiantes que murieron o la escultura Puertas de la Paz. Una visita obligada es el Museo de la Paz, estremecedora pero muy necesaria para comprender la tragedia que vivió la ciudad.

Más allá del Parque Memorial de la Paz, hay otros lugares más lúdicos que ver en Hiroshima. Puedes dar un paseo por el precioso jardín japonés Shukkei-en, visitar el templo Mitaki o enamorarse del castillo de Hiroshima.

No puedes marcharte de la ciudad sin probar un okonomiyaki, el plato típico de Hiroshima. Es una especie de tortilla, hecha con una masa a base de huevo y varios ingredientes que puedes añadir a tu gusto.

Por último, te recomendamos dedicar un día a hacer una excursión a Miyajima. Es una isla encantadora cerca de Hiroshima. Allí podrás ver el torii rojo más fotografiado de Japón.

Botón volver arriba
Cerrar