Hamburgo

Hamburgo es la segunda ciudad más grande de Alemania después de su capital, Berlín. Y también una de las más importantes a nivel económico ya que alberga el segundo puerto más grande de Europa, solo por detrás del de Rotterdam, en los Países Bajos.

La historia de la ciudad siempre ha ido relacionada con su puerto. Nuestra zona favorita en Hamburgo es el conocido como Warehouse District. Está lleno de almacenes donde en su día los barcos descargaban sus mercancías. Sin embargo, en la actualidad tiene una función completamente distinta a la que desempeñaba siglos atrás. Este distrito forma parte de un proyecto de reurbanización de Hamburgo y se está convirtiendo en una zona muy chula para pasear. ¡Es súper auténtico!

Pero si quieres diversión, no hay nada mejor que visitar Miniatur Wünderland. Como indica su nombre, se trata de una representación del mundo en miniatura. ¡Es una pasada! Y la diversión no tiene edad. Así que tanto si eres pequeño como adulto, seguro que te lo pasas genial descubriendo algunos rincones del mundo a través de figuras en miniatura. Es uno de los museos más chulos que hemos visitado en el planeta.

Pero en Hamburgo también podrás visitar en primera persona algunos de los edificios representados en miniatura. El más famoso es la Rathaus de Hamburgo, uno de los ayuntamientos más bonitos del país.

Sankt Pauli es el distrito más peculiar de la ciudad. Se trata del barrio rojo de Hamburgo y es parecido al de Ámsterdam. Es interesante conocerlo de día, ¡aunque de noche mejor que te quedes en el centro histórico!

Hamburgo tiene un puerto, ¡y también un lago! Pese a ser artificial, el lago Alster es uno de los principales atractivos que ver en Hamburgo. Se encuentra en pleno corazón de la ciudad y pasear por su orilla es una experiencia muy bonita. Tendrás unas vistas preciosas del skyline de la ciudad, siempre dominado por la Rathaus.

Hamburgo es una ciudad que nos sorprendió positivamente. Moverse por Alemania en tren o autobús es un placer, así que invita a conocer este tipo de destinos, no tan conocidos como Berlín, Munich o Colonia.

Botón volver arriba
Cerrar