Salt Lake City

Salt Lake City es la capital del precioso estado de Utah, uno de nuestros favoritos en Estados Unidos. Aunque el estado en sí es bastante turístico porque se encuentran algunos de los mejores parques nacionales del país, pocos se acercan a conocer Salt Lake City. ¡Y creemos que merece la pena!

Bueno, nosotros le tenemos mucho cariño porque Albert es un gran aficionado de los Utah Jazz, equipo de la NBA que juega en Salt Lake City. Así que nos acercamos a conocerla para poder ver un partido. ¡Y la ciudad nos sorprendió!

Seguramente enseguida la relaciones con los mormones. Y es que los primeros colonos que se asentaron en la ciudad y alrededores eran, precisamente, seguidores de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

El principal icono de la ciudad es su Templo. ¡Es espectacular! Fue construido solo seis años más tarde de la fundación de la ciudad, así que es una construcción histórica y muy significativa para los locales. Se trata del templo mormón más grande del mundo y la verdad es que impone mucho por sus dimensiones.

A parte del Templo y de los Utah Jazz, el principal encanto de Salt Lake City es que está rodeado de naturaleza. Pero, ¿por qué se llama así la ciudad? Porque en las afueras se encuentra en Great Salt Lake (el Gran Lago Salado). Se trata del sexto lago más grande de Estados Unidos, el primero después de los cinco Grandes Lagos. Pero como indica su nombre, la particularidad de este lago es que concentra unos índices de salinidad mucho más altos que cualquier otro lago. Así que si decides bañarte, especialmente en el extremo norte del lago, notarás que puedes flotar con facilidad.

El Gran Lago Salado es uno de los principales atractivos de Salt Lake City. Muchos locales y turistas se acercan para pasar el día rodeados de naturaleza y tranquilidad. La parte más turística es Antelope Island. Allí podrás ver bisontes, antílopes, coyotes u otros animales. Pero lo que más nos gusta, es que siempre estarás rodeado de montañas.

Y creemos que esto es algo especial de la ciudad. Es muy bonito ver cómo, estés donde estés, las montañas nevadas te abrazan.

Otro de los monumentos más visitados de Salt Lake City es el precioso Capitolio del Estado de Utah. Se encuentra en una zona residencial muy bonita. Si has estado en Washington, verás que son parecidos ya que el de la capital de Estados Unidos sirvió como inspiración.

Alojarse en Salt Lake City es recomendable. Al menos dormir una o dos noches. Si te gusta esquiar, puedes ir a Park City, un paraíso para los amantes de los deportes de invierno.

Salt Lake City no tiene un gran marketing, pero sí muchas posibilidades. Normalmente se desmarca de una ruta por la Costa Oeste de Estados Unidos, pero si te animas a subir hacia los salvajes estados de Wyoming y Montana, no puedes perdértela.

Botón volver arriba
Cerrar