Zagreb

Zagreb es la capital de Croacia. Aunque no tiene tanto glamour como Dubrovnik, Split y las demás ciudades costeras del país, creemos que es una parada imprescindible en una ruta por los Balcanes. Tiene un aire señorial que nos recordó muchísimo a Viena. Y no es ninguna casualidad, ya que formó parte del imperio Austrohúngaro.

La ciudad alta de Zagreb es la parte más bonita de la ciudad. Sus calles empedradas están llenas de edificios coloridos te conquistarán. El barrio de Kaptol fue el lugar de nacimiento de la capital croata, fundada sobre una colina. Tiene un gran rivalidad con Gradec, el barrio que completa el casco histórico de Zagreb, que curiosamente ocupa otra colina. Date una vuelta por los dos, ¡son preciosos! Y no te pierdas las iglesia de San Marcos, famosa por tener un mosaico con los escudos de la ciudad y de Croacia en el tejado.

En la ciudad baja, en cambio, encontrarás avenidas anchas que contrastan con los callejones de la ciudad alta. Allí todo tiene un aire grandioso, con edificios de estilo neobarroco y art deco.

Y lo que comparten las dos zonas tan bien diferenciadas de Zagreb es el gusto por el arte urbano. Hay un montón de muros con grafitis increíbles y se organizan festivales de música durante los meses más cálidos del año. Incluso en invierno sus calles tienen mucha vida. Los bares están a tope y los fines de semana hay mercadillos para todos los gustos. En cualquier caso, lo mejor que puedes hacer es descubrir los rincones de Zagreb a pie. Es una ciudad muy agradable para pasear.

En esta guía de viaje a Zagreb te presentamos las mejores cosas que hacer en la capital croata. También encontrarás recomendaciones de hoteles donde alojarse en Zagreb para todos los presupuestos y restaurantes buenos y económicos. ¿Listo para viajar a Zagreb por libre? Aquí van un montón de consejos útiles.

Botón volver arriba
Cerrar