Auschwitz

Auschwitz es uno de los lugares más tristes del planeta. Los campos de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau fueron el centro de exterminio más grande del nazismo en Europa. Se encuentra a solo 43 kilómetros de Cracovia, siendo la excursión más popular desde la segunda ciudad más importante de Polonia.

Solo entre 1940 y 1945, en Auschwitz los nazis acabaron con la vida de más de 1.100.000 de personas (el 90% eran judíos).

Cuando el recinto estaba en funcionamiento, hubo tres campos principales, aunque en la actualidad solo puedes visitar dos.

El primero es Auschwitz I, donde está la puerta que indica “Arbeit macht frei” (el trabajo os hará libres). Era un campo de concentración y acabaron asesinando cerca de 70.000 personas en su interior. Allí todos los prisioneros eran obligados a realizar trabajos. Las condiciones eran precarias, y junto a la desnutrición y falta de higiene, moría muchísima gente. Aunque posteriormente también construyeron una cámara de gas y un crematorio, que fueron utilizados durante 1941 y 1942. Pero a priori, a diferencia de Auschwitz-Birkenau II, era un campo de trabajo y no de exterminio.

Y a apenas 4 kilómetros se encuentra Auschwitz-Birkenau II. Hay un bus gratuito que conecta ambos campos. Fue el principal campo de exterminio, donde mataron a más de un millón de personas. Seguramente habrás visto mil veces la entrada del campo con las vías de tren. Miles de personas llegaban en tren procedentes de varios rincones del país. El trayecto era durísimo, apenas comían y bebían, pero lamentablemente lo que les esperaría era todavía peor.

En sus cámaras de gas asesinaban hasta 2.500 prisioneros por turno. ¡Una auténtica brutalidad! Visitar este sitio tiene que servir para aprender lo crueles que pueden llegar a ser las personas y para que no vuelva a ocurrir jamás.

Antes de visitar Auschwitz, recomendamos leer el testimonio de Primo Levi, “Si esto es un hombre”. Trata sobre su experiencia en el campo de concentración. ¡Aterrador! Pero te servirá para entrar en contexto.

Ir de Cracovia a Auschwitz es muy fácil. Hay muchas frecuencias de autobuses diarias. Si prefieres contratar una excursión, también encontrarás bastante oferta. Incluso si quieres combinar la visita con las minas de sal De Wieliczka, las más antiguas del mundo.

Botón volver arriba
Cerrar