Rovinj

Rovinj fue una gran sorpresa durante nuestro viaje a Croacia. Esta pequeña ciudad en la Península de Istria nos recordó muchísimo a Venecia. Por lo tanto, puedes imaginar que es una preciosidad. Las similitudes no terminan en las casas de colores y la torre del campanario. Sino que Rovinj también era originalmente una isla, hasta que los propios venecianos la conectaron con tierra firme rellenando el estrecho canal que la separaba.

En esta guía para visitar Rovinj encontrarás toda la información turística esencial y consejos útiles. Por ejemplo, te recomendamos madrugar para evitar multitudes. Muchos grupos visitan la ciudad con una excursión de un día y sus calles estrechas se llenan de gente. Por eso, lo mejor es alojarse en Rovinj y disfrutar de sus momentos de calma. Te recomendamos las mejores zonas y hoteles para todos los presupuestos.

No hay muchos monumentos, museos o lugares específicos que ver en Rovinj. El verdadero encanto de la ciudad es perderse por sus calles con adoquines y disfrutar del ambiente mágico. Su centro histórico está lleno de edificios de piedra y otros con fachadas de colores. El mejor lugar para tener una buena panorámica de la ciudad es el muelle.

¿Que te apetece refrescarte? No hace falta que vayas muy lejos. La playa Baluota está en pleno centro de Rovinj y suele estar llena de gente en verano. Por eso, lo mejor es alejarse de la zona histórica e ir a la zona verde Golden Cape. Es un enorme recinto perfecto para desconectar paseando, haciendo deporte o bañándose en la playa Lone Bay.

También puedes hacer excursiones desde Rovinj. Hay muchos barcos que van hasta islas cercanas. La más famosa es Sveta Katarina. También puedes conducir a las afueras de la ciudad para alucinar con el maravilloso fiordo de Lim. El río Lim erosionó la tierra durante siglos y acabó conectando con el mar Adriático. Un fenómeno natural único que ver en Rovinj.

Botón volver arriba
Cerrar