Odisea para llegar a las paradisíacas Islas Gili

¡Mucho cuidado a la hora de elegir una empresa para hacer el traslado en barco a las Islas Gili desde Bali! Habíamos leído un montón de opiniones de varias empresas y nos dio la impresión que todas pecaban de lo mismo: impuntualidad y falta de información. Eso, sumado a los 100 accidentes anuales que se producen con lanchas rápidas que llevan a turistas a estas preciosas islas, nos hizo pensar que no había una opción ideal ni segura al 100%.

Consejos para ir de Bali a las Islas Gili sin incidentes  

Así que optamos por comprar los billetes en una de las mil guesthouses de Ubud, donde pudimos regatear y conseguimos dos billetes de ida y vuelta con lancha rápida de la compañía Era Jaya Fast Boat por unos 60 euros. El nombre de la guesthouse es Eka Bali y, vista la experiencia, no la recomendamos para nada pese a la aparente amabilidad del propietario.

Nos pasaban a buscar el martes a las 7:30h, pero la noche antes a las 23h, justo antes de ir a dormir, nos llama el hombre de la guesthouse para decirnos que habría muy mala mar y todas las lanchas rápidas quedaban anuladas los dos días siguientes. Nos ofreció devolvernos el dinero, esperar un par de días en Ubud o coger un ferry que tardaba 5 horas hasta Gili Air. Elegimos esta última opción después de que nos prometiera que el ferry iba directo a las Islas Gili y que era una opción segura. Eso sí, pedimos que nos devolviera el dinero de la vuelta y que nos hiciera un descuento, ya que no era lo mismo tardar 3 horas que 8 (¡aunque al final fueron aún más!).

Al día siguiente todo empezó bien: a las 7:30h nos pasaron a recoger para ir al puerto de Padang Bai. Una vez allí, nos cambiaron la factura de la guesthouse por un billete de la compañía Arjani Tours. Nos tuvieron 2 horas esperando sin informarnos de nada y, cuando llegó el esperado ferry a las 11h, vimos que todas las otras empresas indicaban a sus clientes por donde tenían que embarcar, mientras a nosotros y a otras 40 personas nadie nos decía nada. Acabamos subiendo al ferry después de preguntar si iba a las Gili.

Mentira nº 1

No hay ningún ferry directo de Bali a las Islas Gili como nos quisieron vender. Todos paran primero en Lembar, en la isla de Lombok. Una vez allí nos tenían que recoger para llevarnos a otro puerto de Lombok, a 2 horas en coche y coger una lancha rápida que llegaría a Gili Air en 10 minutos.

islas Gili
Las olas salpicaban todo el ferry, pero el viaje fue bien

El viaje de ferry fue muy bien pese a la mala mar, y eso que yo acabo mareadísima con cualquier barco. Llegamos a Lembar a las 16h, bajamos del ferry y, efectivamente, nos esperaba un chico de la vergonzosa empresa Arjani Tours. Una vez nos reunimos todos, nos explican un cuento chino: el puerto (no llegamos a entender cuál) cerraba a las 16:30h y no podríamos llegar a las Gili ese mismo día. Nos daban la opción de llevarnos a un hotel que teníamos que pagar nosotros para salir la mañana siguiente. La única opción para salir esa misma tarde era ir a un puerto a dos horas de allí y coger lanchas rápidas

Mentira nº 2

Eso es lo que teníamos entendido que había que hacer inicialmente. Pero para eso teníamos que pagar 100.000 rupias más por persona, unos 6€. La mayoría aceptamos después de quejarnos muchísimos y subimos en unos minibuses.

Llegamos al “puerto” que ya era de noche. Eso era una playa con unas cuantas lanchas atracadas allí y unos 15 chicos por allí. Suponemos que eran los propietarios/conductores de las lanchas. Volvemos a esperar sin saber nada durante media hora y, cuando preguntamos, nos dicen que hasta la mañana siguiente no se podría salir hasta Gili Air.

Mentira nº 3

Supuestamente había mala mar aún. Era evidente que las olas estaban más que calmadas, además había varios barcos más circulando delante de nuestros morros. Se embolsaron el dinero para dejarnos tirados igualmente y hacernos perder el tiempo.

Indignadísimos después de pagar un extra para acabar saliendo al día siguiente y tener que pagar un hotel pedimos que llamaran a la empresa, ya que supuestamente en el puerto no sabían nada de nosotros. La hipótesis es que como no queríamos pagar más nos mintieron con el tema de las olas para no llevarnos. Después de una hora de llamadas telefónicas entre ellos donde nadie se hacía responsable, nos llevaron a otro puerto que hay a 10 minutos en coche, más cercano a Gili Air. Quizá desde allí “había menos oleaje” decían… A todo esto eran las 20h, llevábamos más de 12 horas en marcha para nada.

En aquel otro puerto más de lo mismo, nadie quería llevarnos. Encima nos querían colar que nos quedáramos a dormir en una guesthouse allí mismo, que seguro que sería parte de la estafa. Daba muchísima rabia e impotencia ver las lucecitas de las tres islas Gili a pocos metros y saber que nos seguían mintiendo en la cara.

Cuando vimos que un grupo se marchaba hacia Gili Trawangan nos pusimos como locos a pedir explicaciones. Unos chicos que estaban por allí con una barca suficientemente grande para llevar a los 30 que estábamos allí tirados vieron oportunidad de negocio. La barca daba bastante mal rollo, toda de madera, con el techo hecho trizas, se veía bastante cascada. Aún así, preferimos jugarárnosla pagando 100.000 rupias más y llegar a Gili Air, por fin, después de 14 horas de viaje infernal.

islas Gili
El barco que nos acabó llevando a Gili Air

El trayecto duró apenas 10 minutos y fue chulísimo, con un cielo estrellado precioso y la luna iluminando. Cuando llegamos nos metimos en la cama como si hiciera 3 días que no dormíamos. Una vez en Gili Air tenemos que decir que la odisea valió la pena, ¡vaya pasada de isla!

Moraleja de nuestra aventura para llegar a las Islas Gili

Más vale pagar un poco más por viajar en condiciones y con empresas mínimamente honradas.

Total
21
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Albert Serratacó Sanchez.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.