Rusia

Rusia es el país más grande del planeta. ¡Y también uno de los más interesantes! Tiene más de 17 millones de kilómetros cuadrados. ¡Casi nada! De hecho, su superfície es casi tan grande como Plutón. Así que como puedes imaginar, podrás encontrar atractivos muy diversos.

Como curiosidad, Rusia limita con hasta 16 países, más que cualquier otra nación en el mundo. Si quieres hacerte una idea de su tamaño, suena raro pensar que hace frontera con Corea del Norte, ¿verdad? ¡Pues es cierto!

La parte europea del país es la más visitada, especialmente Moscú, la capital del país y ciudad que recibe más turismo. Rusia tiene muchísima historia, especialmente gracias al poder del Imperio Ruso y posteriormente como país dominante de la URSS. Moscú es una ciudad muy interesante y con mucha historia, así que no puede faltar en cualquier viaje a Rusia.

La Plaza Roja es el principal icono de la capital. Es una de las más bonitas e impresionantes del mundo. Allí se coronaron varios zares y en la actualidad alberga los edificios más importantes de la ciudad como el Kremlin, la catedral de San Basilio o el Mausoleo de Lenin.

San Petersburgo es el segundo destino por excelencia del país. El ambiente de la ciudad es mucho más europeo (o menos soviético). Fue la capital del antiguo Imperio Ruso y hay un montón de palacios imperiales para visitar como Peterhof o el Palacio de Catalina.

Además en la ciudad también se encuentra el Museo del Hermitage, uno de los más importantes del mundo. Es más pintoresca que Moscú y recibe el mote de “Venecia del Norte” por los más de 400 puentes que pasan por encima de sus canales.

Pero Rusia es mucho más que Moscú y San Petersburgo, sus dos principales destinos turísticos. En Rusia encontrarás todo lo que busques. ¿Quieres playa? Entonces te recomendamos visitar Sochi, la conocida Riviera Rusa. Gracias a su clima subtropical, muchos rusos van a veranear a sus playas.

¿Te apetece aventura? Entonces no te puedes perder el lago Baikal. Es el más profundo del mundo y gran parte del año está helado. Así que es fácil caminar por encima del hielo y alucinar. Además es un buen punto para conocer la fría región de Siberia Oriental, donde también se encuentra la salvaje Península de Kamchatka y sus volcanes.

Rusia es un destino increíble. Su gran extensión, su rica cultura y su interesante historia, atrapan al viajero. Y si tienes miedo del frío, siempre puedes conocerla en el transiberiano, el tren más largo del mundo.

Botón volver arriba
Cerrar