Bérgamo

Bérgamo es una de las ciudades más visitadas de Lombardía. Es una excursión perfecta desde Milán, especialmente si llegas a la capital lombarda a través del aeropuerto de Bérgamo. Algunas compañías low-cost operan allí, así que puedes aprovechar para conocer esta ciudad antes de volver a casa.

La ciudad de Bérgamo está dividida en dos: la Città Alta, su zona histórica, que es donde están la mayoría de atractivos y la Città, más moderna, residencial y no tan atractiva para el turista.

El centro histórico de Bérgamo, ubicado en la Città Alta, está rodeado por murallas del siglo XVI. Durante el periodo de dominación veneciana, reforzaron el sistema defensivo de la ciudad. Y eso hace que Bérgamo sea una de las pocas ciudades italianas que está completamente rodeada por murallas. ¡Es parte de su atractivo!

En el interior de la Città Alta nos enamoramos de sus plazas. Especialmente de la Piazza Vechia y sus edificios.

Bérgamo tiene varios edificios religiosos preciosos. ¡Aunque esto en Italia no es ninguna sorpresa! Los dos más conocidos son el Duomo y la Basílica de Santa Maria Maggiore.

Pasear por las calles de la Città Alta es un lujo, aunque también te recomendamos conocerla desde otra perspectiva. En este caso puedes subir a la Torre del Gombito. El acceso es gratuito y desde arriba tendrás unas vistas privilegiadas de la ciudad.

Alojarse en Bérgamo no es imprescindible, aunque sí recomendable. Muchos la visitan en un día desde Milán, aunque si vuelves desde el aeropuerto de Bérgamo, puedes aprovechar para dormir cerca e ir directamente al aeropuerto. Evidentemente, es mucho más barato que pasar la noche en Milán.

No es de las ciudades más famosas y conocidas que ver en Italia, pero no está mal descubrirla si tienes pensado hacer una ruta por el norte de Italia.

Botón volver arriba
Cerrar