Bolonia

Bolonia es una de las ciudades más interesantes de Italia. A priori no es uno de los principales destinos turísticos del país, pero su visita merece mucho la pena. Es uno de los secretos mejor guardados del país transalpino. Esta ciudad, ubicada cerca de los Apeninos, conserva el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa solo por detrás del de Venecia.

Hay un montón de cosas que hacer en Bolonia. Como en la mayoría de ciudades de Italia, te vas a hartar de hacer visitas culturales. Y es que en Bolonia se encuentra la universidad más antigua del mundo occidental. Lleva abierta desde 1088 y pasaron personas como Dante Alighieri, Petrarca o Copérnico, entre otros. ¡Casi nada! Hoy sigue abierta y se considera una de las más prestigiosas del continente.

El skyline de Bolonia está marcado por sus dos torres medievales, Garisenda y Asinelli. Datan del siglo XI y XII, un periodo en el que se construyeron muchas torres en la ciudad. Sin embargo, en la actualidad solo quedan estas dos y son el principal icono de Bolonia. Desde arriba tendrás una panorámica preciosa, incluso podrás ver los Apeninos.

Pero Bolonia es mucho más que sus dos torres. A nuestro juicio, tiene unas de las plazas más bonitas del país. La Piazza Maggiore y la Piazza de Neptuno nos robaron el corazón.

Sin duda no te puedes marchar de la ciudad sin vivir un aperitivi. Cuando tocan las seis, muchos locales acuden a los bares de Bolonia para disfrutar de un buen aperitivo. Forma parte de la vida social de los italianos, así que es un buen momento para socializar.

Otro de los grandes atractivos de Bolonia es el museo Ducati. Esta famosa marca italiana es originaria de la ciudad, así que el museo no podía estar en un mejor sitio. Si eres un amante del mundo del motor, no te lo puedes perder.

Bolonia es fácilmente accesible desde Florencia, Verona, Milán o Venecia. Así que si te sobra algún día en alguna de estas ciudades, puede ser un complemento perfecto a tu viaje.

Botón volver arriba
Cerrar