Frankfurt

Frankfurt es una de nuestras ciudades favoritas en Alemania. Su arquitectura es atípica de una ciudad europea. Nos encantó su contraste: tiene un centro histórico medieval precioso, entre los que destaca la Römerberg, una de las plazas más bonitas de Alemania y luego enormes rascacielos, más típicos de un downtown estadounidense. De hecho, muchos la llaman Mainhattan, comparándola con la famosa isla de Nueva York por sus rascacielos.

Es la quinta ciudad más grande de Alemania y uno de los centros económicos más importantes del continente. Allí se encuentran algunas de las sedes de empresas más importantes del país. Y como no, la sede del Banco Central Europeo.

A priori no aparece como uno de los grandes destinos turísticos del país, pero si tenemos en cuenta que es una ciudad de negocios y el principal centro de transporte aéreo de Alemania, muchos turistas llegan a la ciudad de forma involuntaria.

En Frankfurt está el segundo aeropuerto con más tráfico aéreo de la Unión Europea. Así que muchos turistas aprovechan sus escalas largas en el aeropuerto para conocer los imprescindibles de la ciudad. Aunque honestamente, creemos que merece la pena dedicarle un par o tres de días para conocerla en profundidad.

Alojarse en Frankfurt no es tan caro como en otras ciudades alemanas como Berlín o Múnich. Hay muchísima oferta hotelera. Y si quieres ahorrar, la mejor opción es optar por dormir en Sachsenhausen, al sur de la ciudad.

No te faltarán cosas que hacer en Frankfurt. Quizá la más recomendable es conocer Römerberg. Está llena de preciosas casas medievales, que nos trasladan a la Alsacia. Pero como hemos dicho, Frankfurt es una ciudad de contrastes. Y a pocos metros podrás subir a la Maintower, un mirador de 200 metros de altura que tiene un mirador espectacular.

A nivel cultural, Frankfurt fue el lugar de nacimiento de Goethe, el autor más importante a nivel nacional. Si estás interesado en su obra, puedes visitar la casa donde nació, que actualmente es un museo.

Frankfurt está muy bien comunicada y gracias a eso podrás conocer algunas ciudades en sus alrededores. La más conocida es Heidelberg, que alberga un espectacular castillo renacentista en una colina. Su centro histórico es muy pintoresco y recomendamos su visita.

En Frankfurt no te aburrirás. Nos pareció un destino bastante completo para dedicarle 2 o 3 días.

Botón volver arriba
Cerrar