Safari por el desierto de Abu Dhabi

Después de un día muy intenso de viaje ya estamos en Abu Dhabi. Ayer hicimos una escala de 8 horas en Düsseldorf muy bien aprovechada y nada más aterrizar en Emiratos Árabes nos hemos lanzado a conocer su precioso desierto gracias a la cortesía de la empresa Abu Dhabi Desert Safari.

Hemos tenido una hora de viaje en un 4×4 hasta llegar al desierto. Hemos ido acompañados de una familia argentina muy maja que nos ha hecho el trayecto muy agradable compartiendo aventuras viajeras. Antes de adentrarnos en las dunas hemos hecho una paradita de 10 minutos para tomar aire antes de empezar una hora de conducción loca.

desierto abu dhabi
Correr descalzos por las dunas es pura felicidad

Si vienes a Abu Dhabi déjate de Ferrari World si quieres emociones fuertes, la conducción extrema por las dunas es pura descarga de adrenalina. Agárrate bien porque los conductores van a lo loco. Al principio asusta ver como las ventanas se llenan de arena mientras bajas de lado. Pero en cuanto subes y bajas cuatro veces empieza la diversión. Hemos acabado bastante mareados, pero lo que te ríes dentro del coche lo compensa todo. Menos mal que hemos parado un par de veces para hacer fotos y que no habíamos comido mucho 😀

Después de alrededor de una hora de montaña rusa por las dunas hemos llegado a un campamento de estilo árabe. Allí hemos pasado el resto de la tarde hasta que se ha hecho de noche. Albert no ha tenido suficiente con ir en el asiento de atrás del 4×4 y ha conducido un quad por las dunas mientras yo me recuperaba del mareo. Después nos hemos estrenado con un paseo en camello cuando ya empezaba a ponerse el sol, una experiencia super bonita.

desierto abu dhabi
Felices durante nuestro primer paseo en camello

En el campamento había un montón de tiendas para hacer distintas actividades: ponerse un traje tradicional árabe, tomar un té, fumar shisha, hacerse un tatuaje de henna, tomar un té o surfear por las dunas con una tabla. Para acabar el día, hemos visto un par de espectáculos de danzas tradicionales árabes: una chica que bailaba danza del vientre y un chico que se ha estado literalmente 10 minutos girando sobre si mismo al ritmo de la música con un traje muy pomposo. ¡Espectacular! Para acabar el día, hemos cenado allí mismo de un buffet que estaba bastante apañado. No había muchísima variedad de cosas, pero la mezcla entre la comida árabe cargada de especias y platos más internacionales ha sido un acierto para gustar a todo el mundo.

desierto abu dhabi
Albert se ha metido totalmente en el papel 🙂

Si alguien se anima a hacer un safari por el desierto de este tipo, recomendamos muchísimo que sea por la tarde. La puesta de sol en las dunas es pura belleza. No somos muy amigos de los tours organizados, pero nos ha encantado la experiencia porque no es algo que pudiéramos hacer por nuestra cuenta. Además, el conductor-guía era majo pero sin ser pesado hablando todo el rato, algo que nos pone muy nerviosos.

En definitiva, un día muy diferente que volveríamos a repetir mañana mismo. Pero ya tenemos otro plan, visitar la impresionante mezquita Sheikh Zayed. La hemos visto desde el autobús que nos ha traído al centro desde el aeropuerto y desde lejos ya nos hemos quedado alucinando por su grandeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Responsable » Los Traveleros Worldwide S.L.
Finalidad » Gestionar y responder tus comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Siteground (proveedor de hosting de Los Traveleros) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Siteground.
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Más información aquí.