Phnom Penh

Phnom Penh es la capital de Camboya. Nos pareció una de las ciudades más feas que hemos conocido, pero sin duda, una de las más interesantes.

Entre 1975 y 1979, el país vivió un genocidio por parte de los Jemeres rojos. Estos llegaron al poder bajo el liderazgo de Pol Pot, un dictador comunista radical, que quiso acabar con todo lo urbano y ruralizar Camboya por completo. Eso les llevó a asesinar a jóvenes estudiantes, burgueses y acabar con todo aquello que no estaba relacionado con lo rural.

En Phnom Penh fue donde más se sufrió este genocidio. En la capital tendrás la oportunidad de visitar la prisión Tuol Sleng. Allí los presos eran torturados antes de ser enviados a los campos de exterminio. Una historia realmente dura pero que merece la pena conocer de cerca para aprender de los errores del pasado.

En las afueras de la ciudad se encuentra el campo de exterminio de Choeung Ek. En su interior asesinaron a más de 2 millones de inocentes, en solo 4 años. Si tenemos en cuenta la población de entonces, esos números significan que asesinaron a 1 de 4 camboyanos. ¡Una auténtica barbarie! Además realizaron la mayoría de sus ejecuciones sin utilizar armas de fuego. Nosotros no dábamos crédito mientras escuchábamos la audioguía.

Phnom Penh puede parecer un destino intrascendente pero da para mucho. Nosotros recomendamos dedicarle como mínimo un par de días para conocer todo lo que la ciudad puede ofrecer antes de ir a Siem Reap. Alojarse en Phnom Penh es económico, nosotros te recomendamos dormir allí dos o tres noches.

Al margen de su triste historia marcada por el genocidio, la capital tiene edificios muy bonitos como el Palacio Real de Camboya o el Museo Nacional. ¡Nos encantaron!

Botón volver arriba
Cerrar