Heidelberg

Heidelberg es un destino turístico muy importante en Alemania. Es conocida mundialmente por su famoso castillo renacentista, ubicado en una de las múltiples colinas del valle del río Neckar. Además, la ciudad también es conocida por albergar la primera universidad del país.

De hecho, siempre aparece en la parte alta de los ránkings de las ciudades con mejor calidad de vida de Alemania. Solo hace falta abrir los ojos y ver que está rodeada de naturaleza. Al margen de la colina en la que se encuentra el castillo, hay otras muy interesantes. En una de ellas está el precioso Paseo de los Filósofos, uno de los principales atractivos de Heidelberg. Locales y turistas suben hasta allí para hacer deporte o estirar las piernas mientras observan las vistas. ¡Son preciosas!

Para llegar hasta allí deberás cruzar el famoso Alte Brücke, el puente más emblemático de Heidelberg. ¡Lleva en pie desde 1788! Y como no podía ser de otra manera, aparece en la mayoría de postales de Heidelberg.

El centro histórico barroco de Heidelberg es de otro planeta. Poder pasear por sus calles es un auténtico lujo. Especialmente si madrugas y aprovechas para hacerlo sin los grupos guiados que empiezan a llegar a partir de las 10:00h. Encontrarás un montón de iglesias y casas antiguas que te teletransportarán a siglos pasados.

Nosotros recomendamos alojarse en Heidelberg como mínimo una noche para conocer sus imprescindibles. Aunque es muy común visitarla como excursión de un día desde Stuttgart o Frankfurt. Verla de noche también es muy bonito, especialmente si el clima es favorable y puedes sentarte en alguna de sus terrazas a degustar una buena cerveza.

Y si te apetece disfrutar todavía más de la naturaleza, entonces te recomendamos ir a Baden-Baden. Está a apenas 100 kilómetros de Heidelberg y te adentrarás en la Selva Negra, uno de los lugares más fascinantes que ver en Alemania. ¡Un país increíble!

Botón volver arriba
Cerrar