Venecia

Venecia es una de las ciudades más visitadas, no solo de Italia, sino de todo el mundo. La magia de sus canales atrapa cada año a millones de turistas, que se acercan a esta joya del Adriático para navegar en sus góndolas.

Es un destino peculiar en todos los sentidos. Primero por su ubicación geográfica: la ciudad está construida sobre un archipiélago de 118 islas. Eso sí, todas muy pequeñas y conectadas entre sí por puentes. ¡En Venecia hay casi 500! Por eso caminar por sus calles es sinónimo de perderse, pero merece mucho la pena. Algunas tienen salida (y otras no).

Venecia tiene muchas joyas arquitectónicas a parte de sus canales. Quizá la más conocida es la Piazza San Marco, una de las más bonitas del país. Allí se encuentran algunos de los principales atractivos de Venecia como el Palazzo Ducale o la Basílica de San Marcos. Ambos edificios son espectaculares y le añaden muchísima elegancia a la plaza, siempre coronada por el Campanile de San Marco.

Nosotros siempre decimos que Venecia se puede conocer desde tres perspectivas: paseando por sus calles, desde la góndola y desde el mirador del Campanile. Desde arriba tendrás unas vistas preciosas de la ciudad, donde apreciarás su curiosa distribución.

En Venecia no circulan coches. Ni hay trenes, ni metro, ni autobuses. Allí solo hay góndolas, vaporettos y muchos turistas. Así que pese a que no hay tráfico motorizado, sí deberás sufrir las grandes multitudes. Por eso te recomendamos visitarla muy pronto por la mañana o por la noche, cuando sus calles se vacían. ¡Luce completamente diferente!

Pasear en góndola es algo imprescindible que hacer en Venecia. Aunque sinceramente, es bastante caro. Una buena forma para ahorrar es compartirla con otros viajeros.

Uno de los emblemas de Venecia es el Ponte di Rialto. De los 455 que tiene la ciudad, este es el más famoso. Se construyó en 1588 y fue el primer puente que cruzó el Gran Canal.

Pero lo mejor de Venecia es perderse por sus laberínticas calles y conocer sitios no tan masificados como el barrio de Cannaregio. Allí muchos turistas no llegan y es una zona interesantísima. Se trata del antiguo barrio judío de Venecia y residieron grandes nombres como Tiziano o Marco Polo.

Alojarse en Venecia es caro y la mayoría de hoteles son bastante anticuados. Si quieres ahorrar, la mejor opción es dormir en Mestre. Se encuentra en la Italia peninsular, a apenas 10 minutos en autobús. Los precios de los hoteles en Mestre son mucho más económicos, así que es una buena forma de ahorrar.

Venecia es una ciudad única en el mundo. Hay muchas ciudades apodadas como Venecia del Norte, pero ninguna es como la original. ¡Esperamos que la disfrutes!

Botón volver arriba
Cerrar