Vilna

Vilna es la preciosa capital de Lituania. Igual que las demás capitales bálticas, Tallin y Riga, tiene un centro histórico con mucho encanto. Es una ciudad perfecta para hacer una escapada de fin de semana, ya que pasando dos días en Vilna tendrás tiempo de visitar sus principales atractivos.

El centro histórico de Vilna es una de las ciudades medievales más bien conservadas de Europa. Lo mejor que puedes hacer es caminar sin rumbo fijo y perderte entre sus calles encantadoras. Los adoquines y los edificios de diversas épocas te harán volver atrás en el tiempo.

En contraste con la zona histórica, hay una república independiente dentro de Vilna. Hablamos de Uzupis, el barrio más bohemio de la ciudad. En la década de los 90 se instalaron allí un montón de artistas, por eso tiene un ambiente vibrante, eventos culturales y arte callejero. Uzupis tiene su propio presidente y una constitución muy curiosa que puedes leer en las paredes de una de sus calles.

Si quieres ver la ciudad desde otra perspectiva tienes que subir a la torre de Gediminas. Es una fortificación del siglo XIV construida sobre una colina con vistas estupendas. Aunque para buen mirador, la torre de televisión de Vilna. Es el edificio más alto de Lituania con sus 326 metros.

En nuestra guía para viajar a Vilna podrás encontrar información turística, mapas con los principales atractivos y consejos para disfrutar al máximo tu visita. Te contamos los lugares imprescindibles que ver en Vilna, planes divertidos que hacer y buenos restaurantes baratos. También te recomendamos las mejores zonas y hoteles donde alojarse en Vilna, con ideas para todos los presupuestos. Afortunadamente, es una ciudad bastante barata en comparación con la mayoría de capitales europeas.

Si ya has tenido tiempo de ver la ciudad, te proponemos las mejores excursiones desde Vilna. Puedes visitar Kaunas, Trakai o alguno de los hermosos parques nacionales de Lituania.

Botón volver arriba
Cerrar