Estocolmo

Estocolmo es la preciosa capital de Suecia. Para nosotros, es la capital escandinava más bonita. La ciudad se encuentra a las orillas del Báltico, rodeado de un precioso archipiélago donde los locales tienen casas para veranear o pasar un fin de semana.

La capital sueca es también uno de los centros culturales más importantes de los países nórdicos. Cada año alberga la ceremonia de los Premios Nobel, unos de los más prestigiosos del planeta. Además hay un museo donde podrás ver objetos personales de algunos de los galardonados y aprender sobre la historia de los galardones.

Pero el Museo Nobel no es el único interesante en Estocolmo. ¡En realidad hay un montón! Por ejemplo el Museo Vasa. Es el perfecto ejemplo de que un museo no necesita cuadros para ser interesante. Este museo alberga un navío del siglo XVII que se conserva casi intacto. ¡Es espectacular! De hecho, es el museo más visitado de Escandinavia.

Sin embargo, el principal atractivo de Estocolmo es el Gamla Stan. Se trata de su centro histórico. ¡Es súper pintoresco! Allí fue donde nació la ciudad y está lleno de calles encantadoras y plazas coloridas como Stortorget, el corazón de Estocolmo.

Igual que España, Suecia es una monarquía constitucional. ¡Así que también tienen familia real! Y lo más curioso es que en Estocolmo podrás visitar su residencia, ya que está abierta al público en horarios determinados. ¡El Palacio Real merece mucho la pena!

Si quieres tener una de las mejores vistas de Estocolmo te aconsejamos ir al puente Skeppsholmen. Aunque lo cierto es que en Estocolmo hay un montón de miradores. A parte del puente, nuestros favorito es el de Monteliusvägen. Además puedes aprovechar para explorar la isla de Södermalm, la zona más hipster de Estocolmo. Hay un montón de cafeterías, boutiques y galerías de arte.

Moverse por Estocolmo es muy fácil. Es una ciudad muy agradable para pasear, aunque estamos seguros que querrás moverte en metro. El metro de Estocolmo está considerado como la galería de arte más grande del mundo. Sus estaciones de tren están súper bien decoradas y son otro atractivo más de la ciudad.

Alojarse en Estocolmo no es barato, aunque merece la pena dedicarle, como mínimo, un par de noches. Creemos que la capital sueca es ideal para descubrirla en un fin de semana. ¡Es encantadora!

Botón volver arriba
Cerrar